eldiario.es

Menú

Enclave Rural Enclave Rural

Un municipio de Granada cuenta con el primer electrotaxista de Andalucía

Miguel Hita decidió comprar este vehículo para ahorrar en combustible y luchar contra la contaminación medio ambiental y acústica.

El taxista de Cúllar Vega siempre ha estado interesado en el mundo de las energías alternativas y buscando por Internet se topó con este coche ecológico.

- PUBLICIDAD -
Miguel Hita carga su vehículo eléctrico.

Miguel Hita carga su vehículo eléctrico.

Miguel Hita cada noche cuando llega a casa carga su móvil y su coche. "Suena raro, pero enchufo el taxi a la luz, y hasta el día siguiente". Cúllar Vega, una de las localidades del área metropolitana de Granada, con algo más de 7.000 habitantes, cuenta con el primer electrotaxista de Andalucía y el cuarto de España.

La historia comenzó en agosto cuando Miguel decidió hacerse con un Nissan LEAF, un coche que funciona únicamente con electricidad. Hita, con 22 años de servicio, es el único taxista de su pueblo, "así que todo el que quiera trasladarse con el taxi se tiene que montar en este vehículo".

La elección de Miguel no se ha producido al azar. Siempre ha estado interesado en el mundo de las energías alternativas y buscando por Internet se topó con este coche ecológico. "Llamé a Valladolid a Roberto, el número 38 de esta ciudad, que ya llevaba un par de años con este vehículo y terminó de convencerme".

La pasión para este taxista por el coche eléctrico ha ido creciendo con su uso. "Al principio parece caro, pero he pedido subvenciones al Gobierno central, a la Junta, al concesionario… Y con el plan PIVE me ahorré en total más de diez mil euros". Así que Miguel asegura que su coche le ha costado algo menos que los de gasolina o gasoil de su gama y que espera gastar unos 300 euros en combustible menos al mes "y pagar así la letra" de su herramienta de trabajo.   

Con una autonomía de 170 kilómetros y un gasto de unos dos euros por cada cien kilómetros recorridos, frente a los 10 euros de gasoil que gastaba su anterior coche, Miguel aconseja a todos los conductores a dar el salto "y dejar de contaminar tanto por los humos como por el ruido porque es muy silencioso y suave".

"Es verdad", reconoce, "que sólo tienes para unos 200 kilómetros y luego hay que recargarlo, pero en las electrolineras con las cargas rápidas lo tienes en pocos minutos mientras te tomas un café y luego sigues camino". En su caso, de momento, sólo lo utiliza para el trabajo en la ciudad. "Ahora mismo", explica, "todo son ahorros, pero me temo que el Gobierno no va a dejar de recibir impuestos y seguro que nos sube la electricidad si ve que dejamos de consumir gasoil", bromea.

Por ahora, también se ahorrará el cambio de aceite, la correa de distribución o el filtro del aire, "porque no tiene nada de eso". Eso sí, hay que ser un apasionado de la electricidad y tener conciencia por el medio ambiente para dar "el paso de los llamados calambritos (coches híbridos) a los calambrazos", ríe Hita.  En este caso, estaba claro que el taxista de Cúllar Vega iba a ser uno de los pioneros de este sistema. Ya apuntaba maneras cuando fabricó un colector solar de agua con un barril de cerveza y un serpentín que vierte agua templada a su calentador eléctrico. "En casa, todo eléctrico; y en breve pondré placas solares para autoabastecerme", sentencia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha