eldiario.es

Menú

La Caja Negra La Caja Negra

La UGR lidera nuevas excavaciones arqueológicas en la Cuenca de Orce

Juan Manuel Jiménez Arenas, profesor de la UGR, dirigirá a un equipo de científicos internacional que realizará estas excavaciones arqueológicas

La Cuenca de Orce, declarada bien de interés cultural desde 2012, alberga yacimientos fundamentales para conocer las primeras ocupaciones humanas del continente europeo

La Administración autonómica destinará este año casi 100.000 euros a los trabajos

- PUBLICIDAD -
Museo del Hombre de Orce /Foto: Ayuntamiento de Orce

Museo del Hombre de Orce /Foto: Ayuntamiento de Orce

Un equipo de científicos liderado por la Universidad de Granada comienza este lunes nuevas excavaciones arqueológicas en Orce, en los yacimientos de Barranco León - que cuenta con indicios de actividades humanas hace 1,4 millones de años-, Fuente Nueva 3 y Venta Micena, con un presupuesto de 75.000 euros estipulado en las cuentas de la Junta de Andalucía de este año para tal fin, al que la administración autonómica suma 22.000 euros más para acondicionamiento de la zona donde se desarrollarán los trabajos.

Las excavaciones está previsto que se prolonguen hasta el próximo 23 de julio, cuando comenzará el análisis de los restos y materiales, y las consiguientes investigaciones, según ha explicado a Europa Press el delegado territorial de Cultura de la Junta en Granada, Guillermo Quero, en referencia a este proyecto que se desarrolla en el marco de un convenio entre el Gobierno andaluz y la UGR, y que se prolongará los próximos cuatro años.

La actividad arqueológica está dirigida por el profesor del departamento de Prehistoria y Arqueología de la UGR, Juan Manuel Jiménez Arenas, y en ella participa un equipo multidisciplinar e internacional de centros de investigación formado con investigadores de los campos de la arqueología, paleontología y geología.

La Junta ha delimitado las nuevas investigaciones a este proyecto científico para los yacimientos arqueo-paleontológicos de la Cuenca Guadix-Baza y en especial de la Zona Arqueológica de Orce que, con una duración de cuatro años, tiene como objetivo fundamental "el estudio de los contextos paleoecológicos asociados a las primeras ocupaciones humanas en el continente europeo".

Junto con la Universidad de Granada, participan en estos trabajos el Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social, el Centro Nacional de Investigación de la Evolución Humana, el Museo de Historia Natural de Copenhague (Dinamarca), y las universidades Autónoma de Barcelona, Complutense de Madrid, y de Jaén, Sevilla, Alicante, La Laguna, País Vasco, Oviedo, Zaragoza, Helsinki (Finlandia), Zurich (Suiza), Oslo (Noruega) y Kiel (Alemania).

Desde 1982

En 1982, en Venta Micena, el paleoantropólogo Josep Gibert halló lo que se consideró en su momento un fragmento craneal del Hombre de Orce, de 1,3 millones de años.

Junto a Fuente Nueva 3, localizado a escasos kilómetros, Barranco León es una de las principales fuentes para el estudio y conocimiento de las primeras ocupaciones humanas en Europa. Entre los restos más relevantes documentados en Barranco León destacan los relacionados con diferentes especies de mamíferos, industria lítica (relacionada con la producción de herramientas de piedra) y un molar de un niño que es considerado como el resto humano más antiguo documentado hasta la fecha en Europa.

El proyecto presentado a Cultura viene precedido del trabajo de campo en Barranco León desde el pasado 22 de agosto al 10 de septiembre de 2016. En él los investigadores encontraron restos relacionados con la talla de la piedra y con el descuartizamiento de los cadáveres y fracturación de los huesos de los animales que habitaron en los márgenes del gran lago que dominó y condicionó la vida en el norte de la provincia de Granada, según informó la Universidad de Granada tras estas tareas. Los trabajos se han llevado a cabo  en un área donde se estima que, en su día, hubo mamuts, hipopótamos, rinocerontes, caballos, bóvidos, cérvidos, tigres dientes de sable, licaones, ancestros del lobo y humanos.

A su vez, da continuidad a los trabajos y planteamientos llevados a cabo en los últimos años en la zona arqueológica de la Cuenca de Orce que fue declarada Bien de Interés Cultural el año 2012 al localizarse en ella estos yacimientos, de carácter arqueológico y paleontológico que, tanto por la cantidad como por la calidad de sus registros, son fundamentales para el conocimiento de las primeras ocupaciones humanas del continente europeo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha