“No son muertes, son asesinatos”: concentración en Sevilla contra la masacre en la valla de Melilla

José Ascanio

0

Medio millar de personas se han manifestado este lunes frente al Ayuntamiento de Sevilla para denunciar las muertes de personas migrantes el pasado viernes en la valla de Melilla. Una portavoz de la Plataforma Somos Migrantes, Nora Casalaca, ha calificado la actuación policial marroquí de “terrible” y ha criticado “la complicidad del Estado español” al respecto. “No son muertes, son asesinatos y es el momento de denunciarlo”, ha añadido Casalaca.

El mundo mira a Melilla entre demandas de investigaciones independientes de las 37 muertes

Saber más

Abdoulaye Kone, inmigrante de Malí que trabaja en el campo, ha explicado en conversación con este periódico que ha acudido a la concentración para “demostrar nuestro apoyo a nuestros hermanos asesinados”. Ha denunciado que desde el Gobierno “no es que no nos escuchen, es que no les importamos”. “Esto no es forma de tratarnos, va en contra de nuestra libertad y derechos”, ha añadido el joven Abdoulaye con la voz entrecortada.

Los portavoces de la manifestación han llevado a cabo un minuto de silencio y han explicado que “hoy no es un buen día, tenemos que dar malas tardes, son malos días y malas horas”. Se han referido al Día del Refugiado, que precisamente se conmemoraba la pasada semana, como un “día de vergüenza colectiva”. Además, se ha escuchado un audio de una persona inmigrante donde apuntaba que no creía “que los rusos sean violentos y esta gente no”. “Si no queréis que esto pase (refiriéndose a los casos de inmigrantes que intentan saltar las vallas fronterizas), dejad de saquear nuestros países y recursos y nos quedaremos en nuestro país, así de fácil”.

Casalaca ha denunciado que “el Gobierno no puede tener este tipo de actitudes y no denunciarlo”. “Hay mucha desesperación por la gente que quiere venir porque lo están pasando mal; nadie emigra porque quiera hacerlo, se hace por una necesidad”. “La gente no viene aquí a robar, viene a buscarse la vida y a intentar vivir”, ha explicado la portavoz.

Mariano Pérez de Ayala, director de Cáritas Sevilla y presidente de Cáritas Andalucía, ha expresado que esta manifestación “exige lo que llevamos mucho tiempo reivindicando: vías seguras para que los emigrantes puedan llegar a nosotros”. Pérez de Ayala ha tachado de “denigrantes” las acciones y sucesos del pasado fin de semana en Melilla que “atentan contra los derechos y la dignidad de los seres humanos”.

“Pasotismo” del Gobierno español

La portavoz de la Plataforma Somos Migrantes ha afirmado que desde el Gobierno español “hay pasotismo” y ha pedido que se elimine la Ley de Extranjería o que, al menos, se revise, exigiendo también que se eliminen las devoluciones en caliente, algo que “siempre se ha hecho y ahora está legalizado”. Ha añadido que “pedimos que quitaran las concertinas y la respuesta del Gobierno fue aumentar la altura de las vallas”. Mariano Pérez de Ayala ha manifestado que “faltan otras políticas públicas” porque las actuales “conducen a la muerte de la personas”.

El director de Cáritas se ha mostrado indignado porque “la Unión Europea no puede seguir viviendo de espaldas a esta realidad, personas que vienen huyendo de la guerra, de la miseria y del hambre”. “Europa tiene que revisar la política migratoria para establecer vías seguras para los inmigrantes. Buscamos que se traten a todos por igual”, ha sentenciado.

Desde la plataforma defienden y apoyan lo ocurrido en Ucrania pero consideran que existe un “racismo institucional” porque una persona “blanca, rubia y de ojos claros” obtiene el derecho a tener una casa de acogida, según ha explicado Casalaca. “Hay que hacer un reconocimiento público a la hipocresía de esta sociedad”, ha añadido. Es una cuestión que Abdoulaye no se explica: “por qué a los ucranianos los apoyan en la frontera de Polonia y a nosotros nos matan”, se pregunta. “No sé si esto cambiará, pero espero que sí”, ha añadido el joven malí.

Medio millar de personas se han manifestado este lunes frente al Ayuntamiento de Sevilla para denunciar las muertes de personas migrantes el pasado viernes en la valla de Melilla. Una portavoz de la Plataforma Somos Migrantes, Nora Casalaca, ha calificado la actuación policial marroquí de “terrible” y ha criticado “la complicidad del Estado español” al respecto. “No son muertes, son asesinatos y es el momento de denunciarlo”, ha añadido Casalaca.

El mundo mira a Melilla entre demandas de investigaciones independientes de las 37 muertes

Saber más

Abdoulaye Kone, inmigrante de Malí que trabaja en el campo, ha explicado en conversación con este periódico que ha acudido a la concentración para “demostrar nuestro apoyo a nuestros hermanos asesinados”. Ha denunciado que desde el Gobierno “no es que no nos escuchen, es que no les importamos”. “Esto no es forma de tratarnos, va en contra de nuestra libertad y derechos”, ha añadido el joven Abdoulaye con la voz entrecortada.

Los portavoces de la manifestación han llevado a cabo un minuto de silencio y han explicado que “hoy no es un buen día, tenemos que dar malas tardes, son malos días y malas horas”. Se han referido al Día del Refugiado, que precisamente se conmemoraba la pasada semana, como un “día de vergüenza colectiva”. Además, se ha escuchado un audio de una persona inmigrante donde apuntaba que no creía “que los rusos sean violentos y esta gente no”. “Si no queréis que esto pase (refiriéndose a los casos de inmigrantes que intentan saltar las vallas fronterizas), dejad de saquear nuestros países y recursos y nos quedaremos en nuestro país, así de fácil”.

Casalaca ha denunciado que “el Gobierno no puede tener este tipo de actitudes y no denunciarlo”. “Hay mucha desesperación por la gente que quiere venir porque lo están pasando mal; nadie emigra porque quiera hacerlo, se hace por una necesidad”. “La gente no viene aquí a robar, viene a buscarse la vida y a intentar vivir”, ha explicado la portavoz.

Mariano Pérez de Ayala, director de Cáritas Sevilla y presidente de Cáritas Andalucía, ha expresado que esta manifestación “exige lo que llevamos mucho tiempo reivindicando: vías seguras para que los emigrantes puedan llegar a nosotros”. Pérez de Ayala ha tachado de “denigrantes” las acciones y sucesos del pasado fin de semana en Melilla que “atentan contra los derechos y la dignidad de los seres humanos”.

“Pasotismo” del Gobierno español

La portavoz de la Plataforma Somos Migrantes ha afirmado que desde el Gobierno español “hay pasotismo” y ha pedido que se elimine la Ley de Extranjería o que, al menos, se revise, exigiendo también que se eliminen las devoluciones en caliente, algo que “siempre se ha hecho y ahora está legalizado”. Ha añadido que “pedimos que quitaran las concertinas y la respuesta del Gobierno fue aumentar la altura de las vallas”. Mariano Pérez de Ayala ha manifestado que “faltan otras políticas públicas” porque las actuales “conducen a la muerte de la personas”.

El director de Cáritas se ha mostrado indignado porque “la Unión Europea no puede seguir viviendo de espaldas a esta realidad, personas que vienen huyendo de la guerra, de la miseria y del hambre”. “Europa tiene que revisar la política migratoria para establecer vías seguras para los inmigrantes. Buscamos que se traten a todos por igual”, ha sentenciado.

Desde la plataforma defienden y apoyan lo ocurrido en Ucrania pero consideran que existe un “racismo institucional” porque una persona “blanca, rubia y de ojos claros” obtiene el derecho a tener una casa de acogida, según ha explicado Casalaca. “Hay que hacer un reconocimiento público a la hipocresía de esta sociedad”, ha añadido. Es una cuestión que Abdoulaye no se explica: “por qué a los ucranianos los apoyan en la frontera de Polonia y a nosotros nos matan”, se pregunta. “No sé si esto cambiará, pero espero que sí”, ha añadido el joven malí.

Medio millar de personas se han manifestado este lunes frente al Ayuntamiento de Sevilla para denunciar las muertes de personas migrantes el pasado viernes en la valla de Melilla. Una portavoz de la Plataforma Somos Migrantes, Nora Casalaca, ha calificado la actuación policial marroquí de “terrible” y ha criticado “la complicidad del Estado español” al respecto. “No son muertes, son asesinatos y es el momento de denunciarlo”, ha añadido Casalaca.

El mundo mira a Melilla entre demandas de investigaciones independientes de las 37 muertes

Saber más

Abdoulaye Kone, inmigrante de Malí que trabaja en el campo, ha explicado en conversación con este periódico que ha acudido a la concentración para “demostrar nuestro apoyo a nuestros hermanos asesinados”. Ha denunciado que desde el Gobierno “no es que no nos escuchen, es que no les importamos”. “Esto no es forma de tratarnos, va en contra de nuestra libertad y derechos”, ha añadido el joven Abdoulaye con la voz entrecortada.

Únete a la comunidad de Instagram de elDiario.es Andalucía

A través de nuestra cuenta de Instagram, trasladamos lo que ocurre en Andalucía más allá de las palabras: te informamos de las últimas noticias de manera visual y te ofrecemos contenido extra para que conozcas la realidad al detalle.

Súmate a nuestra comunidad en este enlace.