eldiario.es

9

Enclave Rural Enclave Rural

Arrancan las catas para localizar una posible fosa común en Moclín, con hasta diez víctimas

Un equipo técnico tiene previsto comenzar a partir de este lunes 17 de febrero las catas arqueológicas necesarias para localizar y delimitar una fosa común en el término municipal de Moclín (Granada), donde podrían estar enterradas entre tres y diez víctimas de las tropas franquistas durante la Guerra Civil.

El trabajo de campo arranca después de que un grupo de especialistas, coordinados por el arqueólogo Andrés Fernández, hayan revisado archivos militares de Almería y Ávila y recopilado toda la información disponible en las actas municipales que han encontrado, desde el año 1931 al 1939, en el Ayuntamiento de Moclín.

Según ha informado a Europa Press Fernández, esa investigación previa ha permitido poner "nombre y apellidos" a cuatro posibles víctimas, todos hombres, que, tal y como apuntaban los testimonios orales, se encontrarían enterrados en el margen izquierdo de la carretera que conecta Puerto Lope (Granada) y Alcalá la Real (Jaén) en un lugar marcado por un almendro.

Los trabajos, impulsados por la Dirección General de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía, se pusieron en marcha después de que uno de los nietos de los posiblemente enterrados en esa fosa común, Francisco Gálvez, pidiera que se buscaran en ese lugar los restos de su abuelo.

Según ha informado a Europa Press el propio Gálvez, todos sus familiares han ido falleciendo sin tener noticias de dónde podrían yacer los restos de Francisco Pérez Fernández, un "trabajador del campo", un segador, que, según su nieto, nunca había estado afiliado a ningún partido político.

"Era una persona muy humilde, al que mataron simplemente por eso", ha indicado Gálvez, que espera dar un "enterramiento digno" a su familiar y hacer "justicia" con su abuelo y con el resto de las posibles víctimas que se encuentren junto a él, en la misma fosa común.

La fosa podría datar de poco después de la caída de Moclín en manos franquistas, entre el 3 y 4 de octubre, y que pudo ser por tanto consecuencia de la "pura represión" o de la "limpieza", como le llamaban las tropas rebeldes.

Después de las catas arqueológicas, se ubicará exactamente el enterramiento común y, si se tienen evidencias de posibles fusilamientos y restos óseos, se trasladará la información a la autoridad judicial, y será la Dirección General de Memoria Democrática la que tendrá que decidir si proceder a la exhumación.

El responsable de este departamento, Luis Naranjo, indicó recientemente que esta nueva iniciativa responde a la voluntad "decidida" de la Junta de Andalucía de avanzar en las exhumaciones de las fosas de la comunidad autónoma, para que pronto no quede ninguna en el territorio andaluz y se acabe "con esa anomalía en un estado democrático".

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha