eldiario.es

9

Dinosaurios y becerros

La teoría de la evolución de Darwin ha servido de inspiración a muchos compositores

Cuando despertemos, el dinosaurio ya no estará aquí. Una mañana, abriremos los ojos repitiendo el gesto de rutina, alcanzaremos el aseo y tras lavarnos la cara, para despejarnos, veremos en el espejo que todo ha cambiado. No sabremos cómo pero sí que no hay vuelta atrás. La esperanza rota en esquirlas, no existirá un ideal al que volver.

El desastre político es un mero capítulo. Atruena como si sólo él existiera. Sabemos que aunque tras el 20-D el Parlamento tenga cuatro en vez de dos grandes partidos no habrá honda transformación. Quienes la deseamos volvemos a ser minoritarios. El sistema gana otra vez la mano. Más hábil y rápido: se ha reinventado. El bipartidismo ha parido un heredero: Ciudadanos ¡Larga vida a la dinastía!

Mientras, como señala Almudena Grandes, asistimos al envejecimiento acelerado de nuestras opciones políticas, la Tierra sigue girando, erosionándonos de forma, en el día a día, imperceptible; a la larga, radical. Al leer que los planes de estudio eliminan la Filosofía -con resistencia de Andalucía o Cantabria-, nos preguntamos: pero, ¿se impartía aún?

Todos sabemos que, como las clásicas, es una inutilidad. El pensamiento crítico en nuestro mundo está fuera de lugar, hasta penalizado. ¿Debería ser distinto? ¿Puede uno oponerse a la evolución de la especie? ¿Escribió Darwin que prevalecen los críticos? No, vencen los fuertes. Entendida "la fuerza" como mayor capacidad de adaptación.

Y la mente evoluciona más veloz que el cuerpo. Aún conservamos meñiques y apéndice, pero ya nos hemos desprendido de las Humanidades. ¿Quién podría culparnos cuando una licenciatura "de Letras" cierra puertas? ¡Si ni Arquitectura sirve para ganarse el pan!

El pensamiento, la creación intelectual, incluso la investigación básica sin aplicación inmediata, son banalidades a extinguir y pronto. No hablemos del arte. "Arte" es la forma pretenciosa de llamar a lo que el franquismo, con merecimiento, castigaba con la Ley de vagos y maleantes. Para dejarse ver en inauguraciones, presentaciones y estrenos hay obra acumulada durante milenios. ¡Ni ganas, ni tiempo tendremos de tanto!

Emprender, producir beneficio, auto-emplearse si es el único modo. Mentir llegado el caso, sin improvisar, planeándolo, como la Volkswagen. La relativización del engaño, el borrado sistemático del dilema moral se imparte en las escuelas de negocio, invernaderos de éxito en que florecen los líderes de nuestro tiempo.

"Más de la mitad de los españoles ha experimentado soledad el último año y uno de cada diez con mucha frecuencia", revela un estudio sociológico. Quizá los cuatro millones de nosotros que se sienten solos cada día, hayan advertido ya ante su espejo que el dinosaurio ha sido reemplazado por aquel becerro dorado como los soles, pero más frío que cualquier reptil. Muerto.

No sólo eso: instigador de fratricidio. Sobre el total de la población mundial, por primera vez, el 1% más rico tiene tanto patrimonio como el resto; en España, el indicador europeo AROPE acaba de detallar el máximo histórico de un cuarto de ciudadanos en riesgo de indigencia o exclusión social y en Andalucía, la mitad de los niños vive ya hoy en hogares pobres.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha