eldiario.es

9

¡A por los cuarenta!

El PSOE andaluz se dispone a sumar cuatro décadas seguidas en el poder con las próximas elecciones autonómicas, pero sin que se note que vaya a cumplirlas

La oposición intentará rentabilizar también el desgaste de los años de Gobierno

Díaz anuncia una reunión entre Arellano y Montero el 8 de octubre para ver las inversiones comprometidas por el Gobierno

El Parlamento de Andalucía celebró este jueves el que posiblemente será el último pleno de la legislatura, en opinión de muchos diputados de todos los partidos, antes de que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, firme el decreto de disolución y fije la fecha electoral.

Ahora apuestan por el 2 de diciembre, toda vez que el PSOE reconoce que organizaciones feministas le han hecho llegar su malestar por una convocatoria coincidente con la celebración del día internacional contra la violencia de género, el próximo 25 de noviembre.

Sin embargo, no han sido esas advertencias las que le han influido más a la hora de descartar esa fecha, sino la que le han trasladado los sindicatos, a los que tanto deben por impedir la mayoría absoluta del PP en las elecciones andaluzas de 2012 que ganó Javier Arenas y que les permitió poner a cero el contador.

El PSOE andaluz, que tiene una maquinaria electoral casi perfecta, sale en la próxima convocatoria electoral, la número 11, a ganar. Como siempre. Si lo logra, sumará 40 años en el poder desde su primera victoria en 1982.

El PSOE va a por los cuarenta, pero sin que se note que vaya a cumplirlos. "Es mejor no mirar atrás, son 40 años. Ella prefiere poner el foco en los cinco que lleva como presidenta de la Junta", asegura una fuente socialista, que admite que ese cumpleaños (40 años es lo que duró la dictadura franquista) lastra las expectativas de su partido, aunque no determine el resultado final.

Un PSOE "agotado"

La oposición sí va a centrar parte de su campaña en recordar ese aniversario, a modo de exorcismo, convencida de que es un dato que perjudica a los socialistas y que el ciclo histórico del PSOE en Andalucía está agotado. Lo utilizarán Teresa Rodríguez (Podemos) y Antonio Maíllo (Izquierda Unida), que irán del brazo bajo el paraguas de la marca Adelante Andalucía, aunque será la gaditana la que lo encabece.

Maíllo (IU) urge a convocar ya elecciones a Susana Díaz, que le acusa de "rozar la turismofobia"

Antonio Maíllo (IU) durante la sesión parlamentaria

La coalición de izquierdas reconoce que los primeros años del mandato del PSOE trajeron el desarrollo económico a Andalucía y que las políticas de la Junta mejoraron notablemente la situación de los municipios del interior, donde el PSOE tiene un extraordinario respaldo. Contarán a los ciudadanos que eso fue así, pero que, desde hace 10 años, en su opinión, ya no lo es. "Eso lo saben en muchos pueblos donde el deterioro de los servicios públicos avanza al mismo ritmo que los desconchones de colegios y ambulatorios", afirman fuentes de la confluencia.

Adelante Andalucía va a dirigirse a ese electorado de izquierdas que cree desencantado con el PSOE y que, según sus promotores, no se identifican con Susana Díaz, pero sin tocarle las narices. "El reto es que la gente que ha votado al PSOE no se sienta impugnada por Adelante Andalucía", aseguran.

Salto cualitativo para Andalucía

En cierto sentido, Ciudadanos también participa de este análisis de Podemos-Izquierda Unida. Es decir, opina que es mejor darle las gracias al PSOE por lo hecho, pero al mismo tiempo destacar su incapacidad para pilotar un salto cualitativo que saque a la comunidad del furgón de cola de las regiones menos desarrolladas de Europa, al que ha regresado después de recibir más de 100.000 millones de euros de fondos europeos desde 1986, sin sumar las abundantes ayudas agrarias.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, no para de repetirlo desde que a principios de septiembre decidió poner fin al pacto de investidura, que lo ha sido también de legislatura, con el PSOE: "Yo no dudo de que los socialistas hayan hecho cosas bien, pero no es bueno que un mismo partido gobierne durante 37 años porque genera corrupción, dedazos, conformismo y clientelismo", afirmó días atrás.

En este mensaje insistirá su candidato, Juan Marín, al que no parecen importarle las críticas (suaves) que le lanza Susana Díaz de no tener un compromiso con Andalucía y de ser un gregario de sus líderes nacionales. La dirigente socialista debería saber que a Marín no le importa que le confundan en su recorrido por ciudades y pueblos andaluces con un escolta de Inés Arrimadas, cuya presencia en la campaña va a ser intensísima.

Ciudadanos tiene además una encuesta reciente que le dice que en torno al 64% de los encuestados considera que el PSOE lleva mucho tiempo gobernando. El PP de Juanma Moreno tiene otra y el resultado es casi idéntico: el 62% considera excesivos los mandatos socialistas. "Tantos años no son buenos porque falta ilusión y proyecto", aseguran fuentes populares, que, no obstante, dudan de que puedan capitalizar ese supuesto cansancio de sucesivos Gobiernos del PSOE. Al fin y al cabo, el PSOE va a por los cuarenta, pero el PP también.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha