eldiario.es

9
Menú

"Europa deja la vida de las personas en manos de los países de los que precisamente quieren salir"

Jesús Cubero Ortiz es autor del capítulo 'Mercado sin Fronteras: el negocio de la migración' en el informe 'Derechos Humanos en la Frontera Sur' de APDHA

"Lo que manda es el dinero, incluso por encima de los derechos humanos y del derecho a la vida", señala

- PUBLICIDAD -
valla melilla apdha

APDHA

"Esperemos que sea así", dice ante el anuncio del nuevo ministro Grande-Marlaska de que hará todo lo posible para que las concertinas de las vallas de Ceuta y Melilla sean retiradas. Jesús Cubero es Grado en Criminología y Seguridad, Máster en Sistema Penal y Criminalidad, especialidad gestión de la seguridad, y colabora con la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA). Fruto de sus investigaciones es el capítulo 'Mercado sin Fronteras: el negocio de la migración' del  informe 'Derechos Humanos en la Frontera Sur 2018', donde desgrana el negocio de las fronteras en esta "Europa Fortaleza".

La llegada del Aquaruis a España ha devuelto a la opinión pública española el drama de las migraciones, un drama que no ha dejado de cesar pese a que algunas noticias devuelven por momentos a la actualidad las viviencias de personas migrantes como el mar de devuelve a la orilla sus cuerpos cuando la tragedia se consuma. El "gesto de Sánchez", como señala Cubero, tiene sus apreciaciones. "Todos esos movimientos de solidaridad los pongo un poco entre comillas porque, con el Aquarius, los líderes europeos agradecen a Pedro Sánchez el gesto, pero luego por detrás siguen invirtiendo y apostando por seguir construyendo la Europa Fortaleza".

"Había una frase muy curiosa, precisamente de Mariano Rajoy, de que 'una cosa es ser solidario y otra cosa es serlo a cambio de nada', que define bastante bien la política europea respecto a las migraciones. Porque el gran proyecto europeo no es colocar la frontera en España, en Italia o en Grecia sino en Mali, Níger, Libia o Sudán sobre todo. Yo te vendo que soy solidario contigo dándote importantes cantidades para desarrollo pero, a cambio, me vas a controlar los flujos migratorios, tanto de tus nacionales como de las personas que están transitando". Cubero destaca durante todo el capítulo del  informe la importancia que tienen los flujos migratorios y la "fuerza" en ese sentido de los lobbies. 

"Intentan vender solidaridad"

En ese sentido, Cubero aporta cifras derivadas de sus investigaciones, detallando que países como Libia o Sudán han recibido 400 millones de la Unión Europea (UE) "para control de personas", Níger 75, Etiopía 99 o Senegal 60. "Intentan vender solidaridad y lo que hacen por la espalda es colocar la frontera en África y que no nos enteremos de lo que está pasando. Venden la externalización de fronteras como solidaridad y así llegan menos personas a las costas europeas", apunta.

Según relata, en 2015, llegaron más de un millón de personas a Europa. Fue entonces cuando se apostó por el modelo de dejar de invertir en la frontera europea y apostar fuerte por la externalización. En 2016 bajaron las llegadas a 387.000 y en 2017 descendieron a 184.000, cifra con detalle en el informe con base a estadísticas oficiales. "La estrategia funciona. Externalizar la frontera es lo que está dando los resultados. Por eso me sorprende que no la pusieran en práctica mucho antes, porque España lo hizo desde 2003, sobre todo en 2006, después de que llegaran a Canarias casi 32.000 personas. España fue pionera en esa externaización y, con sus acuerdos con Marruecos, Mauritania, Senegal y los países del Sahel, las llegadas al año siguiene bajaron a apenas a 12.000", explica.

El papel que cumplen de las vallas de Ceuta y Melilla en este sistema es el de "última línea de defensa". "Cuando el control por parte de esos países no funciona, para evitar que entren se colocaron las famosas tres vallas, y aún así siguen inventando estos cosas de las concertinas, el foso, etc. La valla actual de Ceuta, explica, fue construida en 2005 por Dragados con un coste de construcción y mantenimiento de 18 millones de euros. Del mantenimiento se encargaría posteriormente Ferrovial, ingresando hasta 2014 un total de más de ocho millones. Por otro lado, la valla melillense fue más cara que la ceutí, costando 21 millones y un gasto en mantenimiento hasta 2014 de más de 12 millones.

España, líder en recepción de fondos

Cubero pone de relieve el gran mercado y nicho de negocio para mantener la "fortaleza", analizando cifras y la constante evolución de estos muros y la tecnología utilizada en hacerlos más impenetrables. Por ser una de las puertas principales a Europa, España ha recibido importantes fondos de los distintos programas que ha desarrollado la Unión Europea. De hecho, ocupa el puesto número 1 en recepción de fondos. A los más de 289 millones de euros del programa FP7 hay que sumar el montante total previsto para el H2020, más de 195, quedando un total de casi 485 millones que España ha recibido o recibirá para el control y seguridad de sus fronteras. La cifra más alta de todos los Estados miembros, seguida de Italia, con 406 millones, explica en su artículo.

Este experto insiste: "El gesto del Gobierno español era necesario. No se puede dejar a 629 personas tiradas. Pero ese gesto, si no viene acompañada de una voluntad real de la UE y de la ONU de que se cumplael derecho internacional, no tiene sentido. Porque si Italia hace eso, funciona y le sale bien, como ha celebrado su primer ministro, ¿para qué sirve el derecho internacional?", se pregunta. "Otros países podrían imitar a Italia y eso supondrían más muertes de las que desgraciadamente ya hay. El gesto de España lo aplaudo pero, si no se acompaña de presión internacional, puede ser negativo a la larga en el sentido de que más países quieran hacer lo mismo que Italia".

En cuanto al negocio concreto de las migraciones, Cubero destaca que, en el sistema actual, "lo que manda es el dinero, incluso por encima de los derechos humanos y del derecho a la vida". Y explica: "De las 120 perosnas que forman la Comisión de Seguridad de la UE, tres cuartas partes son empresas privadas que miran por su propio beneficio. Todo es innovacion y tecnología pero por encima de los derechos humanos. De ahí vienen las concertinas, el Sistema de Vigilancia Integrado (SIVE), etc".

Los ganadores, "siempre son los mismos"

"Las más beneficiadas, casualmente, son las mismas (Atos, Indra, etc) que se llevan la gran mayoría de los contratos de la UE. Con la externalización de fronteras continúa esa rueda porque, aunque el presupuesto de frontera europea ha disminuido, al exigirle a los países africanos que controlen los flujos migratorios, estos les compran a estas empresas la tecnología y el armamento. Los ganadores de esto siempre son los mismos, una y otra vez", resume.

"El principal engaño que se valora en las operaciones militares no se dirige sólo a los enemigos, sino que empieza por las propias tropas", decía el estratega Sun Tzu en la obra 'El Arte de la Guerra' (siglo IV a.C.). "Fácilmente es extrapolable esta idea a los movimientos migratorios hoy día", apunta el autor, que indica que "los medios de comunicación ejercen una importante labor a la hora de crear opiniones en la ciudadanía y de la misma manera en que los generales chinos engañaban a sus tropas, los medios hacen pensar a los ciudadanos europeos que los migrantes que llegan son siempre 'económicos', no refugiables, eliminando ese posible halo de solidaridad que pueda despertar entre la mayoría de la población".

"Mi visión es que, a la larga, lo que nos van a vender es que la cosa va a a ir mejor en el sentido de que las llegadas están disminuyendo y también las muertes y desapriciones en el Meditaerráneo. Pero esas muertes se seguirán produciendo en Mali, Níger, Libia o Sudán y no nos vamos a enterar. Patricia Simón, durante una jornada celebrada en Cádiz, dijo que el número de muertes en el desierto del Sáhara es tres veces mayor que en el Meditaerráneo, pero sin embargo de ello no se habla. Europa está dejando la vida de las personas en manos de los países de los que precisamente quieren salir".

Tras los fondos dedicados al desarrollo y ayuda humanitaria se esconden, además, políticas de control migratorio y represión en los países de origen o tránsito de la población migrante, sin importarle lo más mínimo lo que pueda pasar con esas personas que huyen en su mayoría del horror y de la pobreza, detalla Cubero.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha