eldiario.es

9

ARAGÓN

Los educadores del COA denuncian por octava vez a Intress ante Inspección de Trabajo

Los educadores, que llevan más de dos años en huelga indefinida, aseguran que “el actual concurso de gestión precariza la atención a los menores y las condiciones laborales de los educadores que les atienden"

Denuncian el incumplimiento de los servicios mínimos y acusan al director del centro de "pasividad y complacencia"

Educadores en lucha por el bien del menor, de mal en peor

Concentración de los educadores en el SAMA.

Concentración de los educadores en el SAMA.

Los representantes laborales del equipo educativo del Centro de Observación y Acogida (COA) han presentado este miércoles una nueva denuncia ante Inspección de Trabajo por las irregularidades laborales de Intress en la gestión de dicho centro. Es la octava denuncia presentada desde que esta entidad comenzara a gestionar el COA en octubre de 2015.

Los educadores de dicho centro llevan en huelga indefinida más de dos años, desde noviembre de 2014, porque, en su opinión, “el actual concurso de gestión precariza la atención a los menores y las condiciones laborales de los educadores que les atienden”. A respuesta de anteriores denuncias, Inspección de Trabajo ya ha confirmado en varios informes numerosas irregularidades de Intress, entre las que se encuentran seis empleos irregulares.

En este octavo documento, informan desde Educadores en lucha, se denuncia que Intress ha incumplido los actuales servicios mínimos hasta en siete jornadas, mermando de esta forma la atención a los menores. Asimismo, se apunta que la comunicación de dichos servicios suele ser a destiempo y generalmente con numerosos equivocaciones de los trabajadores que deben acudir a su puesto de trabajo. “Hasta tal punto es la desorganización, que en ocasiones ni el personal de recepción, ni de seguridad conocen quienes son los educadores que deben acceder al centro para trabajar en cada turno”.

También en la denuncia se vuelve a informar de un nuevo caso de una trabajadora que acudió a trabajar una jornada sin ser dada de alta en la seguridad social. Se recuerda, por añadidura, “que persisten las quejas en los cobros de las nóminas de algún trabajador sin que Intress las resuelva. Este tipo de situaciones suelen darse en contratos de trabajadores que suelen cubrir interinidades, quienes deben trabajar más horas y cobrar menos dinero que los profesionales indefinidos”.

Complacencia del director del centro

No solo apuntan a Intress los educadores, sino también al director del centro: “Desde el comité de empresa se le ha informado reiteradamente por escrito y verbalmente de todas las irregularidades de Intress en el centro, pero su pasividad y complacencia no les ha puesto freno. Especialmente sangrante es ver como Intress incumple de forma reiterada los servicios mínimos o la presentación de unos cuadrantes de trabajadores actualizados correctamente para el buen funcionamiento del centro.

Ante estos hechos, califican de “pasmosa la permisividad del director del centro. Con su actitud complaciente parece tener más interés en tapar las irregularidades de Intress que en velar la por atención de los menores del  o las condiciones dignas laborales de los educadores que atienden a estos niños”.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha