eldiario.es

9

Sostiene la Universidad...

"Haría mejor la Universidad preocupándose de estos casos aislados, porque empaña a la imagen de la universidad. La empaña, Sr. Ministro, por más que toque defender otra cosa"

Los rectores piden a los políticos no utilizar la Universidad "como arma arrojadiza"

El presidente de la Conferencia de Rectores CRUE, Roberto Fernández. EFE

Sostiene el presidente del CRUE que hay que respectar la autonomía universitaria para no entrar a valorar lo que está pasando en la Universidad Rey Juan Carlos, ni actuar en consecuencia.

Hace tiempo que me vengo preguntado: ¿dónde está la CRUE (la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas)? Exactamente me lo vengo preguntado desde que Eldiario.es desveló el cúmulo de irregularidades que rodeaban a la obtención de un título de Máster en esa Universidad por parte de Cristina Cifuentes.

Y me lo he seguido preguntando hasta hoy. Hasta hoy que he leído la referencia a la Conferencia celebrada entre el Ministro y los Rectores de las Universidades españolas. Un caso aislado…, no tenemos jurisdicción para intervenir… no se debe intervenir en la autonomía universitaria”… “Rechazamos  rotundamente que se utilice a la Universidad como arma arrojadiza en la contienda política, elevando a categoría general casos particulares, sin duda absolutamente lamentables, condenables y que deben corregirse con contundencia. Con ello, se pone irresponsablemente en peligro el prestigio de nuestras universidades, que tanto nos ha costado conseguir” (comunicado de la CRUE 17 de septiembre de 2018). El propio Ministro se apunta a la desactivación del daño: "La universidad española sigue siendo de mucha calidad. Es un caso muy mediático, pero en absoluto empaña la imagen de la universidad".

Varios mensajes:

Primero: caso aislado, pero no se puede generalizar ¿Les suena? Las hemerotecas están plagadas de reiteradas declaraciones en referencia a los casos aislados que se han ido conociendo en los casos de corrupción política, siendo las ranas de Esperanza Aguirre su mejor expresión mediática, no por ello exenta de impudor y carente de honestidad; también la Iglesia Católica, en relación a los desgarradores casos de pederastia en sus seminarios y escuelas. Haría mejor la Universidad preocupándose de estos casos aislados, porque empaña a la imagen de la universidad. La empaña, Sr. Ministro, por más que toque defender otra cosa. Ese prestigio, que efectivamente ha costado tanto trabajo conseguir como declara la CRUE en su Comunicado, es frágil y por tanto se deben tomar todas las medidas para mantenerlo sin fisuras, sin casos aislados y con el rechazo frontal de todo el sistema educativo superior que la CRUE debería ser la primera interesada en defender, y con ella todos nosotros como miembros de la Comunidad Universitaria.

Segundo: ante todo respecto a la autonomía universitaria. La autonomía de las Universidades está reconocida por la Constitución Española en el artículo 27 dedicado al derecho a la educación y la libertad de enseñanza, dentro del capítulo sobre derechos fundamentales y libertades públicas. ¿Hemos topado entonces con un derecho fundamental reconocido en la Constitución? ¿Y por tanto por encima de toda sospecha en su bondad? Pues no. La autonomía universitaria, sobre la que también se han escrito ríos de tintas aunque quizás menos mediáticos y dentro del ámbito académico, tiene un sentido muy distinto: desde su origen en la defensa de una institución que reclamaba su espacio de libertad en la Europa feudal cuando se fundan las primeras universidades a la necesidad de blindarla de las presiones políticas en particular bajo regímenes autoritarios o dictatoriales. También debería sonarles. Pero en ningún caso se puede hacer una equiparación entre la autonomía de las universidades, la libertad de cátedra y la libertad de investigación, y la creación de compartimentos estancos en cada Universidad (cada universidad es autónoma, sostiene el Presidente de la CRUE), inaccesibles para el conjunto del sistema al que está dañando, desprestigiando.

Es responsabilidad del conjunto del sistema universitario al que representa la CRUE intervenir y mostrarse contundente con los casos aislados. Porque el comunicado de la CRUE altera el orden de prioridades: la CRUE sobre todo rechaza que se utilice a la Universidad como arma arrojadiza en la contienda política, por algún caso aislado; es la contienda política al elevar el caso aislado a categoría general la que pone en riesgo el prestigio de nuestras Universidades, según el comunicado. En la Universidades somos muy hábiles en el uso de las palabras, de los argumentos y de los sofismas. La contienda política se moverá en el campo de sus intereses; pero los  intereses del sistema universitario debe estar en defender su calidad, su prestigio, su buen hacer de los casos aislados indeseables, no atribuir a la contienda política el peso del daño.

Y finalmente y sobre todo: los casos aislados están dañando terriblemente el prestigio de la Universidad española en su conjunto. Quien no lo quiera ver, que no lo vea. Pero casos, no aislados, todos estamos sufriendo en nuestra docencia, en nuestros Másters, en nuestros estudios de Doctorado. Corresponde a los representantes del conjunto del sistema intervenir, actuar y lanzar a la sociedad española, al mundo universitario español  y a la comunidad científica internacional un mensaje contundente y claro.

Josefina Cruz Villalón

Catedrática de la Universidad de Sevilla

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha