La portada de mañana
Acceder
Los expertos alertan de que situar la Navidad como horizonte es un error
Madrid y Extremadura optan por el toque de queda laxo a pesar de estar en riesgo alto
Opinión - Si esto es una guerra, España va perdiendo, por Esther Palomera

150 años de historia de Las Teresas: un Kennedy, un Nobel, un libro y una familia de taberneros

Varias generaciones que han regentado Las Teresas, en Sevilla

El senador estadounidense Ted Kennedy (y hermano del presidente John F. Kennedy) se tomó una caña en Las Teresas en 1963 cuando el dictador Francisco Franco le invitó a visitar Sevilla. Pepe Gómez Pichardo, que fue tabernero (que no propietario) de este establecimiento durante 51 años, cuenta que “uno no espera que un Jueves Santo aparezca, sin avisar, un senador americano por la puerta del local”. Sin embargo, Las Teresas es uno de esos bares tradicionales que, en 150 años de negocio, ha visto y servido a decenas de nombres conocidos: desde el dibujante Forges o el escritor y Nobel Camilo José Cela al histórico político del Partido Comunista Santiago Carrillo o al también escritor Mario Vargas Llosa. Así lo atestiguan sus paredes, repletas de recuerdos y fotografías que dan fe de tantas décadas de visitas.

En Las Teresas, local situado en la Calle Santa Teresa nº2, estaban preparando su 150ª aniversario (nada menos) cuando llegó la pandemia de la Covid-19, que les ha obligado a permanecer cerrados hasta este martes. Seis meses después, Luis Sánchez, el dueño actual del Café-Bar, ha decidido reabrir el negocio, que fue de su hermano y antes de su padre, afirmando que quieren ser “la locomotora que reactive de nuevo la actividad del barrio de Santa Cruz”. A pesar de que tienen que “reconsiderar el aniversario” por las circunstancias actuales, Luis afirma que “han sabido adaptarse, una vez más” a una nueva realidad que, según él, “ha demostrado lo necesario que es el turismo en Sevilla”. Lo que seguro han demostrado es que reabrir ya es toda una celebración en tiempos de pandemia.

El dueño del bar, cuenta, pasó la cuarentena confinado en la casa que hay justo encima de Las Teresas, donde nació, creció y sigue viviendo. Luis confiesa que “ha sido una fase en la que el barrio me recordaba a la soledad y tristeza que se respiraba en los años 70”, época en la que el centro de Sevilla estaba envejecido y los jóvenes se habían abandonado el casco. Ni entonces cerro sus puertas este local. Sin embargo, en la reapertura se ha mostrado optimista y desea que “todos los negocios de la zona entren en una dinámica positiva para que esta zona (del entorno de la Catedral) recobre la vida que tenía antes.”

Las Teresas: un bar clásico, familiar y repleto de historia

El café-bar Las Teresas es uno de los más antiguos y clásicos del Barrio Santa Cruz. Luis Sánchez es el encargado de abrirlo cada día desde 2001, pero desde que nació ha formado parte de la historia del local. Cuando su padre, Plácido Sánchez, decidió comprarlo en 1939, el matrimonio vivió un tiempo en la trastienda de lo que entonces era una tienda de comestibles con un pequeño despacho de vinos. Luis, el propietario; Pepe, el tabernero veterano; y Luis, el hijo del dueño, cuentan cómo, poco a poco, los vinos tomaron más protagonismo en el local y fueron quitándole espacio a la tienda hasta que en 1971 Las Teresas se convirtió oficialmente en un Café-Bar. El negocio de comestibles se trasladó al local de enfrente, pero cerró en el 2001. La evolución del local ha ido acompañada de cambios en la clientela que ha cambiado de un público de barrio a una mezcla de turista y "sevillano tradicional", pasando por una época de espacio para debates políticos justo después de la Transición.

“El bar sigue conservando la estructura original; las vitrinas pertenecían a la tienda y los azulejos de las paredes se hicieron a mano, uno a uno, queriendo reproducir los originales colocados en 1870”. Lo cuenta Pepe, que ha trabajado en Las Teresas desde los 14 años. Él se ha criado junto a la familia Sánchez y conoce todas las anécdotas e historias que esconde este clásico del barrio Santa Cruz. “En esa esquina está la ‘mesa Kennedy’”, explica mientras señala a una pequeña mesa donde el Senador americano se sentó con 1963; “y aquí escribió Arturo Pérez Reverte ‘La piel del tambor’”, mostrando la esquina de la barra donde, según cuenta, pasaba el escritor las horas escribiendo. Pepe ya está jubilado y ya no trabaja en Las Teresas, pero asegura que, quien lea ese libro, podrá encontrarle cerca de la página 350, en el personaje de un tabernero que da de beber a un cura “un poco borrachín”. Los que prefieran acercarse a Las Teresas, no sólo desde las páginas de este libro, bien pueden pasear entre sus mesas y su barra para respirar, nada más y nada menos, que 150 años de historia.

Etiquetas
Publicado el
8 de septiembre de 2020 - 20:12 h

Descubre nuestras apps

stats