eldiario.es

9
Menú

ARAGÓN

Los bomberos de Aragón alertan de la precariedad del servicio y exigen 200 efectivos más

Reclaman que el Gobierno de Aragón asuma las competencias del servicio de extinción de incendios y cree un cuerpo único

En algunas zonas, como Los Monegros, dicen, no se está cumpliendo la Ley de Bomberos aprobada en 2013, que estipula en 35 minutos el tiempo de llegada al lugar de los hechos

Critican el sistema de agrupaciones de voluntarios, al considerar que estas personas no tienen la preparación técnica y física necesaria para ayudar en estas labores

- PUBLICIDAD -
Incendio en las Cinco Villas en 2015.

Incendio en las Cinco Villas en 2015. Gobierno de Aragón

“No somos conscientes del riesgo que supone tener unos servicios de bomberos deficitarios en Aragón; si tienes un accidente o un incendio en Zaragoza te van a atender bien, pero no ocurre lo mismo, si lo tienes en la zona de Ayerbe, en el Valle de Hecho o en la Litera el fin de semana”.

Así de rotundo se manifiesta Ricardo Rivero, bombero de Huesca y miembro de la Asociación de Bomberos Profesionales de Aragón. Esta organización fue constituida en 2013 ante el hartazgo de muchos profesionales de este oficio, al considerar que no se está prestando un servicio adecuado a los ciudadanos. Calculan que, al menos, hace falta cerca de 200 efectivos más para atender a todas las zonas de la Comunidad por igual y exigen que sea el Gobierno de Aragón quien asuma las competencias.

Actualmente, en Teruel, presta este servicio la Diputación Provincial; en Huesca lo hacen las comarcas, excepto en la capital donde lo asume el Consistorio, mientras que  en Zaragoza, este servicio es de competencia municipal y provincial.

Principalmente, desde la asociación, ponen el foco en la provincia de Huesca y Teruel, donde los servicios de bomberos son “muy escasos” con un número “bajo de efectivos”, que no cumple con la ley 1/2013 de Regulación y Coordinación de los Servicios de Prevención y Extinción de Incendios y de Salvamento de Aragón , que entró en vigor en 2014.

Esta normativa fija en 35 minutos el ratio máximo para llegar al lugar del siniestro, un tiempo que se alarga en muchas zonas de Aragón.

Explosión en Frula (Huesca)

Así ocurrió el pasado 31 de julio en la localidad monegrina de Frula (Huesca). Una explosión de gas propano provocó heridas graves a una mujer de 35 años en el interior de una casa. Como la Comarca de Los Monegros no dispone de un Parque de Bomberos Profesionales, la alerta se derivó al Parque de Bomberos de Huesca, cuyos efectivos se encontraban en ese momento sofocando un incendio en Angüés. No obstante, lograron movilizar a otros tres, que se trasladaron hasta el lugar de los hechos, aunque 45 minutos después de la explosión. Cuando llegaron ya era tarde, porque  los propios vecinos, poniendo “en riesgo sus vidas”, habían sofocado este “grave” incendio con extintores y una manguera de riego, “evitando una tragedia aun mayor”, relata. Este suceso pone de manifiesto para la asociación la necesidad real de unos Servicios Mínimos de Prevención y Extinción de Incendios en Aragón que cubran todo el territorio, “las 24 horas del día y los 365 días al año, para garantizar la seguridad a cualquier ciudadano de la Comunidad independientemente de donde viva”.

Pero la realidad que viven estos profesionales no parece ser así. Al igual que en la Comarca de Los Monegros, donde no hay un Servicio de Bomberos Profesionales, otras regiones de la Comunidad están más desprotegidas, especialmente en la provincia de Huesca donde estas competencias dependen de las comarcas. Entre ellas, destacan La Ribagorza, con nueve bomberos repartidos en tres parques comarcales diferentes –Villanueva, Graus y Benabarre- para atender un ámbito territorial extenso. Esta situación, además, se ve agravada desde que el Parque de Benabarre atiende las intervenciones de La Litera, debido al cierre de su parque de 18:00 a 08:00 horas y los fines de semana.

Y lo mismo ocurre en la zona de Ayerbe, Binéfar, Ansó, y el Valle de Hecho, en la provincia de Huesca. El Matarraña o El Maestrazgo en la provincia de Teruel o la zona de Belchite, en Zaragoza, no cumplen tampoco con los servicios mínimos según la asociación.

Las Comarcas de La Litera, el Cinca Medio, el Bajo Cinca y la Ribagorza firmaron un convenio para la coordinación de las actuaciones del servicio de bomberos, un acuerdo que, desde el sindicato profesional de bomberos de Aragón, califican de “cortina de humo”, porque “las carencias son las mismas”.

Voluntarios para la extinción de incendios

Para cubrir las vacantes del personal de Servicios de Bomberos, las tres provincias cuentan con 53 Agrupaciones de Voluntarios de Protección Civil, que ayudan en las labores de extinción de incendios. Desde la organización, critican este sistema, al considerar que se pone en juego la seguridad de las personas. Señalan que en La Ribagorza se ha abierto una nueva bolsa de trabajo para cubrir estas vacantes, sin exigir la cualificación física y la preparación necesaria para estos casos. “Y esto ocurre en todo Aragón”, precisa.

“Tienen buena voluntad, pero no solo están evitando un servicio de calidad al ciudadano que atienden, sino que están poniendo en riesgo su integridad, al no tener las condiciones técnicas y físicas necesarias”, indica Rivero. Explica también que esta precariedad provoca situaciones de mucho estrés para el bombero profesional, ya que no cuenta con el apoyo necesario para atender un accidente o un suceso. “Si solo va un bombero a un accidente en el que hay tres personas, tiene que decidir a cuál sacar antes, poniendo la vida de uno por delante de la del otro”, sostiene.

Desde la organización destacan, además, que estas personas son voluntarios, es decir, no tienen la obligación de atender una llamada de emergencia o de acudir al lugar de los hechos, como ocurrió en la explosión de Frula, cuando tuvieron que alertar a los bomberos del Ayuntamiento de Huesca al no recibir contestación. Este sistema de voluntarios hace creer a los ciudadanos que están bien atendidos, porque van equipados como “un bombero profesional cuando no lo son.”

Ante esta situación, desde la Asociación de Bomberos Profesionales tienen clara la solución  que pasa por que el Gobierno de Aragón asuma las competencias e impulse la creación de un cuerpo único sin voluntarios. Reclaman 90 plazas de bomberos profesionales en cada una de las provincias de Huesca y Teruel, lo que supondría, según sus cálculos, una inversión de 6 millones de euros en total -3 millones para cada una-. Y critican que, dos años después de la entrada en vigor, todavía el Gobierno de Aragón no haya catalogado los parques -principal, secundario, apoyo-, para dotarlos de un personal mínimos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha