La portada de mañana
Acceder
La negociación sobre la vivienda y la luz avivan la tensión en el Gobierno
Los datos no avalan el alarmismo por la variante Delta
Opinión - Las lágrimas de Garamendi, por Esther Palomera

El PSOE recupera la capital de Andalucía

La presidenta andaluza, Susana Díaz, junto al alcalde de Sevilla, Juan Espadas.

"Hoy es siempre todavía". El nuevo alcalde de Sevilla, Juan Espadas (PSOE), finalizaba su discurso de investidura con el proverbio de Antonio Machado. Palabras del poeta sevillano con las que el primer edil puso rúbrica al final del mandato absoluto del PP y arrancó una legislatura que quiere basar en términos como "diálogo" y "compromiso".

"Voy a ser el próximo alcalde de Sevilla"

"Voy a ser el próximo alcalde de Sevilla"

Porque se cumplió el guión escrito. El partido instrumental Participa Sevilla e Izquierda Unida votaron a favor de la candidatura de Espadas al frente de la Alcaldía hispalense. Acto seguido, y como recogía el acuerdo "de gobernabilidad" firmado a tres bandas, las dos fuerzas políticas pasaban a formar parte de la oposición. El grupo socialista, de este modo, afronta el reto de un gobierno en solitario y en minoría.

En el otro lado de la balanza están los populares. Tras cuatro años de abrumadora mayoría, la debacle electoral del 24M dejó al borde del precipicio político al alcalde saliente, Juan Ignacio Zoido. La propuesta de "cambio" en el rumbo de la ciudad llegó desde el PSOE y el empujón definitivo, de manos de IU y Participa. Ciudadanos, la otra formación representada en el Consistorio, no tomó partido. Ni PP ni PSOE, ni Zoido ni Espadas. Acabaron votándose a sí mismos en la sesión constituyente de la corporación local.

"Un nuevo tiempo"

El voto de 16 concejales de los 31 presentes en el Salón Colón del Ayuntamiento de Sevilla han dado el bastón de mando al portavoz socialista. Los once del PSOE más los tres de Participa y los dos de IU. Juan Espadas, en presencia de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, vaticina "un nuevo tiempo". Una regeneración que la ciudad precisa "en un momento histórico".

Para ese camino que precisa diálogo, el flamante alcalde apuesta por un gobierno "más transparente, responsable y abierto" que el ejecutado por el PP los últimos años. "Asumo con determinación el mayor reto de mi vida para impulsar un proyecto común para la ciudad, una nueva transformación que hoy empieza", dijo.

"Hasta este momento –el de la investidura– llegan las palabras, a partir de hoy empiezan los hechos y las realidades". Con el fondo del reciente compromiso programático alcanzado con IU y Participa, Espadas tendió la mano al resto de fuerzas para poner al ciudadano como prioridad municipal, "especialmente al que peor lo está pasando".

"He cumplido mi compromiso, pero no hubiera podido hacerlo sin tu apoyo y confianza", agradeció el dirigente socialista a la presidenta andaluza. Díaz, por su parte, subrayó que Sevilla cuenta "con un gran alcalde" para un tiempo "que requiere diálogo, entendimiento, consenso y muchísima generosidad". Ahí ve al nuevo alcalde, "una buena persona, un hombre honesto y trabajador y que va a trabajar, sobre todo, por los barrios de Sevilla".

La ciudad, como "capital de Andalucía", tiene "potencia" para "hacer de motor y de arrastre", según Susana Díaz. "Pero al mismo tiempo no puede olvidar que hay muchos barrios en la ciudad que tienen problemas, que tienen dificultades y necesidades, personas en desempleo y en exclusión y que necesitan un Ayuntamiento de Sevilla para todos", dijo.

Etiquetas
Publicado el
13 de junio de 2015 - 17:58 h

Descubre nuestras apps

stats