eldiario.es

9

Los juzgados avalan que la Mezquita de Córdoba, bien público, siga a nombre de la Iglesia

Un auto judicial archiva las tres denuncias interpuestas contra las inmatriculaciones de bienes públicos en Córdoba, que incluían la Mezquita-Catedral, aduciendo que su registro a nombre de la Iglesia está amparado por la Ley Hipotecaria.

El juez hace suyas las palabras con que la Diócesis registró el monumento a su nombre manifestando que “la Mezquita fue adquirida mediante donación (…) en 1236 y desde entonces ha sido poseída de manera pública, pacífica y no interrumpida en concepto de dueño”.

La Plataforma Mezquita-Catedral Patrimonio de Todos apunta que aunque no haya delito “eso no implica que la actuación de la jerarquía católica haya dejado de ser inconstitucional e inmoral”.

El Cabildo Catedralicio ha expresado su “alegría” porque el auto judicial “corrobora que el titular del templo es la Iglesia”.

Baquerín (UCOR) recurrirá el archivo de las denuncias sobre inmatriculaciones de la Diócesis

Baquerín (UCOR) recurrirá el archivo de las denuncias sobre inmatriculaciones de la Diócesis

A ojos de la justicia, la inmatriculación hecha por la Iglesia sobre la Mezquita de Córdoba es plenamente legal. Esa es una de las conclusiones que ha expuesto en su auto el Juzgado de Instrucción número 6 de Córdoba que en estos meses atrás había estudiado tres denuncias interpuestas contra las inmatriculaciones hechas por la Diócesis de Córdoba sobre bienes considerados públicos, incluida la Mezquita-Catedral, y que ha concluido con el archivo de dichas denuncias.

El auto judicial, con fecha 8 de junio y al que ha tenido acceso eldiario.es/andalucia, realiza una exposición de argumentos generales para el archivo de las tres denuncias sobre las que dice que carecen manifiestamente de contenido penal, dado que la inmatriculación de bienes inmuebles por parte de la Diócesis estuvo amparada por la Ley Hipotecaria mediante la que se hicieron efectivas con el solo certificado de posesión expedido por la propia Diócesis. 

En ese sentido, el juez señala en su auto que “se trata de una cuestión de legalidad ordinaria o en su caso constitucional o de normativa europea, que tienen sus cauces específicos en nuestro ordenamiento jurídico”. Es decir, que la denuncia no debía haberse presentado por lo penal, y añade que “todas las inmatriculaciones se han realizado en cumplimiento estricto de la legalidad vigente y que han sido supervisadas por los registradores de la propiedad, contra las cuales caben interponer los recursos correspondientes tanto en vía administrativa como judicial”. 

Cabe recordar que la primera denuncia fue interpuesta por el concejal del Ayuntamiento de Córdoba, Carlos Baquerín; la segunda la encabezó Julio Anguita y otros tres exalcaldes de Córdoba en nombre de 206 ciudadanos; y la tercera la interpuso Andalucía Laica junto con representantes de IU, Ganemos Córdoba, Podemos y Equo.

Palabras de la Diócesis en el auto del juez

De manera específica, el juez se refiere al caso concreto de la Mezquita-Catedral, edificio simbólico de estas apropiaciones hechas por la Iglesia al inscribirla a su nombre en el Registro de la Propiedad en 2006 por 30 euros. En ese sentido, el auto del juez refleja la posición de la Iglesia sobre que “la Mezquita fue adquirida por la Diócesis mediante donación del rey Fernando III en el año 1236 y, desde entonces, ha sido poseída de manera pública, pacífica y no interrumpida en concepto de dueño”. 

De esta manera, el magistrado hace suyas las expresiones esgrimidas por la Diócesis de Córdoba al inscribir la Mezquita-Catedral a su nombre, admitiendo que no tenía título de dominio sobre ella, pero señalando que “la Diócesis de Córdoba (…) resulta dueña del pleno dominio de esta finca, que posee quieta y pacíficamente, sin interrupción ni contradicción, desde tiempo inmemorial a título de dueño”, según reza el documento de inscripción en el Registro de la Propiedad. 

Así, el juez reproduce esas afirmaciones en el auto y añade que “tras las correspondientes averiguaciones se concluyó de manera inequívoca tanto por parte del área de Defensa Patrimonial de la Dirección de Patrimonio del Estado como por parte de la Delegación de Economía y Hacienda de Córdoba (…) que la denuncia carecía manifiestamente de fundamento procediendo a su inadmisión”. Y a esto, el juez también añade que la Junta de Andalucía pidió un informe al respecto pero que sus conclusiones “se desconocen hasta el momento”. 

Plataforma pro Mezquita-Catedral pública: “Es inconstitucional”

Ante el archivo de las denuncias contra las inmatriculaciones hechas por la Iglesia en Córdoba, la plataforma Mezquita-Catedral Patrimonio de Todos –que abrió el debate sobre la propiedad del monumento y aboga por su titularidad pública- ha defendido su postura inicial: “El hecho de que “no existan posibles delitos en los casos denunciados a criterio del juez, no impide que la actuación de la jerarquía católica haya dejado de ser inconstitucional e inmoral”. 

Sobre ello, añaden que esta resolución “ni impide otras posibles denuncias sobre casos concretos que sí pudieran ser constitutivos de otros delitos, ni para nada afecta a las vías civil y constitucional, que siempre ha defendido esta plataforma para impugnar las inmatriculaciones, tal y como se reconoce en el propio auto”. 

La plataforma, que ha lamentado la resolución judicial, incide en que “la inexistencia de un delito concreto que tipifique la apropiación de bienes con normas inconstitucionales, algo que sólo podía hacer la Iglesia Católica, para nada justifica legal ni éticamente su comportamiento”. 

Y sobre el pronunciamiento del juez, a la plataforma le sorprende que éste emita “pronunciamientos civiles (que dice evitar y que no son de su competencia), tales como que fue ‘adquirida por donación’, cuando no existe documento alguno que lo acredite”. E igualmente, al colectivo ciudadano le sorprenden los pronunciamientos políticos del auto, en alusión a los informes por parte de la Presidencia de la Junta de Andalucía, y que haga suyos los razonamientos canónicos del Obispado, alejados de la neutralidad y aconfesionalidad que debiera inspirar una resolución judicial de estas características. 

Cabildo Catedralicio: “El titular del templo es la Iglesia”

De otro lado, el Cabildo Catedralicio de la Mezquita-Catedral de Córdoba quiso expresar su “alegría” ante el auto judicial que archiva las denuncias presentadas sobre sus inmatriculaciones. A su juicio, “esta decisión da la razón a los argumentos que el Cabildo viene defendiendo desde hace más de un año y corrobora que el titular del templo es la Iglesia desde hace ya casi ocho siglos mediante donación del Rey Fernando III en el año 1236 y desde entonces ha sido poseída de manera pública y pacífica y no interrumpida en concepto de dueño”. 

Ante esta resolución judicial, el Cabildo pretende que “se ponga fin a la polémica sobre la titularidad de la Catedral de Córdoba, antigua Mezquita”, según ha señalado en un comunicado público en el que “vuelve a hacer un llamamiento a los representantes políticos, a las organizaciones de la sociedad civil y a los medios de comunicación para que traten con responsabilidad, sensibilidad y con respeto a la verdad todas las noticias relacionadas con la Catedral de Córdoba, antigua Mezquita”.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha