La portada de mañana
Acceder
Exclusiva - Amazon utilizó a un hombre de Villarejo para espiar a sindicalistas
Buscar la vacuna sin cobrar por ello: "Lo fácil sería dejarlo todo"
Opinión - Cuatro estúpidos y la ilustrada de Ayuso, por Esther Palomera

El Gobierno andaluz retira la orden que congelaba los permisos a los sanitarios y renegocia una nueva

Movilizaciones contra la orden del 8 de noviembre sobre derechos de los sanitarios

El Gobierno andaluz de PP y Ciudadanos ha derogado la orden que dejaba en suspenso las vacaciones, permisos y traslados del personal sanitario como consecuencia del avance de la pandemia en esta segunda ola. Los sindicatos del sector se toparon con esta norma de la Consejería de Salud ya publicada en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, y acusaron al consejero, Jesús Aguirre, de actuar de forma "unilateral" y "con nocturnidad". El revuelo provocó manifestaciones, protestas y amagos de huelga que obligaron a la Junta a rectificar.

Aguirre explicó que la situación de la Covid-19 en esta segunda ola era "grave", tras el cierre perimetral de toda Andalucía y sus municipios, y el toque de queda total en Granada y parcial en el resto de la región. El consejero admitió, no obstante, que aunque la orden de su departamento emanaba de un Real Decreto del Ministerio de Sanidad, que permitía disponer de todo el personal y recursos para evitar que el sistema colapsara, la decisión de la Junta debió atender a los profesionales de la salud y sus representantes sindicales.

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha presentado este viernes a las organizaciones sindicales presentes en Mesa Sectorial --Satse, Sindicato Médico, CSIF, CCOO y UGT-- una nueva propuesta de orden en materia de gestión de recursos humanos durante la crisis sanitaria para sustituir la orden de 8 de noviembre. El nuevo texto, que tiene un carácter provisional y extraordinario, ha sido debatido en Mesa Sectorial e incluye aportaciones de las organizaciones sindicales "con el objetivo de alcanzar el mayor consenso posible".

La nueva orden, de aplicación para el SAS y las agencias sanitarias, viene a establecer un marco normativo que "asegura" la aplicación de medidas extraordinarias para hacer frente a una situación extrema en el sistema sanitario. Por tanto, "responde a la necesidad de prever medidas en materia de recursos humanos para paliar las consecuencias derivadas de una negativa evolución de la pandemia y garantizar la adecuada cobertura de las unidades en todos los turnos y horarios, una vez agotados los procedimientos habituales", señala el SAS en nota de prensa.

Tal y como se expresa en el borrador de orden, "la llegada del invierno y el incremento de las incidencia de las patologías que se asocian a dicha estación nos pueden situar ante la necesidad de tener que incrementar las medidas adoptadas hasta la fecha y que hasta hoy han resultado eficaces". Por tanto, mediante esta orden se establece "de manera singular y transitoria" un marco normativo en caso de que la situación epidemiológica pudiera comprometer severamente la capacidad del sistema sanitario".

La orden contempla distintos escenarios, en función de la evaluación epidemiológica, que oscilan entre el mantenimiento reforzado de las medidas actualmente implantadas hasta la adopción de medidas urgentes de carácter extraordinario que responden a una situación crítica. Tal y como se establece en la nueva norma, "todas las medidas se aplicarán de forma gradual, con la participación de las organizaciones sindicales que forman parte de la Mesa Sectorial y utilizando de manera racional los recursos humanos disponibles y no serán de aplicación a las mujeres en estado de gestación".

Etiquetas
Publicado el
20 de noviembre de 2020 - 18:38 h

Descubre nuestras apps

stats