eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

María Eugenia R. Palop

Profesora Titular de Filosofía del Derecho en la Universidad Carlos III de Madrid. Investigadora en el Instituto de Estudios de Género y en el Instituto de derechos humanos “Bartolomé de las Casas” de la citada Universidad. En este último Instituto dirige la Cátedra Norberto Bobbio de “Igualdad y No discriminación”, el Grupo de Estudios Feministas y la Cátedra Unesco sobre violencia y derechos humanos. Ha publicado las monografías "La nueva generación de derechos humanos. Origen y justificación" (Dykinson, 2001 y 2010) y “Claves para entender los nuevos derechos humanos” (Los Libros de la Catarata, 2011), así como un buen número de libros en coautoría, artículos y trabajos sobre movimientos sociales, reivindicaciones y derechos emergentes, intereses colectivos y bienes comunes, ecología, feminismo, republicanismo, el derecho al medio ambiente, al desarrollo y a la paz, los derechos de las mujeres, el terrorismo y sus víctimas, justicia restaurativa y justicia transicional.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 3110

Chester, la gestación subrogada y la familia “completa”

Hace unos días Irene Montero fue entrevistada en Chester por Risto Mejide. En la entrevista se posicionó contra la gestación subrogada (GS) y mantuvo una breve conversación con una mujer que había realizado “su sueño de ser madre” y se había enfrentado al “duelo de la infertilidad”. Una mujer que había sufrido cáncer y que aseguró no haber tenido la posibilidad de adoptar.

Más allá de las dudas que suscitan quienes recurren al argumento del proyecto vital propio para hablar de maternidad/paternidad y quienes plantean sus legítimos deseos como si fueran necesidades de urgente satisfacción, lo primero que llama la atención es que en estos programas se siga intentando poner en pie de igualdad un testimonio personal y una batería de argumentos. Entiendo que resulta más morboso y amarillista, y que hablamos de un espectáculo televisivo que se sostiene gracias a la audiencia, pero hay que tener claro que estos experimentos son profundamente manipuladores y que solo generan ruido (más aún, si no hay testimonios variados y la orientación es sesgada).

Seguir leyendo »

Radiografía de una moción de censura

Por fin se acabó el tiempo de Mariano Rajoy que, resiliente y sin dimitir, ha seguido agarrado a su escaño como un percebe. Quiere pilotar su sucesión y esperar a Pedro Sánchez, como un matón, a la vuelta de la esquina. Las insistentes alusiones a una eventual sentencia sobre los EREs, que pudiera arrastrar a los socialistas al abismo, se han repetido en estos días como un eco; una velada amenaza que ni siquiera intenta esconder la desvergonzada intención de manipular a los jueces. Pero los populares se desangran y los jueces empiezan a salirles rana. Rajoy parecía ayer un animal herido buscando, a la desesperada, el aplauso y la risa fácil de su público cautivo. Las risotadas tabernarias de la bancada derecha sonaban a funambulismo decadente. Varias décadas languideciendo en sus escaños para ser arrancados de raíz, más temprano que tarde; más de 2000 altos cargos a la calle, tornan la risa en brutal desesperación.

En las últimas horas de la moción, se especulaba abiertamente con la dimisión de Rajoy, pero la dimisión nunca estuvo en la cabeza de nuestro ex presidente. Y no únicamente por lo arriesgado del asunto o por las razones personales que pudiera manejar, sino porque solo el gato con botas estaba en disposición de ocupar su puesto. El PP hubiera tenido que dejar la presidencia en manos de uno de los “independientes” que manejaba Ciudadanos, regalándole una prima a su hijo pródigo, al hijo “traidor” que quiso matar al padre.

Seguir leyendo »

Torra y Rivera: unidos para siempre

Quim Torra ha llegado a la presidencia de la Generalitat con el discurso supremacista de la extrema derecha europea y Albert Rivera pretende presidir este país con un discurso parecido. Hablar de catalanes o de españoles, a estos efectos, es del todo irrelevante. Torra y Rivera son las dos caras de la misma moneda. Ambos crecen echando gasolina al fuego, generando confrontación y hostilidad, y buscando chivos expiatorios o enemigos interiores fácilmente identificables. Inmigrantes o charnegos, lo mismo da. Ellos no son ni de izquierdas, ni de derechas, porque solo ven nacionales, y en su proyecto no resulta tan importante el programa como la propaganda. Torra y Rivera no son políticos, sino comerciales; son agentes de movilización del resentimiento que bailan a golpe de audiencia. Por eso Torra usa a las izquierdas para legitimarse blanqueando su imagen con el apoyo de la CUP y la alianza de ERC, y Rivera ha escogido a Manuel Valls como candidato en Barcelona.

Un “socialdemócrata” que tomó medidas xenófobas contra los gitanos, animado por la aceptación popular que tenía el discurso de Le Pen en Francia, y que actuó como su caja de resonancia fomentando la cultura del miedo, la desconfianza y la sospecha. El modo en que la lectura esquemática y maniquea de la realidad, propia de la ultraderecha, ha marcado la agenda política de los partidos aparentemente “progresistas” en Europa es lo que se ha llamado la “lepenización de los espíritus”. A ERC y a la CUP les marca el ritmo un president convergente, y al PSOE se lo empieza a marcar Ciudadanos.

Seguir leyendo »

¿Reformar el Código Penal sin contar con las mujeres?

Catalá está seriamente determinado a erradicar la violencia sexual contra las mujeres y para lograrlo, no se sabe si por ignorancia o mala fe, ha decidido encargar un estudio sobre la cuestión a la Comisión General de Codificación, cuya sección de Derecho Penal está formada solo por varones.

La Comisión tiene cinco secciones, dirigidas por varones, y está compuesta por 120 vocales de los que solo 17 son mujeres, ninguna de ellas penalista. El 100% de sus vocales natos son varones, aunque más del 50% de quienes componen la carrera judicial son juezas y no jueces. También son mayoritariamente mujeres las que estudian la carrera de Derecho y las que obtienen los más brillantes expedientes, pero, lamentablemente, sea por el techo de cristal, cemento, plástico o metacrilato, la supuesta sociedad meritocrática no deja de ser para ellas una triste ficción distópica. Una ficción gracias a la cual han de trabajar el doble y sacrificar el triple para situarse detrás de sus homónimos varones, ganando y tributando mucho menos que ellos.

Seguir leyendo »

Parece que hay más de uno con problemas singulares

Tiene un problema singular quien observa “actos sexuales en un ambiente de jolgorio y regocijo”, donde hubo una violación; quien observa expresiones de placer donde una víctima reconoce dolor; quien defiende que aún en las relaciones no consentidas puede “llegar a sentirse y expresarse una excitación sexual meramente física en algún momento”, y cree que esas esferas psicológicas internas tienen alguna relevancia jurídica.

Tiene un problema singular un juez que se preocupa más de las reacciones de una víctima de violación que de la conducta de sus agresores; quien dicta sentencias utilizando argumentos discriminatorios y sexistas, basados en prejuicios y estereotipos de género, y sin respetar el principio de igualdad. Suscita perplejidad el juez que duda del testimonio de una víctima, pero se muestra magnánimo con sus agresores, convencido de que, por lo que ve en un vídeo, “todos creen que ella participa con ellos en lo que están haciendo”. O sea, que los engañados son ellos y que lo relevante es lo que ellos creen, no lo que cree ella. Y suscita perplejidad que este juez no aprecie en esa supuesta falta de consciencia lo que otras llamamos “cultura de la violación”. El hecho de que La Manada se pensara protagonista de una película porno en la que su fuente de excitación era la dominación y el control del cuerpo de su presa no debería generar empatía y comprensión ni, desde luego, utilizarse en un juicio como una atenuante exculpatoria. Sin duda, hay un problema singular en este voto particular.

Seguir leyendo »

Genealogía de la represión

-6/02/2016. Prisión provisional sin fianza para los titiriteros Alfonso Lázaro de la Fuente y Raúl García Pérez, por ensalzar a ETA. Causa posteriormente cerrada por la Audiencia Nacional. 

-19/01/2017. César Strawberry, cantante de Def Con Dos, condenado a un año de cárcel y seis de inhabilitación por enaltecimiento del terrorismo, vejación a las víctimas del terrorismo e injurias a la corona por unos tuits.

Seguir leyendo »

La tragedia catalana: Parlament bloqueado y jueces asalvajados

Probablemente, la eventual investidura de Puigdemont, como antes la de Sánchez o Turull, supone apostar por un Parlament que no va a legislar y un Govern que no va a gobernar, dándole continuidad a esa confrontación que mantiene a Catalunya sumida en una especie de excepcionalidad permanente. Este golpear, una y otra vez, sobre la misma herida, puede generar situaciones de ingobernabilidad que sean cada vez más insostenibles y fortalecer una visión ya generalizada de caos y esterilidad que, finalmente, alimente las posiciones del Gobierno y el engorde de Ciudadanos. Con buen criterio, Iceta, al margen del PSOE, Doménech, y hasta ciertas alas de ERC, han apostado por fórmulas intermedias para abrir respiraderos que permitan superar la rígida política de bloques.

Sin embargo, y a pesar de todo esto, nada puede justificar que la investidura de los procesados se haya vetado sin más, ni que puedan vulnerarse los derechos políticos de quienes legal y legítimamente están en condiciones de ocupar puestos de representación.

Seguir leyendo »

El 8M y la centralidad del cuerpo

El 8M ha sido un éxito sin paliativos. Un éxito que ha superado las previsiones más optimistas y que ha sorprendido incluso a quienes seguían muy de cerca la convocatoria. La movilización de las mujeres ha dejado fuera de juego a buena parte de los partidos, a quienes intentaron demonizarla y fragmentarla, y a quienes no supieron calcular sus dimensiones. 

En este 8M ha quedado claro que la vivencia colectiva de las mujeres puede ser más movilizadora que los discursos pretenciosos y las disputas vacías; que las etiquetas que las dividen entre trabajadoras y “no trabajadoras” empiezan a ser irrelevantes; que la caricaturización del feminismo, el paternalismo soberbio y la violencia dialéctica de columnistas y medios de comunicación, no tenían ningún recorrido. Todos han claudicado. Las mujeres han demostrado que los sindicatos de las dos horitas, las habían infravalorado. Que hoy el mundo del “empleo” no es la única fuente de socialización, que las identidades no son rígidos compartimentos laborales, y que no puede seguir obviándose el carácter patriarcal de nuestro sistema productivo. 

Seguir leyendo »

Clímax 155: a cinco minutos del infierno

Se veía venir. El del 155 es ya un clímax en el que algunos se mueven con notoria felicidad. Se aplicó para Catalunya, de forma extravagante, sin control y sin límite temporal. Tras su aplicación surgieron voces que pedían su extensión a Castilla-La Mancha, Euskadi y Navarra. Zoido espetó en el Senado que estaba vigente para todos y que gracias al 155 se había recuperado la normalidad, el Estado de Derecho y la igualdad ante la ley (no sabemos todavía qué quería decir con eso).

Ahora el manido 155 se pretende aplicar también a la escuela catalana para erradicar la inmersión lingüística. Y hace solo unos días  El País publicaba un artículo guerracivilista de José Luis Álvarez en el que se proponía la recentralización educativa, vía reforma constitucional, para avivar el conflicto catalán e impedir, así, previsibles intentos secesionistas en el futuro. Frente a la relajación táctica y tramposa de los independentistas, Álvarez planteaba la usurpación de la lengua como una provocación; una confrontación máxima que permitiera al Estado central eliminar el independentismo de raíz, aprovechando el momento de debilidad, desunión y desorientación que estaba sufriendo. Machacar sobre la herida hasta que cauterice y evitar que los delincuentes puedan organizarse de nuevo.

Seguir leyendo »

¿Por qué los votantes del PP votan hoy a Ciudadanos?

El barómetro del CIS ha premiado a Ciudadanos porque se ha instalado cómodamente en el nicho electoral de un Partido Popular asediado y debilitado tras las elecciones catalanas. Más allá del análisis que pueda hacerse de este barómetro en relación a otros partidos, y considerando que las encuestas hay que tomárselas con calma, creo que hay algunas claves muy interesantes que podrían explicar este ascenso.

1. El franquismo sociológico, propio (aunque no exclusivo) de la derecha pepera, puede perdonar la corrupción y otros delitos continuados, pero no perdona jamás los excesos de indulgencia con quienes osan cuestionar la unidad de España. Está claro que, a juzgar por sus votantes y los no pocos aznaristas del partido, a este Rajoy, caraplasma y elusivo, le ha acabado temblando el pulso en el conflicto catalán. El Partido Popular no ha logrado pasar la prueba para la que se creía sobradamente preparado y ha sido percibido por su militancia como un partido viejuno incapaz de defender los intereses de España.

Seguir leyendo »