eldiario.es

Menú

Enclave Rural Enclave Rural

Los travestis ignoran al alcalde y celebran el Día del Orgullo Solidario en Torremolinos

El Ayuntamiento, liderado por Pedro Fernández Montes (PP), había vetado una actuación transformista alegando la cercanía de un parque infantil

"Queríamos hacer un espectáculo en el que participaran los niños, pero se ve que el alcalde nunca fue un niño"

- PUBLICIDAD -
Dos transformistas, en la concentración de Torremolinos // Foto: Miguel Heredia

Dos transformistas, en la concentración de Torremolinos // Foto: Miguel Heredia

En la Plaza de la Nogalera de Torremolinos (Málaga) hubo finalmente fiesta del orgullo solidario y justo detrás, a apenas unos metros, los niños siguieron jugando en el parque infantil como si nada. En algún momento, algunas transformistas se acercaron al parque y regalaron caramelos a los niños que jugaban, que miraron la mano que les ofrecía la chuchería, aceptaron de buena gana y siguieron a lo suyo, que era el juego.

La aclaración es necesaria porque el Día del Orgullo Solidario se celebró el viernes en Torremolinos después de que el Ayuntamiento, liderado por Pedro Fernández Montes (PP), vetara una actuación transformista alegando la cercanía de un parque infantil. Durante la mañana, la asociación Colegas-Málaga, que organizaba el encuentro, obtuvo el permiso de la Subdelegación del Gobierno para realizar la concentración, y aunque no hubo espectáculo, unas 400 personas acudieron a la llamada. Los autobuses de la caravana de travestis convocada a través de las redes sociales nunca llegaron, pero los travestis de Torremolinos se dieron por satisfechos con el apoyo recibido ante una decisión que consideran discriminatoria.

"He venido porque se me ha prohibido venir", explicó Nacha "la Macha ", cuya cuenta de Twitter se fue llenando de fotos junto a los niños que pasaban por la céntrica plaza. La Prohibida insistió en que el único objetivo de un transformista es entretener y Alberta de Piernas, que es muy alta (y todavía lo es más sobre sus tacones) recordó que ha actuado hasta en cumpleaños de niños pequeños: "Y me da pena y rabia no poder hacer nada...". "He ido a repartir caramelos con mucho gusto y los padres me han dado las gracias", explicaba más tarde Sandra: "Solo trato de hacer felices a los demás; no hacemos daño a nadie. Queríamos hacer un espectáculo en el que participaran los niños, con juegos, pero se ve que el alcalde nunca fue un niño".

Una transformista juega con una niña en la Plaza de la Nogalera

Una transformista juega con una niña en la Plaza de la Nogalera // Foto: Miguel Heredia

Así que finalmente, entre vivas al orgullo gay, a Torremolinos y a la libertad, la jornada quedó propicia para reivindicarla como el inicio de algo. "Hasta el año que viene tenemos un año entero; verás la fiesta que se monta aquí…", anticipó La Macha, que tiró de buen talante: "Yo creo que lo mismo que el poeta cuando está en desamor compone sus grandes obras, los artistas tenemos la magia de convertir lo malo en algo positivo".

La tarde sirvió también para pedir en varias ocasiones la dimisión del alcalde, Pedro Fernández Montes, cuya gestión del episodio ha debilitado la imagen de Torremolinos como destino de turismo LGBT. El Orgullo Solidario había surgido para recoger alimentos donados, y el consistorio le dio inicialmente su apoyo, prometiendo una aportación económica de 835 euros. Pero cuando Colegas anunció su intención de clausurar el evento con una actuación transformista, Fernández Montes reculó y prohibió el espectáculo. "Nos dijo que no era un acto adecuado para niños y que no iba a permitir que esto se convierta en Chueca", asegura Santiago Rubio, presidente de Colegas Málaga.

El 18 de julio, la Junta de Gobierno aprobó una moción de urgencia en la que acusaba a Colega de coaccionar al Ayuntamiento para que discriminara positivamente a sus peticiones y justificaba el rechazo con las siguientes palabras: "COLEGA Torremolinos ha mal informado a la opinión pública afirmando que el Ayuntamiento no puede autorizar actuaciones transformistas porque en la plaza habrá niños. También ha omitido lo más importante: que el templete donde pretendía dar el espectáculo desde las 6 de la tarde hasta las 12 de la noche, se encuentra a ¡UN METRO! [sic] de un Parque Infantil muy frecuentado a esas horas".  La moción también aludía al "el interés general"de que Torremolinos no sea "especialmente asociado a un solo segmento turístico, en este caso el gay". Finalmente, el ayuntamiento prohibió cualquier acto y le retiró la donación.

Solo la autorización emitida por la Subdelegación del Gobierno ("una bofetada al alcalde", según Rubio) ha permitido la concentración. Santiago Rubio ha acusado desde entonces a Fernández Montes de convertirse en el " Putin del sur de Europa" y de "institucionalizar" la homofobia en el ayuntamiento de Torremolinos. "Yo tenía una buena relación con el ayuntamiento, pero no se puede permitir que una persona actúe con caciquismo en un pueblo de todos", explicaba ayer; "estamos defendiendo nuestros derechos y la libertad".

"¡Atención a los niños, que vamos a repartir caramelos!", gritaba luego, lanzando una advertencia irónica. Sentada en un banco, Mari Carmen Domínguez no se había enterado de la polémica, ni le pareció mal que Alberta de Piernas se acercara a dar globos y caramelos a su hija Alba: "Todo el mundo quiere los globos y los caramelos. Si son travestis, o gays o lesbianas, da igual, a ellos le importan los globos". Los niños se acercaron, los niños bailaron y ninguno podía comprender que aquello, además de una fiesta, era una protesta. 


Justificante de proyecto subvencionado


- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha