La muralla romana de Sevilla resucita "tras siglos bajo tierra" (y The Times se hace eco)

Restos de muralla romana recuperados en Sevilla

Agencias

0

Hace unos días la historia resucitó en la capital de Andalucía. La historia de la Sevilla romana. Durante las obras de un hotel en el número 11 de la Plaza San Francisco, y las catas asociadas, fueron hallados vistosos sillares correspondientes a un "monumental" lienzo de muralla de unos 4,8 metros de anchura y dos alturas diferentes, unos vestigios arquitectónicos datados en el siglo III de la era actual.

El 'palacio flotante' que zarpó de Sevilla para vencer (y morir) en Lepanto

El 'palacio flotante' que zarpó de Sevilla para vencer (y morir) en Lepanto

Al punto, Álvaro Jiménez Sancho recalcaba la gran "importancia" del descubrimiento en el plano de la investigación, pues Sevilla conserva muy pocos vestigios de la antigua Híspalis romana. Solo las columnas de la calle Mármol, el aljibe de la plaza de la Pescadería o los vestigios que atesoran las criptas arqueológicas del Patio de Banderas y de la plaza de la Encarnación. De hecho, el hallazgo, como adelantó El País, viene a resolver una hipótesis arqueológica de dónde estaba la muralla romana de la ciudad, que fue utilizada para construcciones posteriores.

Se trata de una revelación tan importante que hasta el prestigioso diario británico The Times se ha hecho eco del mismo publicando un reportaje titulado "Las murallas romanas de Sevilla afloran de nuevo tras siglos bajo tierra".

Dicho reportaje está firmado por Isambard Wilkinson y en él figuran declaraciones del arqueólogo Álvaro Jiménez Sancho, responsable del proyecto de excavación, quien había manifestado ya a Europa Press que las catas comenzaron en febrero de este año con la particularidad de transcurrir "de manera simultánea" a las primeras obras del recinto del futuro hotel, pues al tratarse de unos terrenos "muy blandos e inestables", no era aconsejable acometer la excavación preventiva en la finca, enclavada en el número 11 de la plaza de San Francisco, y dejar después "abierto el solar" a la espera de los trabajos de edificación.

En ese contexto, rememoraba que dado que la finca en cuestión presenta "una diferencia de nivel" de aproximadamente cuatro metros entre su fachada de la plaza de San Francisco y su parte trasera, correspondiente a la calle Álvarez Quintero, entre los arqueólogos ya pesaba cierta "intuición" de que "esa gran diferencia de niveles" podría derivar de la conservación de estructuras de la antigua muralla de la Híspalis romana, extremo que "ha confirmado" la excavación acometida.

La muralla será "visible" para el público

"La ciudad romana fue barrida del mapa en las etapas posteriores, porque fue usada como cantera" para la construcción de nuevos edificios a lo largo de la historia, manifestaba el arqueólogo Álvaro Jiménez Sancho, exponiendo que el proyecto técnico del futuro hotel del número 11 de la plaza de San Francisco ha sido modificado, para integrar en su patio los restos de la muralla y que la misma sea "visible" para el público.

A tal efecto, exponía que según sus cálculos, en enero de 2022 las obras del hotel podrían estar suficientemente "avanzadas" para comenzar a restaurar este lienzo de muralla. "Este hallazgo da mucho para la investigación", insistía Álvaro Jiménez respecto al impacto del descubrimiento en el plano científico.

Igualmente, señalaba que el equipo de la excavación, que ha contado además con el reputado arqueólogo y antropólogo forense Juan Manuel Guijo y con Francisco Borja Barrera, del Departamento de Historia, Geografía y Antropología de la Universidad de Huelva, ha investigado un cementerio islámico localizado también en esta finca.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats