eldiario.es

9

ARAGÓN

ENTREVISTA | Marta Lapuentes

“La igualdad de oportunidades en las zonas rurales es muy importante para ambos sexos”

Marta Lapuente es miembro del equipo directivo de la cooperativa Tiebel, donde el 91 % de los puestos de toma de decisiones están ocupados por mujeres.

Fue la primera empresa en Aragón en conseguir el distintivo de Igualdad en la Empresa, que concede el Ministerio de Sanidad e Igualdad

“La igualdad está impregnada en todo lo que hacemos: desde el vestuario hasta el local”

“En nuestra empresa el mayor recurso que tenemos son las personas”

De izquierda a derecha, Nieves Roche, Marta Esteban y Marta Lapuente, equipo directivo de Tiebel

De izquierda a derecha, Nieves Roche, Marta Esteban y Marta Lapuente, equipo directivo de Tiebel

Las mujeres ocupan el 89 % de los puestos de trabajo de la cooperativa Tiebel y el porcentaje en los puestos de toma de decisiones aún es mayor: el 91 %. Por si esto fuera poco, Tiebel fue la primera empresa en Aragón en conseguir el distintivo de Igualdad en la Empresa, que concede el Ministerio de Sanidad e Igualdad. Marta Lapuente (Zaragoza, 1979) es miembro del equipo directivo.

¿Qué es Tiebel?

Tiebel es una cooperativa de iniciativa social sin ánimo de lucro que nació en 1993 en lo que antes se llamaba mancomunidad Tierras de Belchite. Nació cuando un grupo de personas estaba en situación de desempleo, con muchas ganas de trabajar y que sabían trabajar. Con ayuda de unas cooperativas de Valencia, se decidió empezar a trabajar en esa zona a través de la fórmula de cooperativa, haciendo limpieza de edificios, de locales de la mancomunidad, se gestionaban piscinas, se pintaba, se hacía animación socio cultural, se crearon asociaciones de mayores en algunas localidades, ayuda a domicilio... Nació, por tanto, como una respuesta de autoempleo, ofreciendo todo tipo de servicios a la comunidad. Cuando el trabajo ya no podía ampliarse más en la comarca, empezamos en Zaragoza con la colaboración de la Fundación El Tranvía, impartiendo cursos de limpieza profesional y de todo lo relacionado con servicios comunitarios. Entonces, con esos cursos, teníamos muchas personas profesionalmente formadas a las que había que dar una respuesta. Por eso, Tiebel en Zaragoza empezó a crecer en el ámbito de la limpieza, dando empleo a todas esas personas formadas que, además, tenían una situación vulnerable.

¿La igualdad entre mujeres y hombres ha sido una seña de identidad desde el principio?

La igualdad de oportunidades en las zonas rurales es muy importante para ambos sexos, pero siempre hemos tenido muy presente la dificultad de la mujer a la hora de incorporarse al mercado laboral y acceder a puestos de responsabilidad. Sí, lo hemos tenido presente desde el principio, incluso habiendo socios hombres en la cooperativa.

¿Cómo conseguisteis convertiros en la primera compañía en Aragón con el distintivo Igualdad en la Empresa que concede el gobierno central?

Veníamos haciendo mucho trabajo de mejora de la empleabilidad y de las condiciones laborales para las familias que conforman la plantilla de Tiebel: fomentar la corresponsabilidad, fomentar seguir creciendo profesionalmente, asumir responsabilidades… ese despliegue de cosas que íbamos haciendo a favor de la promoción de la mujer y de la igualdad no lo teníamos recogido en ningún sitio. Salieron unas ayudas del Ministerio de Igualdad en las que apoyaban económicamente a la hora de establecer planes de igualdad en las empresas. En esos momentos, nosotros teníamos menos de 50 personas en plantilla, con lo que no estábamos obligados a tener un plan de igualdad, pero decidimos hacerlo para recoger todas esas medidas, que pensábamos que eran positivas. Aun así, en la elaboración del diagnóstico, detectamos que todavía podíamos seguir trabajando más en este aspecto y llegamos a formular nuestro primer plan de igualdad. Gustó mucho; desde el ministerio nos animaron a que nos presentáramos al distintivo de igualdad por la calidad de las líneas estratégicas que utilizábamos. Es un distintivo de igualdad muy exigente, en los requisitos para obtenerlo y mantenerlo. Cada año hay que hacer una memoria, presentando todo tipo de evidencias que corroboren que las líneas estratégicas se están llevando a cabo, cómo y qué resultados tienen. Todas las empresas que tienen este distintivo tienen mucha credibilidad en el tema de promoción de la igualdad.

¿Qué tiene vuestro plan de igualdad que no suele aparecer en los planes de otras empresas?

Una de las características importantes del plan de igualdad de Tiebel, además de que la dirección está comprometida, es que la igualdad está impregnada en todo lo que hacemos: desde el vestuario de las personas que limpiamos en Tiebel hasta el local. En cualquier documento ya no hay perspectiva de género, sino que la igualdad está impregnada en todo. Por ejemplo, una de las medidas que tenemos desde el primer plan de igualdad es la atención social a la plantilla, que es un acompañamiento a todas las personas que trabajamos en Tiebel en todo tipo de recursos personales y familiares. Es un servicio bastante potente, que favorece que las personas mantengan su puesto de trabajo, que tengan un itinerario de crecimiento dentro de la empresa o de mantenimiento y estabilidad, porque no todas las personas tienen los mismos objetivos. 

¿Qué tipo de recursos hay en ese plan?

Hay recursos como derivaciones en colaboraciones que Tiebel que tiene con entidades como la Fundación Azcara, un servicio de préstamos personales para cubrir necesidades básicas, orientación para obtener certificaciones de profesionalidad por experiencia y por competencias... hay diversidad de actuaciones.

¿Este tipo de recursos suponen una inversión económica importante para Tiebel?

No sabría cuantificar qué inversión económica suponen exactamente, pero desde luego, sí es un gasto porque la atención la llevan por técnicos y hay una dedicación en tiempo. Por ejemplo, en 2018, se han registrado unas 90 horas de atención a la plantilla, de unos 60 trabajadores. En total, no lo tenemos cuantificado, pero pensamos que merece la pena. Es algo que está en Tiebel desde nuestro origen y ahora está recogido en medidas, tiene unos procedimientos y están registradas cada una de las actuaciones. En nuestra empresa el mayor recurso que tenemos son las personas. Por lo tanto, es en las personas donde tenemos que invertir. Para una fábrica que produce tornillos, su materia prima es el material. En nuestro caso, las personas son las que van a casa de los clientes, van en nombre de Tiebel y, por tanto, es lo más importante para nosotros. 

¿Cree que son ideas que se podrían aplicar en otras compañías?

Desde luego, las personas somos las que desarrollamos el trabajo. Claro, si se entiende la empresa sólo como un medio para ganar dinero, puedes ver a las personas o no. Pero si lo que se busca es un equilibro en el que hay una filosofía de todos ganemos, la empresa crece, tiene recursos, es rentable, reinvierte esa rentabilidad en mejoras, las condiciones laborales también mejoran, se pueda crecer o mantener el ritmo, utilizamos unos productos que contaminen menos el medioambiente, podemos establecer propuestas de reducción del uso de papel, plástico, trasladarlo a nuestros clientes... Es una bola de una forma de trabajar y de una filosofía en que todos ganamos.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha