eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

La Oficina de Patentes y Marcas impide el uso de la marca malagueña 'Pig Demont'

La imagen de la empresa, dedicada a la distribución de jamón y bebidas, es un cerdo con gafas y pelo

El dueño dice que "el humor es fundamental en la vida, y en política por supuesto también": "Que yo sepa, no tiene que tener él la propiedad de ese pelo"

El vino espumoso 'Rufián' es otro producto que comercializa Alberto López, quien no se atreve a invertir en su negocio en esta situación

- PUBLICIDAD -
El expresidente de la Generalitat impugna la marca malagueña 'Pig Demont' por "ofensa y vejación"

La Oficina Española de Patentes y Marcas,  organismo público responsable del registro y la concesión de las distintas modalidades de propiedad industrial, ha impedido a un empresario malagueño usar el nombre 'Pig Demont' en su negocio de venta de productos de Andalucía. El abogado del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, Jaume Alonso-Cuevillas, había impugnado el registro de la marca, dedicada a la distribución de jamón y bebidas, por presunta "ofensa y vejación" a la imagen de Puigdemont.

En declaraciones este miércoles a TV3 recogidas por Europa Press, el abogado ha explicado que envió un requerimiento a la Oficina de Patentes y Marcas en diciembre para impugnar la marca por considerar que la imagen --un cerdo con gafas y pelo-- es una clara caricatura del expresidente y por "las similitudes fonéticas con su apellido, que no tienen autorización para utilizar". Ahora, el propietario de la empresa ha presentado alegaciones contra la decisión de la Oficina, ha explicado Alonso-Cuevillas.

La defensa de Puigdemont ha actuado contra la empresa en el ámbito de la propiedad industrial pero ha asegurado que, si sigue utilizando la marca, reclamarían por la vía civil, "y si además se producen expresiones ofensivas, se procederá por la vía penal".

Alonso-Cuevillas ha asegurado que Puigdemont "de este asunto se ha preocupado poco", porque tiene asuntos mucho más relevantes de los que ocuparse. El vino espumoso 'Rufián' es otro producto que comercializa López, quien no se atreve a invertir en su negocio en esta situación.

El empresario Alberto González, que se ha mostrado preocupado por el futuro de su empresa malagueña, ha dicho que "el humor es fundamental en la vida, y en política por supuesto también, quizá más, y no ha habido intención de molestar". López ha asegurado a Efe haber recibido insultos y amenazas tras conocerse el contencioso a través de los medios de comunicación y sentirse «sobrepasado y preocupado» por el cariz que han tomado los acontecimientos: «Soy padre de familia y tengo que priorizar la seguridad de mis hijas», ha dicho.

En declaraciones a la Cope recogidas por Europa Press, ha dicho que el 11 de junio presentó sus alegaciones al requerimiento, en las que dice que "el logo no refleja la imagen de él, y por supuesto se pretendió llamar 'Cerdo de monte" ('Pig Demont')" a la empresa, y su abogada calcula que el caso puede alargarse de una a tres semanas.

Ha insistido en que el logo no es su imagen sino la caricatura de un cerdo: "Que yo sepa, no tiene que tener él la propiedad de ese pelo", ha añadido en alusión a que el peinado se pueda parecer al de Puigdemont.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha