eldiario.es

9

Religión y feminismo: “Las religiones no han sabido aprovechar a las mujeres”

Un foro de debate sobre “Religiones y Feminismo” pone sobre la mesa el papel de las mujeres en las religiones y las cortapisas de éstas hacia el género femenino.

El trabajo de las mujeres a la sombra de las jerarquías copadas por hombres en la distintas religiones vuelve a reivindicarse tras las palabras del Papa Francisco sobre el “genio femenino”.

“La primavera árabe fue posible porque las mujeres estaban allí. Mujeres musulmanas revisionistas”, explica una profesora de Derecho Eclesiástico del Estado.

Cartel de la mesa de debate sobre Religiones y Feminismo.

Cartel de la mesa de debate sobre Religiones y Feminismo.

"Las religiones no han sabido aprovechar a las mujeres. Han perdido muchísimo". Es la conclusión a la que llega la profesora de Derecho Eclesiástico del Estado en la Universidad de Córdoba, Amelia Sanchís, a la hora de analizar el papel de las mujeres en las distintas religiones y las cortapisas que éstas le han impuesto al género femenino para un desarrollo en igualdad con los hombres.

Esta profesora, participante en la mesa de debate "Religiones y Feminismo: ¿compatibles?" organizada en Córdoba por la Asociación de Mujeres Marianne, es clara a la hora de abordar el desplazamiento sufrido por las mujeres en las jerarquías de las religiones y tacha de "absurdo" el que eso haya ocurrido: que las distintas confesiones no hayan aprovechado el potencial de ellas.

Ahora que están recientes las palabras del Papa Francisco en las que señalaba que "el geniofemenino" debe estar donde "se toman las decisiones en la Iglesia", esta estudiosa del Derecho y las religiones explica: "Ha sido bochornoso cómo las teólogas feministas han tenido que dar un toque de atención" al Vaticano sobre todo el trabajo de revisionismo que ellas han hecho para la Iglesia. Y pone de ejemplo a Ivone Gebara, monja teóloga feminista de Brasil, quien recientemente preguntaba se en un artículo: "¿Cómo puede el Papa Francisco simplemente ignorar la fuerza del movimiento feminista y su expresión en la teología católica feminista?". Lo hizo en referencia a la respuesta del Papa sobre la posible ordenación de mujeres en la Iglesia católica, ante lo que dijo que ese tema estaba cerrado. "O sea, dijo no", sintetiza esta teóloga.

Intervinientes en la mesa de debate sobre Religiones y Feminismo.

Intervinientes en la mesa de debate sobre Religiones y Feminismo.

Para esta profesora de Derecho Eclesiástico del Estado, todo ese esfuerzo y trabajo de las mujeres dentro de la religión ha sido desaprovechado por las jerarquías de cada confesión. No se ha valorado. Y señala que no sólo ha pasado en el catolicismo sino que apunta también al ámbito musulmán. "La primavera árabe fue posible porque las mujeres estaban allí", indica sobre el poder de las mujeres, de más del 50% de la población, para que un hecho social cuajara como lo hizo aquél. "Las mujeres blogueras que contaron lo que estaba ocurriendo entonces venían del feminismo surgido en los años 60. Son las musulmanas revisionistas", explica.

Y de vuelta al catolicismo más cercano a nuestra sociedad, señala un ejemplo para poner sobre la mesa el trabajo de hecho que llevan a cabo las mujeres en la Iglesia y que, sin embargo, en la teoría jerárquica, les queda prohibido. "Galicia es la comunidad que tiene el mayor número de mujeres que están haciendo más tareas propias de curas porque no hay curas suficientes". "Es absurdo", vuelve a insistir y deja clara una cuestión desde su visión de la igualdad entre hombres y mujeres: "Se pierden más los varones jerarcas que las mujeres porque ellas son más autónomas. Lo han aprendido por necesidad y es así", señala.

Junto a ello, esta experta no quiere dejar atrás "las reivindicaciones desde la religión de las mujeres desde un plano de igualdad en su labor por la defensa de los más oprimidos". Y señala, en este sentido, el trabajo llevado a cabo sobre todo en América Latina y más recientemente en Asia por mujeres defensoras de la Teología de la Liberación y la Pobreza. "Todo eso se lo han perdido las religiones", resume Sanchís, en referencia al trabajo que ellas han realizado durante años dentro de las distintas religiones, siempre a la sombra de los hombres.

Religiones dominadas por el patriarcado

Esa sombra se expresa en el patriarcado que ha regido desde sus inicios a las religiones. "El feminismo es compatible con quienes quieran deconstruir el patriarcado y acabar con el machismo", añade esta profesora que explica cómo "las mujeres han estado discriminadas por las religiones y el Estado".

Un Estado cuyo papel también es objeto de debate en este foro sobre ´Religiones y Feminismo´. "No podemos admitir un fundamentalismo que asuma que una religión es una verdad tan absoluta y perfecta como para gobernar el mundo y la sociedad". Son palabras de María José Moruno, vocal de la Comisión Permanente del Consejo Andaluz de Participación de las Mujeres e interviniente también en el debate, quien defiende la separación del Estado y la religión.

"La libertad de religión está limitada por los Derechos Humanos", recuerda para explicar que las políticas de Estado no debieran dar cabida a la desigualdad manifiesta entre hombres y mujeres, algo que contraviene los principios de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en la que ambos géneros tienen los mismos derechos.

Y, sin embargo, las religiones asumen "una política patriarcal, basada en la distinción de géneros" en la que también se imbrica lo que esta profesora llama "la lógica de la subordinación" que impera en cualquier religión y que explica así: desde que la religión se crea por un Ser Supremo, el resto son subordinados. Y si la representación en la tierra de ese ser supremo son hombres, las mujeres bajan aún otro escalón en esa subordinación.

A juicio de Moruno, la religión "no deja de ser un sistema de poder" y, en concreto, "un sistema de poder basado en el patriarcado, controlado por aparatos que no incluyen a las mujeres en su jerarquía. Ni quieren oír hablar de eso". Y añade: "Si ahora el Papa Francisco ha dicho que las mujeres tienen que entrar en la jerarquía de la Iglesia, pues hasta dentro de cuatro siglos no cambiará nada", ironiza sobre la progresión del papel de la mujer en la Iglesia católica.

"Las religiones son obstáculos para la igualdad"

Una visión sobre la desigualdad de género en las religiones compartida también por un hombre, Casimiro Barbado, profesor de Educación Secundaria y miembro de Córdoba Laica, que participa en este debate para analizar cómo desde la escuela se admite el pensamiento de las religiones pese a ese desequilibrio de igualdad entre hombres y mujeres.

"Las religiones son obstáculos para la igualdad", tiene claro este profesor y añade que, además, "el Estado contribuye al mantenimiento de esta anacrónica situación al no separar la educación de la religión" como algo propio sólo del ámbito privado. A su juicio, lo más preocupante es que, así, en la escuela "se transmiten unos contravalores a la infancia y a la juventud", valores religiosos que por su génesis son distantes de la igualdad de género. "La religión tiene que estar fuera de la escuela" porque, en su opinión, "atenta contra el derecho de los menores a la formación de su conciencia en libertad".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha