eldiario.es

9

ARAGÓN

Los problemas de la A-131 entre Huesca y Fraga: desprendimientos de rocas, baches, estrechez y millones de inversión

Los 100 kilómetros del firme de la carretera que une Huesca y Fraga se han sometido a diferentes mejoras y el Gobierno de Aragón ha invertido 10 millones de euros solo en esta legislatura

En vísperas de Navidad, una gran roca taponó la carretera y durante dos horas se habilitó un paso alternativo

El consejero de Vertebración del Territorio del Gobierno de Aragón, José Luis Soro, visitó las obras en octubre de 2016

El consejero de Vertebración del Territorio del Gobierno de Aragón, José Luis Soro, visitó las obras en octubre de 2016 Gobierno de Aragón

Una gran roca taponó la carretera A-131 entre Huesca y Fraga en vísperas de la Navidad. Ocurrió a la altura de Ballobar y durante dos horas se debió habilitar un paso alternativo. Es el último contratiempo en una vía de algo más de cien kilómetros que conecta estas dos ciudades con la capital de los Monegros, Sariñena, y que es transitada a diario por miles de vehículos. Administrada por el Ejecutivo autonómico su historia presenta un rosario de problemas y quejas de los usuarios y vecinos de las localidades a ambos lados de esta infraestructura.

El pasado suceso tuvo como protagonista a una roca desprendida de las ripas de Ballobar, una zona muy inestable en la que ya se han producido en el pasado unas situaciones similares. El anterior derrumbe databa de abril de 2017 y se produjo en esta misma ubicación. Tampoco hubo     que lamentar daños personales. Ocurrió a la altura de la estación depuradora de aguas residuales. Dos enormes rocas arrastraron varios árboles e impidieron el tránsito durante otras dos horas más.

La localidad regada por el río Alcanadre exige soluciones para unas ripas cubiertas por una insuficiente red de seguridad. O así lo revela la realidad. La alcaldesa de Ballobar, Esther Saló, reclama “una actuación más profunda”, así como un estudio geológico de la ladera y un esfuerzo presupuestario en pos de su consolidación “para evitar que tengamos que lamentar males mayores”. Los vecinos de la población se unen a estas quejas porque la situación viene de largo.

En 2007, otro fuerte desprendimiento obligó a cortar el acceso a la localidad desde la A-131 y a desalojar viviendas y lugares de trabajo. El Gobierno de Aragón debió invertir 370.000 euros para que una empresa especializada consolidara y protegiera la ladera con una malla doble que ha seguido dando problemas.

El firme de la A-131 también ha dado quebraderos de cabeza a sus miles de usuarios, sobre todo de vehículos pesados. Las obras de acondicionamiento del tramo Sena-Sariñena se concluyeron hace unos meses para cumplir de esta forma una larga reivindicación para paliar las carencias de unas carreteras de apenas 12 kilómetros y repleta de baches y parches. Los trabajos comprendieron la creación de nuevas cunetas y la aplicación de una nueva capa de asfalto; el pintado de la señalización horizontal y la colocación de las barreras de seguridad y las señales verticales a cargo de la Consejería de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón.

Se planteó como imprescindible una remodelación integral con la ampliación de su anchura hasta los 9 metros; la mejora del trazado y de la intersección con la carretera A-129 a la altura del cruce hacia Castelflorite y el ensanche del puente próximo a Sena. En total, se han invertido unos 5 millones de euros. El tramo Sena-Sariñena es el tercero de la carretera A-131 que ha sido remodelado durante el actual mandato. Antes, se hizo lo propio con los tramos Sariñena-San Lorenzo del Flumen y San Lorenzo del Flumen-Venta de Ballerías. En total, la inversión ha rondado los 10 millones de euros, la obra vial de mayor magnitud realizada esta legislatura por el Gobierno de Aragón.

En conjunto, el proyecto ha abarcado algo más de 24 kilómetros para combatir la estrechez de la vía, el mal estado del firme y la peligrosidad de sus cruces. La calzada ha pasado de 5 a 9 metros de longitud y además se han mejorado el trazado y un gran número de intersecciones. El tramo Sariñena-San Lorenzo del Flumen, de 7,5 kilómetros, ha recibido una inversión de 3 millones de euros;y el tramo San Lorenzo del Flumen-Venta de Ballerías, de 4,8 kilómetros, de 2,5 millones.

Las reivindicaciones para que se llevasen a cabo todos estos proyectos comenzaron hace varios años. Ya en 2003, representantes y organizaciones sociales de municipios de cuatro comarcas de la provincia de Huesca se manifestaron para instar al Gobierno aragonés, entonces con el socialista Marcelino Iglesias al frente, a realizar obras urgentes de mejora en la A-131. La movilización, a instancias de la Plataforma en Defensa de la A-131, contó con la presencia asimismo de la Plataforma a Sariñena por Monegros y constó de una concentración ciudadana en la capital monegrina y una marcha posterior en vehículos en dirección hacia Huesca.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha