El futuro de las Atarazanas de Sevilla encuentra un nuevo escollo: la Asociación de Defensa al Patrimonio reclama a la Junta que invierta ya lo acordado

La Junta anuncia que el proyecto de las Atarazanas se presentará "a finales de septiembre"

La solución definitiva al conflicto de las Reales Atarazanas de Sevilla ha encontrado un nuevo escollo. La secuencia de los hechos es la siguiente. Después de años de desencuentros en la forma de llevar a cabo la rehabilitación de este astillero del siglo XIII, en 2019, la Consejería de Cultura y de Patrimonio Histórico y la Fundación La Caixa firmaron un acuerdo para su restauración y transformación como un nuevo espacio cultural. Dicho acuerdo estaba en proceso de ser definitivo y prometía dar una solución a las discrepancias de años y Adepa, la Asociación de Defensa del Patrimonio.

El proyecto de las Reales Atarazanas de Sevilla ve luz al final del túnel con el acuerdo entre Junta, Adepa y Fundanción La Caixa

El proyecto de las Reales Atarazanas de Sevilla ve luz al final del túnel con el acuerdo entre Junta, Adepa y Fundanción La Caixa

 Sin embargo, esta semana la Consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, ha declarado a Europa Press que el proyecto de rehabilitación y adecuación de las Reales Atarazanas de Sevilla "no se puede llevar a cabo exclusivamente" con los diez millones de euros previstos por La Caixa si se quiere "cumplir todo los parámetros de conservación de Adepa".

Frente a estas declaraciones, la Asociación de Defensa del Patrimonio, ha “roto su silencio” y ha reclamado públicamente a la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía que cumpla el acuerdo establecido en la última reunión de la Comisión de Seguimiento, que se llevó a cabo en agosto de 2020 y en la que definen “finales” de septiembre de este año como fecha en la que se conocería el proyecto definitivo y comenzaría la puesta en marcha de las obras de las Atarazanas.

 

Además, en el acuerdo de 2019 firmado por la Consejería de Cultura y la Fundación la Caixa, el cual la Asociación asegura que tuvo que conseguir a través del Consejo de Transparencia, se especifica, no solo que la cantidad invertida por la fundación bancaria asciende a los 10,8 millones de euros (y no diez millones como dice la Consejera), sino que también se establecen posibles alternativas de viabilidad en el caso de que la Junta no pudiera hacerse cargo de los 2,7 millones de euros que faltan por aportar al proyecto, ya que el presupuesto estimado supera los 13 millones de euros. Estas opciones, que permitirían que el proyecto fuera viable, incluyen la eliminación de algunas partidas que no se considerasen imprescindibles o la posible aportación económica por parte de la Fundación CajaSol, encargada de la gestión de las Atarazanas por concesión.

Adepa afirma “entender las dificultades de la situación actual”, pero consideran “posible y viable” la rehabilitación de las Reales Atarazanas si se llevara a cabo con un proyecto “más austero” como el que acordaron en diciembre de 2017. Este acuerdo anterior está presupuestado, según la Asociación, en el mismo importe que aportaría la entidad bancaria y, además, fue suscrito tanto por la Junta de Andalucía y La Caixa como por Adepa como solución al conflicto legal en el que estaban inmersos. La asociación considera que 10,8 millones de euros “es una cantidad muy elevada y da para un volumen de obra considerable”.

Por su parte, la Consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, señaló en sus declaraciones que estaban “trabajando a destajo" para que “confluyan Hacienda, Caixa, que Adepa no tenga problemas, y buscar un presupuesto razonable". Pero la Asociación de Defensa del Patrimonio, durante la rueda de prensa de este jueves, señalan que ellos no son los “obstruccionistas” y que tales exigencias “no existen”, sino que son “consideraciones recogidas y asumidas por la Comisión de Patrimonio y que están matizadas en el acuerdo definitivo del 2017 absolutamente vigente”.

El colectivo ha dejado claro que esperará a finales de septiembre para recibir el Proyecto de Obras, tal y cómo acordaron en la última Comisión de Seguimiento, por lo que van a “cumplir lo acordado”. Sin embargo, también dejan claro que, en caso de que el acuerdo falle por tercera vez, no se van a quedar “con las manos atadas”.

Un proyecto que se remonta a 1993

Estos últimos hechos son solo la actualidad de un conflicto que está latente en Sevilla desde que en 1993 la Junta de Andalucía comprara el edificio de las Atarazanas al Ministerio de Defensa para crear el Centro de Arte Contemporáneo Andaluz. Desde entonces, han sido varios los proyectos frustrados que se han intentado ejecutar en su interior. Tras no llegar a funcionar como nuevo centro de arte - que finalmente fue a parar al Monasterio de la Cartuja-, en 2009 La Caixa quiso usarlo como futuro Caixaforum de Sevilla, a través de una concesión de 75 años y una inversión de 20 millones de euros. Sin embargo, la crisis económica y los desacuerdos políticos hicieron que, finalmente, el Caixaforum fuera a parar al complejo comercial y de ocio Torre Sevilla.

Más allá de los diferentes conflictos por las Atarazanas que aún se mentienen, la Adepa insiste que los 10,8 millones de euros que invertiría La Caixa en el histórico astillero son fruto de este acuerdo entre la Junta y la entidad bancaria por la cesión gratuita del espacio del CaixaForum, por lo que, si finalmente no se invirtieran, sería “un robo a todos los sevillanos” y “el incumplimiento de varios contratos”. 

Etiquetas
Publicado el
10 de septiembre de 2020 - 21:02 h

Descubre nuestras apps

stats