eldiario.es

Menú

ARAGÓN

Palabra de Pablo Iglesias

- PUBLICIDAD -

Anda Pedro Sánchez, el actual líder del PSOE, desnortado, desamparado. La ‘cobra’ que le hizo Mariano Rajoy le ha dejado traspuesto. Se empeña, o eso aparenta, en caerle bien a todos: busca la colaboración del PP, quiere pactar con Ciudadanos, Podemos, Compromis, Unidad Popular… Sin darse cuenta de que muchas de estas piezas no encajan en el puzzle que debe completar si quiere formar Gobierno.

Creo que lo mejor que podría hacer Pedro Sánchez es ‘seguir’ la palabra de Pablo Iglesias. Así encontrará con quién debería formar Gobierno. Según Iglesias el PSOE debería perseguir la emancipación de la clase trabajadora, “es decir, la abolición de todas las clases sociales y su conversión en una sola de trabajadores libres e iguales, honrados e inteligentes”. Esto le obligaría a derogar gran parte de las reformas realizadas por el Partido Popular, e incluso las hechas por su propio partido cuando estaba en el poder, como aquella reforma del artículo 135 de la Constitución…

Iglesias tiene más recetas para Sánchez, y es que hay que “concluir con los antagonismos sociales”, “comprometernos para derribar ese régimen”. En efecto, no le falta razón a Iglesias. Muchos nos preguntamos si la aparente recuperación de la actividad mostrada por la demanda de consumo puede sostenerse, cuando persisten elevadas tasas de paro y siguen aplicándose políticas de reducción salarial, mientras disminuye la deuda de las familias y aumentan la desigualdad y la pobreza. Haría bien Sánchez en hacerle caso a Iglesias y apostar por un Gobierno que ponga remedio, de una vez por todas, a la desigualdad social, que es la gran lacra que sufre España.

En cuestiones internacionales, haría bien el PSOE en catalogar definitivamente a la guerra como “un crimen de lesa humanidad” tal y como la definió Iglesias. Un crimen que “todos, absolutamente todos, y especialmente los obreros, pues somos sus principales víctimas, debemos combatir”, explicó el mandatario. Lamentablemente Sánchez no parece opinar lo mismo, a tenor de su apoyo a una hipotética intervención militar en Siria, por ejemplo, o a su inacción ante el drama de los refugiados.

Pedro Sánchez, si realmente quiere que el PSOE vuelva a ser el partido de la clase trabajadora –la inmensa mayoría de la población-, debe apostar decididamente por un Gobierno con Podemos, Compromis y Unidad Popular, y buscar los apoyos necesarios en los grupos minoritarios para que una coalición de fuerzas progresistas luche verdaderamente por mejorar la vida de los ciudadanos y no solo de las empresas del IBEX 35, los bancos y los mercados.

Por cierto, todas las citas de este artículo las pronunció en su momento el fundador del PSOE, Pablo Iglesias. Seguramente a usted, querido lector, le hayan sonado más a pronunciadas por el actual líder de Podemos que por un mandatario socialista. Porque el PSOE sigue siendo socialista… ¿o no? Pedro Sánchez tiene la respuesta. Tic tac…

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha