eldiario.es

Menú

Enclave Rural Enclave Rural

'Sálvame, periodo escolar': la dificultad veraniega de conciliar trabajo y familia

Las vacaciones escolares, recién terminadas, elevan la conciliación laboral al nivel máximo de dificultad.

En la ciudad hay más alternativas que en el mundo rural, como escuelas de verano, ludotecas o colonias educativas, aunque siempre está quien tira del "comodín de los abuelos".

- PUBLICIDAD -
Desde mañana se podrá solicitar el pago de un colegio privado en castellano

¿Dónde dejo a mi hijo? Es la pregunta recurrente de muchos padres ante las vacaciones escolares, un periodo del año 'temido' en algunos casos por elevar hasta el nivel máximo de dificultad la conciliación de la vida familiar y laboral. La recta final del verano académico, a expensas del inicio de la educación secundaria, ya está superada. Un rompecabezas, en todo caso, que tanto más se complica cuanto más aprieta la canícula. Aunque soluciones hay, dicen progenitores y expertos, desde "tirar de los abuelos" a consejos reflejados en guías de instituciones y sindicatos. El periodo estival acarrea la desconexión académica para unos pero convierte la conciliación –para quien trabaja, claro– en una perseguida especie veraniega en peligro de extinción: 'Sálvame, periodo escolar', que dirían.

'Coles' de verano, colonias educativas para abundar en el aprendizaje de idiomas, ludotecas, guarderías veraniegas, ayuntamientos que programan actividades lúdicas y campamentos urbanos… Propuestas. Más en la ciudad que en el campo, donde suele pesar el ámbito familiar. "Si se desea que la participación femenina en el mercado de trabajo se realice en condiciones de igualdad, no puede perpetuarse una situación en el que los roles tradicionales en el ámbito doméstico sean asumidos exclusivamente por las mujeres", dice el Pacto Andaluz por la Igualdad de Género.

Conciliar en verano: "complicado y caro"

"En general es complicado y caro", resume Melania Rivers, presidenta del AMPA 'Mesón del Moro' del CEIP San Isidoro (Sevilla). "Hay múltiples ofertas aunque siempre previo pago, no existe apenas oferta pública", explica. La alternativa veraniega queda limitada a "contratar a un cuidador" o acudir "a los abuelos y familiares". A lo largo del curso, el requerimiento paterno suele coincidir "en que funcionen adecuadamente los servicios del plan de apertura: aula matinal, comedor y actividades extraescolares". "En verano", continúa Rivers, "los casos son muy distintos, dependen de las situaciones familiares y laborales".

En Andalucía, la "importancia" que la Junta otorga a la conciliación "queda patente tanto en el Estatuto de Autonomía como en la Ley para la Promoción de la Igualdad de Género". A nivel estatal, el decreto ley de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral apuntala, sin éxito según los sindicatos, ese horizonte difuso. Es un "objetivo básico", refleja el Pacto Andaluz, con base principal en la corresponsabilidad. Esto es, " compartir en igualdad no sólo las tareas domésticas sino también las responsabilidades familiares y los espacios sociales y políticos".

Save the Children también pide la apertura de los comedores escolares en verano
Iniciativas que surgen, como la Unidad de Igualdad de Género del Instituto Andaluz de la Mujer, dependiente de la consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales. Y otras como el proyecto o movimiento social #mamiconcilia, una comunidad virtual para promover la conciliación de la vida personal y laboral puesto en marcha por 28 mujeres directivas. Un camino por recorrer, aún. "Derechos", precisa Melania Rivers, "que las administraciones deberían procurar" y cuya carencia "nos diferencia radicalmente de los países del norte europeo y su concepción de la educación". "La calidad de vida y el rendimiento laboral dependen directamente de que los hijos estén adecuadamente atendidos", puntualiza.

Menos oportunidades en el mundo rural

¿Hay menos oportunidades al alcance de los padres para lograr la conciliación veraniega? Sí, según la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales de Andalucía (Fademur), que en el año 2012 organizó unas "colonias" para menores "por una subvención" de la consejería de Empleo. " Es más dificultoso en verano, el problema se agudiza para la gente que vive en el mundo rural y trabaja en el campo, que no suelen tener muchas opciones para dejar a sus hijos por lo que en muchos casos hay que tirar de los abuelos", sostienen desde la organización.

"En los pueblos han menos opciones para los padres", confirma José Antonio Coronel, presidente del AMPA 'Las Marismas' del CEIP Florentina Bou de Isla Mayor (Sevilla). "Hay una escuela de verano municipal que dura hasta mediados de agosto pero el horario –de diez a dos– no cubre la jornada laboral de algunos, por ejemplo los que trabajen en el campo", continúa. La opción, por tanto, vuelve "a los abuelos, tíos, hermanos… es a lo que se agarran las familias para dejar a sus hijos acompañados".

En este sentido, la secretaría de la Mujer de Comisiones Obreras (CCOO) ha editado la Guía de derechos y prestaciones para la conciliación y la corresponsabilidad en la que el sindicato responde dudas sobre el tema. Se trata de un manual que nace como "herramienta a la representación legal de trabajadores" que da a conocer "los derechos laborales reconocidos por la legislación actual". Lectura recomendada, quizás, para lo que queda y futuros procesos de conciliación veraniega.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha