eldiario.es

9
Menú

ARAGÓN

Los alumnos de la Universidad de Zaragoza no excavarán en Bílbilis tras las denuncias estudiantiles a un profesor por abuso sexual

Por primera vez en 10 años, no participarán en las excavaciones en el yacimiento arqueológico de Bílbilis (Calatayud), después de que varias alumnas aseguraran haber sufrido tocamientos por parte del mismo profesor

Fuentes consultadas por eldiario.es aseguran que la Universidad lleva a cabo una investigación interna, en la que han comparecido alumnos del verano pasado, los directores de la excavación y responsables del departamento

Desde la dirección de la excavación dicen que la decisión no está relacionada con la investigación: “No podemos avanzar en las excavaciones hasta que no tengamos el plan director para el yacimiento” 

El director de la excavación afirma haber presentado una querella contra el sindicato de estudiantes CEPA, que empapeló la Facultad con carteles de ‘Todos sabemos lo que ocurre en Bílbilis’

- PUBLICIDAD -
Estudiantes en la campaña de 2017

Estudiantes en la campaña de 2017 Calatayud (Zaragoza)

El yacimiento de Bílbilis no recibirá este año a los alumnos de la Universidad de Zaragoza que habitualmente participaban en los trabajos de excavación y conservación de esta ciudad romana ubicada en Calatayud. Esta decisión coincide con la investigación interna que lleva a cabo la Universidad después de que varias alumnas aseguraran haber sufrido  abuso sexual por parte del mismo profesor, mientras hacían su trabajo en el yacimiento.

En los últimos años, cerca de 30 estudiantes de la Universidad de Zaragoza, además de voluntarios y alumnos de otras universidades, participaban cada verano en las excavaciones de las ciudades romanas de Bílbilis y Valdeherrera, en dos turnos diferentes. Durante tres semanas, colaboraban en los trabajos de excavación bajo la dirección de profesores de la Universidad de Zaragoza. Sin embargo, este año la dirección ha decidido cambiar el planteamiento que ha regido la campaña durante años.

Un equipo científico de 17 personas se ocupará de continuar a partir del 15 de julio las excavaciones en Calatayud (Zaragoza), según han informado desde el Ayuntamiento de esta localidad.

“No tiene nada que ver con la investigación”

Desde la organización aseguran que este cambio no se ha producido a raíz de la investigación interna de la Universidad de Zaragoza. “No tiene nada que ver”, asegura el profesor y arqueólogo Manuel Martín Bueno, director de la excavación, quien añade que este año se ha decidido hacer así porque está pendiente la salida a concurso del Plan director para el yacimiento por parte del Instituto de Patrimonio Cultural de España.

“Hasta entonces, no podemos avanzar con las excavaciones; los trabajos técnicos que vamos a hacer este año no podemos encomendarlos a un chaval de primero de carrera, sino a técnicos que tengan el conocimiento suficiente para ello”, indica Martín Bueno.

Sin embargo, alumnos de la Facultad de Filosofía y Letras aseguran a eldiario.es que el plazo de inscripción para participar en las excavaciones se abrió a los estudiantes como en años anteriores. Así se comunicó, explican, en el tablón de anuncios del laboratorio del Departamento de Ciencias Antiguas de la Facultad de Filosofía y Letras. Pero, finalmente, “sin muchas explicaciones”, se canceló. “Nos dijeron que no se había apuntado nadie”, apuntan distintos alumnos.

Querella al sindicato de estudiantes CEPA

Este cambio coincide con la investigación interna que lleva a cabo la Universidad de Zaragoza mediante una comisión. Según fuentes consultadas por este diario, en dicha comisión han comparecido los alumnos que participaron el año pasado en el yacimiento, así como los directores de la excavación, los responsables de departamento y el decano de la Facultad de Filosofía y Letras. También ha intervenido el director del yacimiento, el profesor Manuel Martín Bueno, quien, según ha reconocido, negó ante este organismo cualquier tipo de abuso sexual en las campañas de Bílbilis.  

“Lo niego absolutamente como lo negué en la comisión de investigación. Por eso presenté mi propia querella contra unas siglas”, comenta en relación al Colectivo de Estudiantes Progresistas de Aragón (CEPA), que empapeló la Facultad de Filosofía y Letras con carteles de ‘Todos sabemos lo que ocurre en Bílbilis’ y ‘Fuera agresor’.

Sobre esa querella, Martín Bueno señala que, en paralelo a la investigación que lleva a cabo la Universidad, él, como responsable del yacimiento, ha decidido emprender acciones judiciales. “La ley nos ampara y yo actúe directamente y el otro profesor también; yo tengo que intentar defenderme e intentar averiguar qué es lo que hay”, resalta.

Desde CEPA afirman que, por ahora, solo han recibido la notificación de un acto de conciliación del juzgado de primera instancia número 3 de Zaragoza, por parte de la dirección de la excavación. Dos representantes del sindicato acudieron a este encuentro el pasado 13 de marzo, donde se les pidió que rectificaran públicamente las informaciones que habían dado sobre posibles abusos sexuales en el yacimiento. “Dijimos que no nos íbamos a retractar y no sabemos nada más”, comenta uno de ellos.

Por otro lado, una de las alumnas que aseguran haber sufrido tocamientos por parte del profesor mientras hacía su trabajo en las excavaciones, ha explicado que, tanto ella como los estudiantes que participaron en la campaña del pasado verano, comparecieron ante la comisión de investigación que lleva a cabo la Universidad: “Fuimos pasando todos uno a uno, el mismo día, les dijimos que tenían que llamar también a chicas de otros años si querían conocer más casos”. De hecho, otra de las alumnas afectadas, quien prefiere no desvelar su identidad, afirma que no le han llamado para contar su caso.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha