eldiario.es

9

ARAGÓN

Aramayona detenido después de tres querellas del delegado del Gobierno en Aragón

Antonio Aramayona fue detenido ayer por “acoso y calumnias” en el portal del delegado del Gobierno

Asegura que sería “un capullo si dijera que se ha equivocado” y que va a seguir yendo al portal cada día

La Policía le dijo que si no era consciente de que estaba “poniendo en la diana” a la persona que sustituyo a Manuel Giménez Abad, asesinado por ETA

Aramayona, en el portal del delegado. Foto: Juan Manzanara

Aramayona, en el portal del delegado. Foto: Juan Manzanara

Ayer fue un día muy movido para Antonio Aramayona. No le sorprendió, sabía que podía ocurrir en cualquier momento. También es consciente de que se repetirá. Fue detenido por “acoso y calumnias” después de que el delegado del Gobierno, Gustavo Alcalde, haya presentado tres querellas por la vía penal.

Como cada mañana desde el pasado 1 de junio, estaba apostado en el portal de Gustavo Alcalde protestando por los “recortes de los derechos y las libertades de la ciudadanía”. A las 11:30 horas un agente de policía le comunicó que estaba detenido y debía prestar declaración en la Jefatura Central de Policía de Zaragoza. Sin embargo, “para no hacer espectáculo”, le pidieron que acudiera él al lugar a lo largo de la mañana.

Así lo hizo, a las 13:15, acompañado de su letrada, Lourdes Barón, de la Asociación Libre de Abogados de Zaragoza (ALAZ) acudió a declarar. Los agentes le espetaron que si no era consciente de que “estaba poniendo en la diana” a la persona que sustituyó en el cargo a Manuel Gímenez Abad, asesinado por ETA. A las 15:00 salió de las dependencias policiales.

“Seguiré viniendo hasta que me detengan”

Aramayona ha afirmado a eldiario.es Aragón que seguirá yendo cada mañana al portal de Gustavo Alcalde, “sería un capullo si dijera que me he equivocado”, ha señalado. Las multas que puedan interponerle, ha dicho, se negará a pagarlas porque “alguien que está recortando derechos humanos no es nadie para castigarme a mí por denunciar esos recortes”.

En el interior del portal, ha ironizado, siempre hay un hombre muy bien trajeado “que vigila para que no entre con mi silla de ruedas y queme todo el portal con un lanzallamas”.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha