eldiario.es

9

La Caja Negra La Caja Negra

Resistencia poética desde el sur

Las voces más veteranas, el peso específico de la poesía y la narrativa en Andalucía regresa en un año en el que la frescura de sus propuestas despunta por encima de las nuevas generaciones.

Felipe Benítez Reyes se vuelve a medir con la novela; mientras que su compañero en mil batallas, Luis García Montero, entona su 'Balada por la muerte de la poesía'.

La savia nueva ha llegado para quedarse con Sara Mesa y Beatriz Rodríguez, ambas afincadas en Sevilla, con sus propuestas instaladas en una narrativa tan joven como sorprendentemente sólida.

Sara Mesa: "Cuando dejé de vivir, empecé a escribir"

Sara Mesa EFE

Que la poesía es el más bello ejercicio de resistencia es una certeza confirmada en cada uno de los nombres que desfilan a continuación y que representan la actualidad editorial que nace desde Andalucía, poco importa que sea practicada desde los versos o desde la narrativa. Si, como dijo a este mismo periódico José Manuel Caballero Bonald (Jerez de la Frontera, 1926), la poesía es "la mejor forma de estar vivo, con los ojos abiertos", poco se puede dudar de la fortaleza vital de Luis García Montero (Granada, 1958), con el que iniciamos esta serie de recomendaciones literarias desde el Sur, puesto que regresa a las librerías, paradójicamente, invocando al reverso de la vida en ‘Balada en la muerte de la poesía’ (Visor, 2016).

"¿A qué hora será el entierro?", se pregunta García Montero al enterarse por televisión de que la poesía ha muerto.  Es entonces cuando se sienta a escribir esta ‘Balada’ y piensa en Jorge Manrique y en Lorca, saltando del siglo XV al XX en un texto plagado de referentes literarios. "Rafael no está, Ángel no está, Jaime no está, Javier no está, Rosalía no está", repasa en este funeral que pareciera encerrar más bien una intención secreta de otorgarle así a la poesía una nueva vida. 

Poeta por encima de cualquier otra consideración –aunque se haya paseado por territorios tan dispares como la novela y la política sin despeinar su compromiso-, el granadino vuelve a ser noticia con el recuerdo aún muy cercano de la edición de su poesía completa en 2015. Un volumen que no sólo sirve para mirarse en perspectiva después de 35 años dedicado a la construcción de sus versos de la experiencia, sino a través del cual el lector puede conocer –sí, sin exagerar- la evolución del género poético en España en estas tres décadas.

Felipe Benítez Reyes

Igualmente poeta, escriba lo que escriba, compañero de generación y sin embargo amigo, el gaditano Felipe Benítez Reyes(Rota, 1960) regresa sin embargo ahora a la novela, género que mantiene su dignidad entre tantísimo  desmán editorial gracias al tesón, la brillantez y la calidad de autores como el que nos ocupa. ‘El azar y viceversa’ (Destino) no saldrá a la venta hasta el 28 de abril, pero ya conocemos algunos detalles. Como que el protagonista de la narración comparte paisaje vital con su autor: Rota. Ambos pasan su infancia en este pueblo gaditano, que se convierte en el espacio fundacional de sus biografías. Antonio Jesús Escribano Rangel es un buscavidas que "conocerá los caprichos de la buenaventura y de las adversidades, las quimeras cumplidas y los ensueños malogrados, la deriva y el rumbo". Como telón de fondo, la España sombría del franquismo, los años inciertos de la Transición, y el presente, tiempo "de oportunistas disfrazados de redentores", en palabras del escritor. Que cada cual lo entienda como quiera.

Su magistral dominio del lenguaje, esa imaginación de medida incontención, siempre a punto de desbordarse, maravillosamente al filo, se advierten ya como marcas de la casa en los adelantos que ha dado a conocer Benítez Reyes y que pueden leerse aquí.

Eduardo Mendicutti

Otra de las voces más veteranas, de una generación anterior pero de la misma marca literaria que Andalucía exporta al conjunto nacional, es Eduardo Mendicutti (Sanlúcar de Barrameda, 1948), escritor también del Bajo Guadalquivir, con todo lo que ello significa. Tirando de vocación y oficio periodístico –que el autor combina con el literario-, ha llegado este año Mendicutti a las estanterías de novedades con ‘Furias divinas’ (Tusquets), una historia  enmarcada en el escenario político y social de mayor actualidad, con indisimulados guiños al fenómeno Podemos, donde albañiles en paro, pintores de brocha gorda, y transformistas en bares de alterne desfilan por una narración plagada de humor y crítica social.

A modo de ‘Full Monty’ ibérico, y con esa escritura inmediata y descacharrante que caracteriza al gaditano, ‘Furias divinas’ recoge el testigo de su novela anterior, ‘Una mala noche la tiene cualquiera’, en la que un travesti andaluz daba forma, a través de un monólogo, a los problemas del colectivo LGTB en el 23-F.

José Manuel Caballero Bonald

Seguimos en Cádiz y seguimos retrocediendo en generaciones, todas las que han definido el paisaje literario de la España del siglo XX. Nos paramos ahora en la conocida como Generación de los 50 para rendir un pequeño homenaje a José Manuel Caballero Bonald (Jerez de la Frontera, 1926), que llama con extrema lucidez a la puerta de los 90 años y se sitúa en plena actualidad con una publicación tan atípica dentro de su producción como digna de mención: La reedición del ensayo ‘Sevilla en tiempos de Cervantes' (Fundación José Manuel Lara), con motivo de la celebración del IV centenario de la muerte del autor.

"Nadie que no sea un poeta podría haber escrito El Quijote", asegura Caballero Bonald en esta frase que sirve para hilvanar estas recomendaciones literarias donde la poesía ejerce de hilo conductor una vez más. Novelista, ensayista, poeta y pensador fundamental, el jerezano despliega en este libro de corte ensayístico una frescura más propia de la ficción para recorrer los rincones de la Sevilla del XVI. Es más, ha confesado que en más de una ocasión pensó hacer de este libro una novela. "Esas horas de penumbra que hay en la vida cotidiana de Cervantes en Sevilla son muy atractivas, y un incentivo para inventarte una figura más del personaje andando por esa ciudad espléndida que era en aquel tiempo la capital hispalense", aunque finalmente "abandonó la idea" porque asegura que la novela histórica "no es un género que me interese". Sin embargo, el lector puede acercarse a este libro así, como si se tratara de una narración a caballo entre la historia y la fantasía.

Herminia Luque

Herminia Luque Ortiz (Granada, 1964) es noticia por haber ganado recientemente el IX Premio Málaga de Novela con su obra 'Amar tanta belleza' (Planeta) , una ficción con protagonistas reales: las escritoras del Siglo de Oro español María de Zayas y Ana Caro.

"Acercar al lector contemporáneo, mediante una trama novelesca, toda la riqueza literaria y reivindicar el trabajo de María de Zayas y Ana Caro, dos escritoras excepcionales y grandes amigas" ha sido la ambición de esta granadina afincada en el municipio malagueño del Rincón de la Victoria, que abre la puerta con este libro al conocimiento de mujeres "doblemente subordinadas, plegadas a las limitaciones de los hombres y a las limitaciones de la sociedad estamental, de una sociedad del privilegio".

Hermana de la también veterana poeta Aurora Luque, la autora de 'Amar tanta belleza' se encontró con estos dos personajes de casualidad, mientras se hallaba inmersa en el proceso de documentación para otra novela. "Pero lo abandoné todo cuando me di de bruces con el poderío literario de estas mujeres" que fueron tachadas de escandalosas y que la Historia se encargó de silenciar hasta el momento en el que esta escritora y ensayista se ha propuesto arrojarles luz.

Juan Cobos Wilkins

Pero volvamos a la poesía. Juan Cobos Wilkins (Minas de Riotinto, 1957) ha recurrido al imaginario audiovisual para titular su nuevo poemario : 'El mundo se derrumba y tú escribes poemas' (Colección Vandalia, Fundación José Manuel Lara), una reinterpretación del diálogo clímax de 'Casablanca' con el que el onubense quiere poner el foco en dos imágenes simbólicas y complementarias: la de un mundo que se va desmoronando y la de su propia existencia, que se va transformando con el paso del tiempo.   

Igualmente poeta de destrezas caleidoscópicas (a caballo entre la novela y el ensayo), Cobos Wilkins continúa aquí la senda que abrió en 'Biografía impura' y firma un poemario marcado por las ausencias y el paso del tiempo, las pérdidas, el dolor y la conciencia del compromiso solidario con el sufrimiento del otro. La infancia, el primer amor, la orfandad, los desafíos, la muerte y, en definitiva, la melancolía, ocupan también los versos de este libro que surgió hace 5 años y que, asegura, le ha costado compartirlo con el lector. "Porque ahora ya no es mío... Ahora se me ha ido y pertenece a quien lo lea".

Jacobo Cortines

Parece que las dos últimas añadas literarias en Andalucía son de género poético, porque no se puede dejar de recomendar 'Pasión y paisaje. Poesía reunida (1978-2016)' (Fundación José Manuel Lara), de Jacobo Cortines (Lebrija, 1946), Premio Nacional de la Crítica, profesor de Literatura en la Universidad de Sevilla, miembro de la Academia Sevillana de Buenas Letras y, en definitiva, agitador cultural y referente para generaciones posteriores.

Poeta a fuego lento, nunca ha sido un autor prolífico, por más que desde su primer libro, que recoge esta antología, hasta ahora hayan pasado casi 40 años: "La poesía también se hace pensando, no sólo escribiendo", suele decir. Todos sus poemas están pues en Pasión y paisaje. Poesía reunida (1978-2016), un volumen que publica sintiendo "que era el momento". "Yo nunca había leído toda mi poesía seguida, y al hacerlo me pareció que es coherente, que no es una acumulación de historias inconexas, sino que de algún modo conforman una historia única y superior: una autobiografía moral y sentimental", confiesa el autor, que recoge títulos como 'Primera entrega', 'Pasión y paisaje', 'Carta de junio y otros poemas', 'Constelaciones' y 'Nombre entre nombres', así como su último poemario inacabado, 'Días de trabajo'.

El libro también incluye una agenda final del autor denominada 'Huellas de una creación', donde el poeta deja la constancia del día a día de la creación, "de la agonía de la lucha".

Sara Mesa

"Empecé a escribir cuando dejé de vivir tanto, cuando la vida se me calmó un poco, antes estaba demasiado ocupada". Es una de las nuevas voces de la narrativa andaluza que ha irrumpido con una presencia volcánica en el panorama editorial nacional y, sin embargo, Sara Mesa (Madrid, 1976) habla con la distancia de quien se sabe una novelista de madurez precoz, con una obra sólida y ya cuajada a la que le acaba de sumar nada menos que dos nuevos títulos: La novela 'Cicatriz'(Anagrama), que recomendamos junto al libro de relatos 'Mala letra', compuesto por 11 historias de alto componente autobiográfico que buscan "inquietar al lector y desmitificar tópicos", según asegura la autora.

Así, mientras que en 'Cicatriz', Sara Mesa intenta "darle la vuelta al tópico del amor", en los relatos se adentra en el proceloso universo de la familia y pone el foco en los peligros de la sobreprotección y la coacción de la propia personalidad en las relaciones padre-hijos. "Los relatos sirven para explicarme a mí misma", explica Mesa, nacida en Madrid pero residente en Sevilla, que trabaja alejada de la literatura, en el ámbito audiovisual, y escribe casi en un estado de anarquía, sin presiones, que produce, no obstante, un resultado brillante.

Beatriz Rodríguez

Pero sin duda, la irrupción más novísima viene de la mano de Beatriz Rodríguez (Sevilla, 1980), autora de 'Cuando éramos ángeles' (Seix Barral), segundo título de su corta trayectoria con la que ahonda en la novela generacional, en temas tan literarios como la pérdida de la inocencia y la construcción del yo.

"Se trata sobre todo de mostrar el recuerdo de quienes éramos en nuestra adolescencia, algo que siempre me ha obsesionado por mi carácter, muy maleable en mi juventud", explica la autora. "(Quería) Recordar cómo nos relacionábamos, porque todos hemos tenido una pandilla e hicimos cosas que, cuando llegas a adulto, piensas, '¿Cómo pude hacer eso?', y te quedas alucinada".

Y es que la novela es una narración sobre el descubrimiento del sexo, el amor, la soledad, el rencor y la venganza, con un asesinato incluido; una novela coral, con muchos ángeles bellos y otros no tanto, que en la madurez son capaces de cometer crímenes gestados en esa adolescencia, y que tiene su hilo conductor en Clara, una joven periodista que, tras la muerte de su marido, se queda a vivir en un pueblo de mil habitantes, para llevar una vida tranquila, dirigiendo el periódico local.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha