"No queremos ser San Juan": familiares de una residencia pública de Sevilla con dos mayores fallecidos pide ser medicalizada

Los test rápidos se empiezan a usar hoy en las residencias con contagios

Dos personas mayores fallecidas, tres sanitarios positivos por Covid-19 y dos hospitalizados graves, uno de ellos también positivo. La situación en el centro público residencial Huerta Palacios de Dos Hermanas (Sevilla), gestionado por la Junta, no es muy diferente por desgracia al de otras residencias de mayores andaluzas, que han visto duplicar su cifra de fallecidos por coronavirus en apenas unos días. "121 familias no sabemos qué está pasando ahí dentro", lamentan. "No queremos ser San Juan", advierte la asociación de familiares en alusión a los 24 ancianos que, según la información oficial, han fallecido en los últimos días en la residencia Joaquín Rosillo de San Juan de Aznalfarache.

Las dos personas mayores que han muerto en Huerta Palacios según la información aportada directamente por sus familiares, "solo tenían unas décimas de fiebre la semana pasada y aparecieron muertos el lunes", según un portavoz de las familias de los residentes, Nicolas López. "Fallos coronarios", resume como causas de la muertes. No hay ni habrá autopsias. "Que sepamos, han hecho cuatro tests, solo cuatro de 121 residentes" desde la aparición del brote de Covid-19 en la última semana de marzo. Por eso exigen la medicalización de la residencia, porque temen que la situación se complique. El temor de estas familias reside principalmente en que la administración no tenga interés en saber la causa de las muertes que se dan en este tipo de residencias aunque ocurran durante la crisis sanitaria, que tiene en estos lugares focos principales de contagio y expansión.

Once centros de este tipo han sido medicalizados ya en Andalucía, según dijo este miércoles el portavoz de la Junta, Elías Bendodo, que ha informado de las medidas puestas en marcha en los centros residenciales andaluces frente al coronavirus. Pero Huerta Palacios actualmente está "en seguimiento activo por una enfermera gestora de casos", detallan fuentes de la Consejería de Salud y Familias. Se trata de una figura que realiza un seguimiento proactivo, bien telefónico o con visitas presenciales, para conocer de primera mano la situación de implementación de las medidas de prevención de la enfermedad y del estado de salud de los residentes.

"No sabemos cómo se está aplicando el protocolo"

"No es suficiente -lamenta el portavoz familiar-. Medicalizada es la intervención de la Consejería de Salud y la toma de control por parte de los sanitarios, como se ha hecho en otras residencias privadas. Nos dicen que se está siguiendo el protocolo de Covid-19 de la Junta, pero no sabemos cómo se está aplicando", denuncia.

Por el momento, no está prevista la medicalización de Huerta Palacios aunque "depende de la situación en que se vaya encontrando", explican desde la Consejería, que el 26 de marzo aprobó diversas medidas para la medicalización y dotación de recursos a los centros residenciales de personas mayores. Los once centros a los que aludió Bendodo en rueda de prensa son privados y, de ser medicalizado, Huerta Palacios sería el primer centro residencial público en conseguirlo.

La falta de información, denunciada también por varias familias en la residencia de San Juan aludida, parece ser igualmente nota predominante en el centro nazareno. Por esa razón, las familias han pedido a la dirección del mismo y a la Consejería la implementación de un protocolo de comunicación entre la residencia y las familias. "La única línea es el teléfono de la residencia. Somos 121 familias y no hay otra forma de saber nada. Cuando llamamos por teléfono nos responde la persona que este por allí, que informa de lo que sepa o quiera decir", lamenta López. Pese a estar bajo gestión de la Junta, fuentes de Salud indican que "la información a familiares para residentes que permanecen en residencias la realiza la propia residencia con los canales habituales que tuviera".

Apoyo del Defensor del Pueblo

"Existe el derecho de los residentes y familiares a comunicarse pero no se especifica la forma o modo", denuncia el familiar, que señala que han remitido escritos a diferentes entes de la Junta y el Ayuntamiento de Dos Hermanas pero que no han obtenido "respuesta ninguna". El Defensor del Pueblo Andaluz sí que ha enviado a la Asociación de Familiares de Residencia Huerta Palacios una carta de apoyo en su petición de mejoras de comunicación y transparencia por parte de la dirección del centro residencial.

Por otro lado, el CSIF, sindicato mayoritario de la empresa, puso una reclamación en la residencia este pasado martes relativa a que se dirija "urgentemente" al SAS solicitando equipos de protección individuales adecuados y suficientes para que los trabajadores puedan realizar su trabajo diario con seguridad tanto para ellos como a las personas a las que atienden y evitar la propagación del Covid-19.

Etiquetas
Publicado el
8 de abril de 2020 - 21:03 h

Descubre nuestras apps

stats