eldiario.es

Menú

Divide et vinces

Muchas veces en la vida, en general, y en matemáticas, en particular, tenemos ante nosotros un problema que no sabemos atacar (entendiendo atacar como tratar de resolver). En ocasiones, los matemáticos usamos un paradigma heredado, hasta donde yo sé, de Julio César, conocido como Divide y vencerás; en latín, Divide et vinces (o Divide et impera; Divide ut regnes) y, en griego, creo que διαίρει καὶ βασίλευε.

Este método, en lenguaje coloquial, consiste en dividir el problema en trozos más pequeños, resolver esos trozos y luego pegar las soluciones para tener la solución del problema completo, al estilo que nos marcaba Descartes en su Discurso del método: dividir cada una de las dificultades que se examinase en tantas partes como fuera posible y cuantas requiriese su mejor solución.

Dibujo de Julio César /Fuente: http://horusart.deviantart.com/

Seguir leyendo »

Susana Superstar

Dos cosas parecen haber quedado claras tras la conferencia política celebrada por el PSOE este fin de semana en Madrid. La primera, que “El PSOE ha vuelto”, según palabras, no del todo afortunadas de su secretario general, por lo que supone de haberse ausentado de la sociedad española, algo de lo que Rubalcaba y su dirección tienen bastante culpa; y la segunda, que la Presidenta Andaluza, Susana Díaz, tiene bastante responsabilidad en ese regreso.

A tan solo una semana del congreso regional, en el que el PSOE de Andalucía consagrará a Susana Díaz como primera secretaria general del partido en la federación más poderosa del socialisrmo español, el cónclave recién celebrado en Madrid ha servido para comprobar cómo la Presidenta de la Junta ha superado, con excelente nota, su primer gran examen orgánico a nivel nacional.

Si antes del cónclave todos los ojos del PSOE, y de fuera de él, estaban posados sobre ella, tras la cita madrileña, su figura emerge claramente reforzada y como claro referente para un partido muy necesitado de ellos.

Seguir leyendo »

Andalucía, fiel de la balanza en el PSOE

Rubalcaba y Díaz en la Conferencia Política para construir un nuevo ideario

La Conferencia Política de este fin de semana ha servido para tomar la temperatura a un PSOE que casi todos daban por acabado. Y la sorpresa ha sido descubrir que el muerto está más vivo de lo que parecía. Cierto es que algunos salen más vivos que otros. En realidad, cuanto más moribundos han entrado algunos al Palacio de Congresos de Madrid -véase Rubalcaba, febril y mocoso- más revitalizados lo han abandonado. Y viceversa. Carme Chacón hizo su entrada cortejada por un enjambre de cámaras y se despedía al final de la tarde con apenas media docena de seguidores dándole el adiós al pie del coche. Mientras, Tomás Gómez, que junto al alcalde de Toledo intentó forzar sin éxito unas primarias adelantadas, mataba el rato con escasa compañía en la cafetería del recinto.

La excepción ha sido Susana Díaz, que entró muy fuerte y ha salido aún más consagrada como figura clave del nuevo socialismo. Su papel al frente de la federación más importante del partido ha sido determinante para impedir lo que muchos creían inevitable, que toda la conferencia girara en torno a dos fechas: la de las primarias y la del entierro de Rubalcaba. Andalucía, al igual que ocurre en el debate territorial, ha actuado en Madrid como fiel de la balanza, como punto de equilibrio en un partido tensionado por el sentimiento de culpa, la frustración, el profundo desencuentro con el PSC y las legítimas ambiciones de varios dirigentes que desean tomar cuanto antes el timón de una nave de rumbo incierto.

El PSOE se ha asomado al espejo en esta conferencia con una mirada más autocrítica que nunca. Y, paradójicamente, el reconocimiento de los errores cometidos, de su evidente desencuentro con la calle, de la necesidad de un rearme ideológico, ha tenido como efecto la inyección de un chute de moral. Le he leído a mi amigo Antonio Avendaño que los socialistas, antes de pedir la confianza de la gente, necesitan ser perdonados. Yo añadiría más: necesitan, sobre todo, perdonarse a sí mismos.

Seguir leyendo »

El que le quitó el bocadillo al hombre lobo

Escribo de Halloween, ahora que ya han pasado varios días, porque acaba de llegar ahora el niño de la Santos, vecina de al lado, desde que se fue para la fiesta esa.

"Hola", le ha dicho a mi padre entrando en el portal. "Tómate algo que se te ha olvidado", le ha respondido mi progenitor.

Yo no sé si llevaba más mala cara cuando salió de científico loco o ahora que viene de Zombie.

Seguir leyendo »

Tras la segura valla de Rota

Lituania-Livorno-Rota / Eladio Garzón

El conductor del camión, un lituano que salió hace ya muchos días de su casa camino del trabajo no lo sabe, pero mientras él descansa en la que será su última parada antes de llegar a su destino, miles de personas se afanan en preparar los dulces navideños de los que vivirán buena parte del año. Está en Estepa (Sevilla) y lleva unos dos mil kilómetros conduciendo desde que salió de la base naval estadounidense de Livorno (Italia) camino de la base naval de Rota.

Su carga son coches de la marca Ford, preparados para que la policía militar estadounidense patrulle la base. El modelo es Mondeo, que Ford fabrica para Europa en su planta de Genk, Bélgica, aunque ya ha anunciado su cierre para el 2014 y el traslado de su producción a la planta que tiene en Almussafes (Valencia). Pero el conductor del camión sólo sabe que él los recogió en Italia, no de cuál de las docenas de fábricas que la multinacional estadounidense tiene repartidas por los cinco continentes proceden.

Que los nuevos Ford americanos lleguen a su destino español desde Italia en un camión lituano es, pues, un buen ejemplo del sistema económico que ampara el despliegue militar estadounidense a lo largo y ancho del mundo.

Seguir leyendo »

Ladrillazos de amor

Hay que ver hasta dónde llega la peste de la crisis del ladrillo. Cuando uno empezaba a pensar que la burbuja se había desinflado del todo, resulta que no es así, que aún tiene gases que expulsar.

Efluvios como los que me han asaltado esta mañana cuando he ido a comprar algún material de oficina a mi imprenta de siempre, cuyo nombre no diré por respeto, por amistad, porque no tengo la certeza de que la NSA no me haya pinchado estas líneas y porque, al fin y a la postre, no viene al caso o, como dice Raphael, Qué sabe nadie.

Tremenda sorpresa la que me he llevado tras ser informado de que en apenas un par de semanas este negocio echará el cierre. Cómo es posible, me he preguntado, si siempre que voy, incluso esta misma mañana, el local está lleno de clientes y los trabajadores no paran ni un segundo. Repito, cómo es posible que la empresa vaya a cerrar cuando, aparentemente, la maquinaria no ha dejado de producir.

Seguir leyendo »

Spanish-Chinese horror story

Despiden al presidente del diario chino que desafió a la censura en portada. /Foto: EFE

Cantón, China. Miércoles . Un periódico desafía a la dictadura con un titular de tres caracteres. "Por favor, liberadlo", pide en alusión al redactor que ha destapado en quince reportajes el falseamiento de cuentas de la segunda empresa de materiales de construcción, participada por la Administración. Veinticuatro horas después, el redactor admite su culpa: haber escrito sus textos difamatorios a cambio de sobornos. El periódico se retracta y echan a su director. 

Madrid, España. Sábado. El presentador del informativo de la televisión pública nacional lee la noticia de la confesión de su colega y la rectificación del diario. Apenas veinte segundos. Y pasa al vídeo siguiente. Un suceso, algo de gastronomía creativa o de folclor local. Sin pestañear.

La falta de cuestionamiento me sobresalta. Me espanta. Me aterra. No digo yo que se sea una Jessica Fletcher (¡Un Pepe Carvalho sería ya mucho esperar!), pero ¿ni una mención al tufo a podrido? ¿O es que el locutor, pelo-clic-de-Playmobil, es un ciborg? No hay conexión con la corresponsal. Tampoco ella informa el lunes del atentado en la Plaza de Tiananmen. Empezó fuerte cubriendo protestas de la población rural que malvive en las capitales, pero últimamente la entretienen con encargos de VTRs de curiosidades mortuorias con motivo del 1 de noviembre.

Seguir leyendo »

La ley del embudo

Una de las muchas ventajas de vivir en democracia es que el organismo gubernativo encargado de mirar por el cumplimiento de la ley ya no se llama ministerio de Gracia y Justicia, en el que se anteponía la discrecionalidad de la gracia a la búsqueda de la Justicia. Ahora, superada la Edad Media (que terminó en España en 1978) parece que la tendencia es aplicar la letra de la Ley, a todos los justiciables por igual y nunca con carácter retroactivo. Aunque los reos sean criminales de la peor especie, como los etarras que van a salir de la cárcel una vez cumplida la sentencia que se les impuso por asesinar a tantas criaturitas y dejar inválidas de cuerpo y alma a muchas más.

Y no lo digo por salvarles a ellos, sino por salvarnos a nosotros mismos, que mucho nos ha costado llegar hasta aquí para que la Brunete mediática, la Brunete judicial o la acorazada Brunete propiamente dicha decidan a voluntad cuál debe ser el castigo a imponer en cada caso. Que si por ellos fuera, además de reinstaurar la pena de muerte, también estarían penadas las huelgas, las manifestaciones públicas y hasta los pensamientos impuros. Y mucho más quienes osaran quemar una bandera (de España, por supuesto) o se atrevieran a denunciar que en el PP se lo llevan crudo, como ya le ha pasado al juez Garzón.

Y especial cuidado deberíamos tener los andaluces, que aquí lo de la Gracia y la Justicia (gracia para la derecha, Justicia para la izquierda) ya se está pareciendo peligrosamente a la Ley del embudo, que para ellos lo ancho y para nosotros lo agudo. Y si no, ahí tenemos el caso de la ex alcaldesa de Jerez, la socialista Pilar Sánchez, a la que la Fiscalía le pide tres años de cárcel por desviar fondos del Plan E a pagar los sueldos de los empleados del Ayuntamiento. El mismo caso sucedió en La Línea, con una diferencia: el alcalde era del PP, por lo que el Estado ha aceptado un cómodo plan de pago para desfacer el entuerto.

Seguir leyendo »

Los drones ganan la batalla a la conservación junto a Doñana

El Pentágono confirma que un "drone" estadounidense se estrelló en Somalia

Los horrores de la guerra contemporánea nacieron hace un siglo, en la Primera Guerra Mundial. Aunque hay quien sostiene que, igual que los grandes bombardeos sobre poblaciones civiles de la Segunda Guerra Mundial se ensayaron en la Guerra Civil española, la sudafricana guerra de los Bóer sirvió para probar las tecnologías que implicaron la despersonalización de la muerte: fusiles de repetición, ametralladoras, vehículos blindados, etcétera. Armas todas ellas que permitían a los soldados evitar el cuerpo a cuerpo, y matar a suficiente distancia como para no ver su propio espanto reflejado en el rostro de su enemigo.

La última expresión de esa mortífera tecnología ya centenaria es la de los aviones no tripulados, cada vez más conocidos como 'drones'. Unos aparatos cuyo uso está cada vez más extendido y que permiten matar a los enemigos no ya desde la distancia, sino incluso desde el despacho.

Su utilización masiva en Irak, Afganistán, Pakistán, Yemen, Libia, Somalia… por el ejército estadounidense está demostrando que (como los aviones alemanes sobre Guernica o Londres, o los de los aliados sobre las ciudades alemanas, o los B52 sobre Vietnam y Camboya) los drones tampoco discriminan entre objetivos militares y civiles, que acaban siendo sus principales víctimas. Hasta el punto de que un comité del Congreso Estadounidense está mirando si no sería necesario limitar legalmente el uso de lo que Oliver Stone describe en su nuevo y anti imperialista documental, La Historia No Contada de EEUU, como "el arma favorita de Obama".

Seguir leyendo »

Escraches, coherencia y oposición

Alcaldes del PP de Málaga en pleno escrache a la Presidenta de la Junta de Andalucía. Foto vía @oreblo

Queridos políticos del Partido Popular. Hay muchas cosas que pedimos los ciudadanos últimamente: derechos, estado del bienestar, … más que pedir, reivindicamos. Pero si hay algo que se agradece sobremanera a todos en general y a los políticos en particular es la coherencia. 

Porque no podemos llevar casi dos años escuchando poco más que protestar es una falta de patriotismo, y encontrarnos una mañana con que la protesta, si es suya, es legítima y reivindicativa. No puede ser que el mismo partido que calificó el acto de rodear el Congreso  de un nuevo 23F, el mismo partido que tildó de neonazis los escraches de stop desahucios, y el mismo partido cuya secretaria de educación aseguró que “era una falta de respeto” el desplante que le hicieron algunos estudiantes excelentes al ministro Wert sea el que ahora respalda la actuación de los alcaldes malagueños a las puertas del hotel de la presidenta de la Junta de Andalucía. Que yo no digo que no tengan asuntos pendientes, pero si su grupo parlamentario no les da cauces, el PP está peor de lo que pensaba.

No parece el mismo partido, a juzgar por la respuesta del ministro del interior quien ha expresado rechazo ante “cualquier acto de intimidación” tras el altercado de Málaga.

Seguir leyendo »