eldiario.es

9

La Junta retrasa a 2020 la puesta en marcha del tranvía de Jaén que suma ocho años de paro

El presidente de la Junta de Andalucía se compromete con el alcalde de Jaén a acelerar los trámites para que el tranvía se ponga en marcha en 2020, aunque la última fecha era la primavera de 2019

La única línea recorre 4,7 kilómetros, costó 120 millones de euros y tras ocho años terminada nunca ha funcionado

Ayuntamiento y Junta coinciden en que el tranvía es "un atractivo" para la ciudad y "debe ser una realidad"

El tranvía de Jaén lleva parado ocho años

En apenas unas semanas, el 27 de julio, se cumplirán seis años de una de las fechas que jalonan la ya historia interminable del tranvía de Jaén, que con una única línea de 4,7 kilómetros costó 120 millones de euros. Ese día de 2013, el entonces alcalde de la ciudad, el popular José Enrique Fernández de Moya, acudía hasta el palacio de la presidencia de la Junta de Andalucía para entregar a su presidente José Antonio Griñán, de forma simbólica las llaves de una infraestructura finalizada dos años antes, pero paralizada por el propio alcalde. Hacía, de esta forma, justicia a una frase que Fernández de Moya había pronunciado en una entrevista al periódico Viva Jaén durante la campaña electoral, en la que decía que él no se subiría jamás al tranvía de Jaén. 

Próxima parada: 2020

Hoy, 10 de julio de 2019, otro alcalde de la misma ciudad, en este caso el socialista Julio Millán, ha acudido a la presidencia de la Junta para pedir fundamentalmente, todo lo contrario, que esta infraestructura se ponga en marcha a la mayor brevedad posible.

El presidente de la Junta se ha comprometido a acelerar los trámites e incluir partidas presupuestarias en las cuentas de 2020 para que el tranvía se pueda poner en marcha el próximo año. Para ello, ha dicho que la consejera de Fomento, Marifrán Carazo, se pondrá en contacto con el alcalde para que los equipos técnicos concreten los aspectos a arreglar para acabar con la paralización de esta infraestructura.

Moreno la ha calificado como "el eterno tranvía", mientras que Julio Millán, aunque ha manifestado su gran satisfacción por esta noticia, ha insistido en acelerar los plazos, incluso firmando este mes de julio el convenio para su puesta en marcha, si es posible.

Tema prioritario

El funcionamiento del sistema tranviario y la Ciudad de la Justicia son dos de los temas prioritarios, aunque no los únicos, a "desatascar" entre el Ayuntamiento de Jaén y la Junta de Andalucía. En el caso del tranvía, el objetivo es firmar un convenio que ya fue acordado con el anterior equipo de Gobierno municipal, aunque entonces el Ayuntamiento estaba gobernado por el PP y la administración andaluza por el PSOE.

La reunión de este miércoles responde a la carta enviada por el actual alcalde de Jaén al presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, en la que además de ofrecerle su lealtad institucional se ponía a su disposición "para cerrar cuanto antes este acuerdo que estaba sobre la mesa y prácticamente acordado en diciembre del año pasado y que permite que el tranvía entre en funcionamiento".

Ese acuerdo es resultado de otro anterior cerrado en una reunión mantenida el 11 de mayo de 2018 entre los entonces alcalde de Jaén, Javier Márquez, el consejero de
Fomento, Felipe López y el presidente de la Diputación, Francisco
Reyes. Ahí se acordaba que la Administración andaluza asumiría el 75% de los gastos de explotación del tranvía, de aproximadamente 1,5 millones de euros, y
el Ayuntamiento, el 25% restante.

Este acuerdo ha seguido dando sus pasos, como la aprobación en pleno municipal y en el Consejo de Gobierno andaluz de la declaración del tranvía de interés metropolitano el pasado año, o el último acuerdo de diciembre.

Cuando se llegó al acuerdo para la puesta en marcha del tranvía, el pasado año, se fijaba abril o mayo de este 2019 para que el tranvía echase a andar. Sin embargo, la visita a Jaén del consejero de Hacienda, Industria y Energía, Juan Bravo, hace dos meses, suponía otro jarro de agua fría para los más optimistas. Ya que apuntaba al año 2020 como la fecha prevista para acometer presupuestariamente la entrada en funcionamiento de un sistema en el que se han invertido 120 millones de euros y que lleva sin funcionar ocho años.

Un tranvía con historia

La historia interminable del tranvía de Jaén, que abre un nuevo capítulo, punto y seguido del anterior, comenzó en la precampaña electoral de las municipales de 2007. La entonces candidata socialista al Ayuntamiento de Jaén, Carmen Peñalver, anuncia un tranvía para la ciudad, el PSOE gana las elecciones y el tranvía se convierte en el proyecto estrella de su mandato.

En cuatro años se gestó, estudió, adjudicó, se construyó y casi echó a andar si no hubiese llegado de nuevo la celebración de otras elecciones municipales. Originando la paradoja de que una infraestructura que se realizó en un tiempo récord vaya camino de una década con los trenes metidos en cocheras, sin estrenar.

El tranvía de Jaén, además de ser el tema estrella del enfrentamiento político durante años en la ciudad de Jaén, propició un cambio urbanístico de la ciudad. En los casi dos años que duraron las obras, desaparecieron los cuatro puentes que había en la entrada por la carretera de Madrid, buena parte de las zonas verdes y del arbolado de la zona norte y de la calzada del Paseo de la Estación, y se construyeron nuevas glorietas. 

Ya en 2010, un año antes de la fecha fijada para su puesta en funcionamiento, fue protagonista de excavaciones arqueológicas, caos circulatorio, disputas por la tala de árboles, enfrentamientos políticos, problemas laborales, roces empresariales, origen de movimientos asociativos e incluso de sucesos, con el atropello de un trabajador por parte de un conductor.

Finalmente, el 3 de mayo de 2011 comenzaron las pruebas, que sólo duraron 16 días. Un juez las suspendió admitiendo la denuncia de la empresa de autobuses urbanos Castillo. La llegada ese mismo mes a la alcaldía de Fernández de Moya fue la puntilla.

Y como si de un caro muñeco de colección se tratase, 120 millones invertidos, continúan acumulando historia y vivencias. Los trenes sin salir de su caja, mientras las vías y sus paradas se deterioran, son utilizadas como aparcamiento o papeleras improvisadas.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha