eldiario.es

Menú

ARAGÓN

La innovación ciudadana une Zaragoza e Iberoamérica

La ciudad acogió una Mesa de Análisis de Innovación Ciudadana y Emprendimiento Social con la presencia de varios representantes de la Secretaria General Iberoamericana (Segib)

La capital aragonesa, aseguraron, es un modelo en este campo para Latinoamérica

“Por la crisis hubo una explosión de proyectos de innovación social bordeando las instituciones”, apuntó el director de Zaragoza Activa, Raúl Oliván

- PUBLICIDAD -
La mesa tuvo lugar en Zaragoza Activa. Foto: Juan Manzanara.

La mesa tuvo lugar en Zaragoza Activa. Foto: Juan Manzanara.

Una mesa alargada al final de una de las salas de Zaragoza Activa. Más de 20 personas sentadas alrededor. Dispuestas a contar y compartir experiencias. A aprender y enseñar. Una vorágine de pensamientos y planteamientos en torno a una idea concreta: la innovación ciudadana. Sucedió en Zaragoza el pasado lunes con motivo de la visita de un grupo de técnicos de la Secretaria General Iberoamericana (Segib).

¿Y qué es la innovación ciudadana? La web ciudadania20.org la define como “la participación activa de los ciudadanos en iniciativas innovadoras que buscan transformar la realidad social mediante el uso de las tecnologías digitales, con el fin de alcanzar una mayor inclusión social”.

En Zaragoza hay ejemplos diversos, y muchos estaban presentes en la mesa. Representantes de iniciativas como La Colaboradora, Las Armas, Etopia, Milla Digital, La Harinera, Ebrópolis, la Carrera del Gancho o estonoesunsolar acudieron a la llamada de la innovación. Y sus ideas convencieron, porque el brasileño Rodrigo Savazoni, que desarrolla el Projeto Instituiçâo de Cultura Digital (apoyado por el Ministerio de Cultura de Brasil) no dudó en asegurar que Zaragoza puede ser una referencia para ciudades de su país con muchos más habitantes. En Brasil hay más de 500 urbes con más de 200.000 habitantes.

Quizás la capital aragonesa sea un ejemplo debido a que, como señaló Raúl Oliván, director de Zaragoza Activa, por la crisis hubo una “explosión de proyectos de innovación social bordeando las instituciones”. Para él, hay que unir lo público, lo social y lo privado, “y de esa mixtura han de salir estos proyectos”.

Las instituciones estuvieron en boca de muchos de los invitados. Hay poco dinero y es necesario generar proyectos que no dependan de las mismas. Pablo Pascale, uruguayo, afirmó que la “innovación ciudadana no puede ser capturada por las instituciones”.

Pero también hubo representación institucional, además de Arantza Gracia, concejala de Educación e Inclusión del Ayuntamiento de Zaragoza, estuvo Raúl Royo, asesor de la Concejalía de Participación, Transparencia y Gobierno Abierto, también del Consistorio zaragozano. Para él lo más importante es “retener la inteligencia y el talento que se produce en la ciudad”. Hay que buscar, dijo, “un modelo de ciudad cultural y democrática”.

Proyectos en Argentina y Uruguay

De proyectos ya desarrollados y asentados como muchos de los que funcionan en Zaragoza, a otros que todavía están en sus albores. Son los que presentaron los representantes de la  Segib. Todos con una base común, pero con una idiosincrasia y unas dificultades muy distintas. Andrea Apolaro trabaja para el Ayuntamiento de Montevideo y está implementando el primer laboratorio de innovación en la ciudad. No es fácil, indicó, y más después de 25 años con el mismo gobierno, el del Frente Amplio.

De Rosario (Argentina) llegó Dardo Ceballos, que es director de Comunicación Digital en el Gobierno de la Provincia de Santa Fe. Su proyecto es Santa Fab Lab. Reconoció que venía de una región con gran tradición en, sobre todo, hacer presupuestos participativos. Pero eso ya no es suficiente, hay que ir más allá, involucrar al máximo a la sociedad: “Decidíamos con los ciudadanos, pero no hacíamos con los ciudadanos”, afirmó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha