Vox se querella contra la delegada del Gobierno y el subdelegado por el despliegue policial de la Plaza Nueva

Policías nacionales impiden el paso a  personas no acreditadas a  la rueda de prensa del presidente de Vox, Santiago Abascal, en la Plaza Nueva de Sevilla

Vox ha informado este miércoles de que su Vicesecretaría Jurídica ha presentado una querella en los Juzgados de Instrucción de Sevilla contra la delegada del Gobierno en Andalucía, Sandra García, y el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Carlos Toscano, considerando que el dispositivo de la Policía Nacional desplegado en el entorno de la Plaza Nueva con motivo de la convocatoria de prensa celebrada por el presidente del partido, Santiago Abascal, ha supuesto una restricción de la "libertad fundamental de circulación" de las personas que acudían al acto, en concurso con otros delitos de "coacciones, abuso de poder y prevaricación", mientras la Delegación del Gobierno señala que el partido había comunicado "fuera de plazo y del mecanismo formal" que iba a celebrar una rueda de prensa, en la que podría haber afluencia de personas.

La Asociación de la Prensa de Sevilla condena el mitin encubierto de Vox y los insultos a periodistas

La Asociación de la Prensa de Sevilla condena el mitin encubierto de Vox y los insultos a periodistas

En los próximos días, según ha anunciado Vox en una nota de prensa, la formación presentará una querella por los mismos hechos contra el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, al que se considera "responsable máximo de estas órdenes".

"Ciudadanos interesados"

Según Vox, quienes han acudido a la mencionada convocatoria de prensa sin estar acreditados como profesionales de los medios de comunicación "han visto restringida su libertad de circulación al impedirle un amplio dispositivo el acceso a la Plaza Nueva desde las 12 del mediodía", una hora antes de la celebración de la convocatoria de prensa de Santiago Abascal de las 13 horas, que según Vox "había llamado la atención de centenares de ciudadanos interesados por la presencia del presidente de Vox".

Así, el partido atisba un presunto un delito contra los derechos fundamentales (libre circulación) en concurso con los de coacciones, abuso de poder y prevaricación.

El acto no se había tramitado

Según la Delegación del Gobierno en Andalucía, Vox no habría pedido la tramitación de una solicitud para permitir el acto por el derecho de reunión, algo que requiere un plazo mínimo de antelación de diez días, presentando por contra un escrito "fuera de plazo y del mecanismo formal de este procedimiento" ante la Subdelegación, donde se indicaba según esta instancia que se iba a celebrar una rueda de prensa, en la que podría haber afluencia de personas.

La Delegación del Gobierno central en Andalucía y el Ayuntamiento de Sevilla, en ese sentido, defienden que para evitar un incumplimiento de las medidas de prevención frente a la propagación de la pandemia, que en Andalucía ha sumado 48 fallecidos más en las últimas 24 horas hasta un total de 9.039 muertes, fueron movilizados agentes de la Policía Nacional y la Policía Local frente a unas 200 personas que habrían intentado asistir a la convocatoria.

Etiquetas
Publicado el
17 de marzo de 2021 - 20:30 h

Descubre nuestras apps

stats