eldiario.es

9

El inminente adelanto electoral deja en el aire las competencias de los consejeros de IU

Los tres que tiene la coalición de izquierdas se mueven en la incertidumbre, mientras publican sus agendas para los próximos días sin saber si Susana Díaz los va a destituir.

El planteamiento de una dimisión, para evitar ser expulsados, choca con el interés de la formación en dejar claro que la ruptura del pacto es "unilateral" por parte del PSOE-A. 

Pleno del Parlamento de Andalucía.

Lo más lógico es que si Susana Díaz decide elecciones autonómicas para el 22 de marzo -lo que se prevé que haga como muy tarde el próximo lunes para que figure en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) el martes- conforme un gobierno que prescinda de los tres consejeros de IU, dado que su justificación para el adelanto electoral es que ha perdido la confianza en sus socios y que éstos no le dan estabilidad. Las competencias de éstos serían en ese caso redistribuidas entre los consejeros del PSOE-A. Es uno de los escenarios posibles, pero también puede ocurrir que los mantenga hasta que haya comicios o que sean dichos consejeros los que decidan irse. En las consejerías que dependen de IU se están viviendo estas horas de indefinición con mucha tensión. 

En este sentido, mientras los consejeros de IU continúan cumpliendo con su agenda e incluso publicando las previstas para los próximos días, sobre la mesa está la cuestión de qué es o no más adecuado: ¿se van antes de que los echen? De todas maneras, fuentes de la federación descartan una "dimisión en bloque" en las próximas horas, máxime porque todavía no se sabe qué va a hacer la presidenta. Pero, especialmente, porque no quieren quebrar su discurso de que no es IU la que rompe el pacto, sino que lo hace el PSOE-A "unilateralmente", tal y como expresaba el portavoz parlamentario de la coalición de izquierdas, José Antonio Castro.

Por ello, en el seno de IU se está debatiendo la mejor manera de proceder teniendo en cuenta esta conjunción de factores, y otro no menos importante, que es cómo afecta una decisión de este tipo a lo que es el funcionamiento de las consejerías. Se trata de cuestiones tan elementales como que no puede irse sin más la persona que firma las nóminas de los trabajadores, por poner un ejemplo.

La situación se está dando en las consejerías de Fomento y Vivienda, con Elena Cortés como responsable; Turismo y Comercio, con Rafael Rodríguez; y Administración Local y Relaciones Institucionales, que lleva el también vicepresidente Diego Valderas. La ruptura del pacto supondrá no sólo su salida, sino la de todo el personal de confianza. 

Precisamente, Rafael Rodríguez, que tenía en la celebración de Fitur el próximo gran evento de su agenda, ha manifestado este viernes que "nadie entendería que se utilice a Andalucía como un juguete roto en manos de intereses particulares, partidistas o a corto plazo". Por ello, ha reiterado su convencimiento de que seguirán trabajando y "sacando frutos de un Gobierno que ha sido estable". 

Tampoco Elena Cortés encuentra una explicación "convincente" para la ruptura. En su opinión, este Gobierno "funciona bien" y "da respuestas a los andaluces", y ha metido en el terreno de las "especulaciones e hipótesis" un posible adelanto electoral".

En paralelo, Diego Valderas continuaba este viernes con su agenda y rubricaba la reactivación de la orden de subvenciones de 2015 para las ONG, "blindando así la cooperación internacional en este ejercicio y garantizando que sus proyectos puedan salir adelante", según ha expresado.

 

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha