eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Eduardo F. Rubiño

Diputado autonómico en la Comunidad de Madrid por Más Madrid.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 62

Mi lectura de la derrota de Madrid

Hoy es un día muy triste que abre un nuevo periodo en Madrid. No hemos conseguido lo que queríamos, Manuela no va a poder seguir siendo alcaldesa y no hemos conseguido un cambio histórico en la Comunidad de Madrid. Pero para ser justos, y para aprender de lo que ha sucedido, nos debemos un debate. Ni sirven de nada las consignas contra los "traidores", ni los opinadores que situados en la exterioridad inmaculada despachan las culpas a todos por igual, al margen de ningún análisis del papel que cada uno ha jugado o de las decisiones que se han tomado y su porqué. Lo cual, sin embargo, no es incompatible con que cada uno tratemos de explicar lo mejor posible nuestro punto de vista y la lectura que cabe hacer de los datos. Por eso, yo hoy quiero hacer una reflexión, que es sin duda personal, desde el respeto al resto de lecturas, pero que quiero poner sobre la mesa porque me parece esencial que se escuchen todos los puntos de vista.

Ayer, Manuela Carmena obtuvo un gran resultado, a tan solo 15.000 votos del que obtuvo en las elecciones de 2015, aunque no fue suficiente para sumar mayoría. En la Asamblea de Madrid, Más Madrid irrumpió con 20 escaños, aunque no conseguimos evitar el pacto entre Ciudadanos, Vox y el PP. Son unos grandes resultados aunque no hayan sido suficientes. Pero lo más importante es que sin duda son unos resultados contra-cíclicos, porque en 2015 veníamos de la mayor ola de ilusión que vivieron las fuerzas del cambio y ahora, en 2019, hacía tan solo un mes que la derecha había arrasado en Madrid por más de 400.000 votos. Son contra-cíclicos porque en el resto de España el espacio que representó Podemos se ha estrechado casi sin excepción, primero, en las generales perdiendo 29 escaños y también ayer, donde el actual rumbo que Pablo Iglesias ha dado Podemos ha conllevado pasar de 3 a 0 diputados en Castilla la Mancha, de 10 a 1 en Castilla y León, de 6 a 4 en Extremadura, de 9 a 4 en Asturias, de 6 a 2 en Murcia, de 14 a 5 en Aragón, de 10 a 6 Baleares, de 3 a 0 en Cantabria, de 7 a 3 en Canarias, de 7 a 2 Navarra, de 27 a 7 Madrid, de 9 a 4 en Asturias y de 4 a 2 en la Rioja. Siendo así las cosas, en Madrid el espacio que antes representaba Podemos ha mantenido su representación intacta con los 20 escaños de Más Madrid y los 7 que ha conservado Podemos. Si en Madrid se ha resistido contra la debacle generalizada acercándose milagrosamente a los resultados conjuntos del bloque progresista en 2015 (aunque no haya sido suficiente para gobernar) ha sido gracias a la decisión de formar Más Madrid, gracias a que el liderazgo de Manuela e Íñigo y gracias al proyecto ilusionante que se ha fraguado en estos meses bajo esas nuevas siglas. Manuela e Íñigo han conseguido retener a un votante que estaba marchándose despavorido de Podemos y que se sentía huérfano.

Seguir leyendo »

Los homosexuales no existimos

Los homosexuales no existimos. Lo que sentimos, que podríamos calificar como "atracción hacia el mismo sexo", es en realidad una "proyección" de nuestro psiquismo debido a "heridas en la masculinidad" causadas por nuestros complejos, nuestros traumas y nuestra difícil infancia. Esa falta de virilidad nos confunde y nos hace buscar en el otro la masculinidad que nosotros no logramos alcanzar. Si nos esforzamos y aprendemos a controlarlo descubriremos en el fondo que el amor es posible haciendo un camino de "sanación" a través de ejercicios y lecturas.

El párrafo anterior es un resumen casi literal de lo que uno puede encontrar en los abundantes materiales con los que el Obispado de Alcalá pretende "curar" a los homosexuales. El esquema con variaciones sería aplicable a lesbianas, bisexuales o personas trans. Esta pseudoteoría sería casi cómica si no fuera porque se ha utilizado de manera sistemática para hacer terapias ilegales en la diócesis de Alcalá, a las órdenes de Reig Pla, a decenas de jóvenes que por distintas vías han acabado en sus manos. En algunos casos se trataba de menores de edad. No podemos hacernos una idea del impacto que este tipo de cosas tiene sobre la vida de personas que caen en manos de estos supuestos terapeutas en momentos de especial vulnerabilidad, justo cuando se están haciendo preguntas sobre su propia identidad y su propia sexualidad. Las consecuencias son imprevisibles y van desde la depresión, las secuelas a largo plazo, los intentos de suicidio o la represión de la sexualidad.

Seguir leyendo »

Lecciones del caso máster

Hoy, 21 de marzo, es el último Pleno de la X Legislatura de la Asamblea de Madrid. Hoy, la fortuna ha querido también que sea precisamente el aniversario del acontecimiento más importante por el cual se recordará este periodo legislativo. Ningún madrileño recordará con facilidad –les invito a hacer la prueba– una sola medida relevante que haya llevado a cabo el Partido Popular en los últimos cuatro años en la Comunidad de Madrid. Pero todos recordaremos, y quedará para la historia, que el 21 de marzo se publicó en eldiario.es una pieza informativa que 36 días después obligó a la Presidenta de la Comunidad de Madrid a presentar su dimisión y a salir por la puerta de atrás, después de quedar en evidencia que había obtenido un título universitario de forma fraudulenta.

La información revelada al respecto de sus notas falsificadas, a la que siguió la demostración de que nunca había llevado a cabo su Trabajo de Fin de Máster, ni su presentación ante un tribunal, causó un terremoto político e institucional que aún hoy ha dejado frentes abiertos y que permite sacar algunas lecciones valiosas. En primer lugar, porque el caso máster demostró algo que nunca habíamos visto en España con tanta claridad: que estamos ante un caso de genuina corrupción universitaria ligada al poder político. Quizás no había bolsas de dinero negro traídas de Colombia, pero sí cargos públicos que por el hecho de tener el carnet de un determinado partido político en el bolsillo obtenían algo tan preciado como un título universitario sin hacer ningún mérito para ellos. Puede que este tipo de corrupción tenga menos impacto material directo en los bolsillos de los madrileños (aunque también podríamos hablar de cómo el Instituto Público de Derecho de Álvarez Conde desviaba miles de euros directamente a los hijos de su director). Pero se trata de un tipo de corrupción que daña especialmente nuestra dignidad como sociedad. Ello porque vivimos en una comunidad la que miles de familias hacen esfuerzos sobrehumanos para costear unas tasas abusivas tan solo para dar una oportunidad a sus jóvenes, en un momento en el que además la precariedad es la norma y los estudiantes se ven obligados a compaginar trabajo y estudio haciendo auténticos malabares. Es un tipo de corrupción que daña también el prestigio de uno de nuestros más preciados bienes, las universidades públicas. Y es un tipo de corrupción que devalúa el título legítimo de cientos de miles de egresados en la Universidad Rey Juan Carlos y la carrera investigadora y docente de tantos y tantos profesores e investigadores honrados.

Seguir leyendo »

Insultos que no son solo insultos. LGTBfobia en las calles de Madrid

Lo contábamos en Twitter ayer por la noche. Estábamos cogiendo el metro Lavapiés para ir a tomar algo con unos amigos cuando al bajar las escaleras nos cruzamos con un grupo de chavales que subían por la escalera de al lado. Nosotros íbamos hablando relajadamente y nos habíamos abrazado sin darnos cuenta. Fue en ese momento cuando los chicos comenzaron a gritarnos varias cosas, que al principio no entendimos. El primer ¨maricones” nos hizo caer en la cuenta de lo que estaba pasando. Luego continuaron los insultos y los comentarios homófobos hasta que nos perdimos de vista. 

Seguir leyendo »

Ahora sí, podemos ganar Madrid

No era tarea fácil cuando hace un año decíamos que queríamos construir la herramienta de la gente y para la gente, no era fácil ni demostrarlo ni ponerlo en práctica. Y lo que era imposible era evitar las críticas, y cierta desconfianza en que fuéramos capaces de poner en marcha un proyecto para la mayoría social existente. Poco después pusimos sobre la mesa la clave: un método democrático para que decidiera la gente. Y entonces vino el proceso de la Asamblea Ciudadana, en la que participaron miles de personas y donde, después del debate de Vistalegre se eligieron los documentos político, organizativo y ético que hoy definen la organización. No hemos descubierto la pólvora, pero hicimos algo que ningún otro partido político se había atrevido a hacer con anterioridad, abriéndonos a la ciudadanía y constituyendo una organización potencialmente de todos y todas.

El 14 de febrero se cerró el proceso de constitución de Podemos con la elección de los órganos de las comunidades autónomas. A día de hoy, tras muchos meses de intenso proceso participativo, Podemos cuenta con órganos formales y con una estructura definida de funcionamiento a nivel estatal, autonómico y municipal.

Seguir leyendo »