eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Terceras o cuartas vías... o vía muerta

PSOE y Unidas Podemos entran en la semana decisiva sin haber rebajado antes las tensiones y desconfianzas que surgieron en la semana clave de julio

PSOE y Podemos se instan a retomar el diálogo sin moverse de sus posiciones

EFE

A apenas 14 días de la fecha en que el rey convocará elecciones si no hay antes una investidura, y transcurridos 134 días desde las elecciones del 28 de abril pasado, aún queda la duda de si realmente el PSOE —sobre todo— y Unidas Podemos (UP) negocian o simulan que negocian, especialmente en estos días finales. Negociar es transigir, transar, intercambiar, ponerse en la piel del otro, ceder... Ambas partes cedieron algo en el intento de julio pasado, y aún así no hubo acuerdo. Ahora, y contrarreloj, ¿realmente negocian o se han echado en un diálogo de sordos en el que todos hablan pero nadie escucha?

Pedro Sánchez, que había apostado primero por la propuesta de gobierno socialista en solitario con apoyo parlamentario, después en lo del gobierno de cooperación con UP —sin nadie de este partido sentado en el Consejo de Ministros— y más tarde en lo de gobierno socialista con independientes de la órbita de Unidas Podemos, acabó cediendo y aceptando quizás a regañadientes lo que a finales de abril no estaba de ningún modo dispuesto a consentir: un gobierno de coalición. Tardó pocos días en arrepentirse. Pablo Iglesias no le aceptó la oferta y Sánchez decidió no volver a hacerla nunca jamás.

También Iglesias ha cedido, ha movido piezas. La principal, su renuncia a estar él personalmente en el Gobierno de coalición que pide.

¿Y ahora? ¿Serán capaces uno y otro de hacer alguna cesión nueva, de olvidarse de los encastillamientos y de las recíprocas líneas rojas y sentarse a explorar de verdad las posibilidades de las diferentes vías que se han ido perfilando en los últimos días? ¿Hallarán una tercera vía —como decía Sánchez— o una cuarta o una quinta... o entrarán en breve en vía muerta?

Del PSOE salió la posibilidad de poner en manos de UP algunas instituciones significativas como la Delegación contra la Violencia de Género, el Defensor del Pueblo, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el Instituto de la Mujer, la Agencia Española para la Cooperación y el Desarrollo, la Airef, el CIS... De Unidas Podemos, la de propiciar una investidura de Pedro Sánchez sin más pacto previo que el sí a esa investidura cuando se vote en el Congreso. De algunos barones del PSOE, preocupados por la situación de emergencia en que tienen sus gobiernos autonómicos, la de pactar ahora con UP su entrada en el Gobierno, pero para más adelante, a mitad de legislatura si realmente permiten ponerla en marcha...

En la contraparte respectiva, cada propuesta se ha recibido como una trampa, como un caballo de Troya que el adversario y presunto socio quiere meterte en el fortín con alguna intención última poco clara. Las desconfianzas mutuas, evidentes en julio, han ido a peor tras episodios recientes como el del Open Arms, en el que el Gobierno en funciones y especialmente la vicepresidenta Carmen Calvo, que además es la jefa de la delegación negociadora socialista, ha recibido más críticas desde Unidas Podemos que desde la oposición de derechas.

"Está en manos de Iglesias", comenta un ministro en funciones cuando se le pregunta si él cree que habrá o que no habrá acuerdo. En manos de Iglesias, en el sentido de si Iglesias renuncia al gobierno de coalición, fórmula que ahora se ha convertido en la línea roja absoluta de Sánchez. Otro dirigente que conoce bien al presidente desde hace mucho tiempo, cree que no, que no habrá acuerdo en ningún caso. "Pedro ya ha conseguido prácticamente todo en política. Ha liderado el partido tras ganar dos procesos de primarias. Ha sido presidente del Gobierno. Ha ganado unas elecciones generales. Ha dejado claro que no va a seguir de presidente a cualquier precio. Ha dejado claro que no consentirá que los independentistas rompan el Estado. Y ha frenado y vencido al partido nuevo que venía a sustituir y a enterrar al PSOE, Podemos".

El último comentario da también para alguna reflexión sobre las relaciones entre PSOE y Podemos y entre Sánchez e Iglesias.

El clima, el entorno, los antecedentes, la desconfianza... quizás estén en su máximo apogeo, lo que hace más improbable el acuerdo. Pero también lo haría más meritorio si se lograra.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha