Un juzgado condena a la Universidad de Sevilla a reintegrar a la docencia a una profesora sancionada por plagios

Ciencias Sociales y Jurídicas, la rama con el mayor porcentaje de graduación en la Hispalense

Los servicios jurídicos de la Universidad de Sevilla (US) incumplieron la legislación al suprimir las horas docentes de una profesora que estaba siendo investigada por plagios en su producción historiográfica, según un tribunal. A esta contratada doctora primero se le suspendió de sus horas de docencia en febrero del año pasado. Y después fue finalmente sancionada el pasado julio con tres años de "suspensión de funciones por tres faltas de atentado grave a la dignidad por haber incurrido en plagio intencionado" según recuerda la sentencia. La profesora recurrió aquella modificación de sus condiciones de trabajo y el juzgado ha estimado ahora su demanda, condenando a la Hispalense a reintegrarla "en sus anteriores condiciones laborales que venía disfrutando".

La Universidad de Sevilla guarda "sigilo" ante un posible caso de plagio denunciado hace dos años

La Universidad de Sevilla guarda "sigilo" ante un posible caso de plagio denunciado hace dos años

La sentencia del Juzgado de lo Social número 9 de Sevilla es el último episodio del cruce de acusaciones en el seno de la US contra la profesora del Departamento de Historia de América S.O., que tiene cuatro artículos retirados por revistas especializadas de España y del extranjero, y cuya tesis ha provocado que varios autores hayan escrito al rector de la Hispalense quejándose de haber sido plagiados.

El vicerrector de Profesorado de la US, en febrero de 2017, decidió que procedía acordar medidas para que la profesora no impartiera docencia mientras se resolviera el expediente abierto en mayo de 2015 tras una primera denuncia de plagio de un investigador argentino, a la que se sumó otra investigadora argentina y un doctor de la Universidad de Alcalá de Henares. Asimismo, en mayo de 2016, desde la Comisión de Investigación del Departamento de Historia de América se efectuaron envíos de material plagiado en la tesis de la profesora al vicerrector de Investigación.

Un consejo extraordinario de dicho departamento celebrado el 21 de febrero de 2017, atendiendo la instancia del vicerrector de Profesorado "para realizar las medidas oportunas" y a raíz de una queja de alumnos del Máster de Estudios Americanos, acordó la modificación de la docencia, ahora anulada por la justicia. Su suspensión de tres años, de la que se hace eco la resolución judicial, está actualmente en suspenso por el recurso de la profesora, que sigue impartiendo clases, y pendiente de resolución en la universidad.

Fuentes oficiales de la Universidad de Sevilla han comentado a eldiario.es Andalucía acerca de la sentencia que "la profesora consideró que se habían modificado sus condiciones laborales al apartársela de la docencia el curso pasado por el Departamento dadas las quejas presentadas por un grupo sustancial de alumnos. Dada la sentencia, la profesora vuelve a estar integrada en sus actividades docentes". La Universidad añade que no hace "ningún comentario de sentencias" y que "se limita a cumplir con las mismas, lo que en este caso ya ha hecho".

En el apartado de 'Hecho Probados' de la sentencia no se dice que fuera realmente el departamento sino el vicerrector de Profesorado quien "emitió escrito indicando que procedía que se adoptasen las medidas para que, sin menoscabar la presunción de inocencia de la parte demandante, no impartiera docencia". "Por parte del vicerrector instó al director del Departamento de Historia de América a convocar un consejo de departamento para realizar las medidas oportunas", insiste el fallo respecto de quién partió la premisa de la supresión de las horas de docencia.

Acoso laboral inadmitido

De otro lado, en enero de 2017, la profesora presentó una denuncia de acoso laboral contra el director del departamento y de un catedrático ante el Comité Técnico para la Prevención, Intervención y Evaluación en temas de acoso de la propia US, que no fue admitida a trámite en mayo de 2017 "al no encontrar evidencias de que los hechos denunciados por la profesora pudieran ser calificados de acoso laboral".

El texto presentado por la profesora ante dicho comité fue el mismo que presentó posteriormente en los juzgados contra la US, ampliando la denuncia contra los citados compañeros de departamento a instancias de la propia Universidad y en la que alegaba "vulneración de derechos fundamentales", como así ha estimado el juzgado.

La Universidad, que conocía desde mayo de 2017 que la denuncia de acoso laboral de la profesora había sido desestimada por un órgano de la propia institución, pidió a través del juzgado que la profesora ampliara su demanda contra el director del departamento y el catedrático, que han sido absueltos de la demanda acumulada de reclamación de indemnización por daños morales, según la sentencia.

Los servicios jurídicos de la Hispalense argumentaron que los codemandados deberían no solo tener conocimiento de lo que en la demanda se les achaca o imputa, sino que deberían ser llamados a juicio con objeto de que pudieran oponerse y rebatir los mismos, dada la evidente afectación que el resultado interesado pudiera tener respecto a ellos, pudiéndose ser por tanto considerados parte procesales y con la finalidad de evitar posibles suspensiones y/o nulidades por indefensión.

Cabe recordar que el Departamento de Historia de América difundió en enero de 2017 un comunicado donde varios profesores mostraron su "preocupación" como docentes e investigadores "por la lentitud para abordar el tema del plagio en universidades e instituciones", lamentándose del retraso de la Universidad en resolver el asunto concreto que afecta a esta profesora.

Etiquetas
Publicado el
1 de mayo de 2018 - 23:28 h

Descubre nuestras apps

stats