eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Miguel Carrión

Miguel Carrión Álvarez es analista de banca y mercados. También se interesa por la macroeconomía, estabilidad financiera y las políticas europeas. Ha sido analista de metodología de riesgos en un banco, y trabajó anteriormente en fondos de inversión alternativos. Ha colaborado impartiendo matemáticas financieras en la Universidad Complutense. Tiene un doctorado en matemáticas por la Universidad de California y licenciaturas en Física y Matemáticas por la Universidad Complutense.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 397

¿Está España al borde de una recesión o solo es un bache?

¿Viene una recesión? Probablemente no. La pregunta se plantea desde la primavera pasada, cuando el crecimiento de la economía empezó a ralentizarse en la eurozona. La principal causa es la ralentización - que no caída - de las exportaciones. Y esto no se debe a una pérdida de competitividad sino a una ralentización del comercio internacional. A la sensación de incertidumbre que lastraba los indicadores de confianza, en los últimos meses se añade una caída de la producción industrial. Y, sin embargo, la demanda interna y en particular la inversión siguen creciendo aunque a un ritmo más moderado que hace un año. Todo esto hace pensar que, más que ante una recesión, la eurozona esté ante un bache temporal. Algo similar ocurrió en 2003. Eso no quiere decir que se deba caer en la complacencia. Los riesgos exteriores pueden materializarse y no caben muchas sorpresas positivas más allá de la decisión del Banco Central Europeo, ya tomada este mes, de retrasar la transición a una política monetaria más restrictiva. 

¿Cómo afecta esto a España? España está en una situación muy parecida a la de la eurozona en su conjunto, pero con una tasa de crecimiento por encima de la media. Esto se debe en parte al estímulo económico que representaba no haber cumplido con la senda de reducción de déficit pactada con la Comisión Europea durante los años de gobierno de Mariano Rajoy, y que continúa con la prórroga de los presupuestos por parte de Pedro Sánchez. Como España tiene una tasa de paro aún muy alta, el déficit estructural contribuye al crecimiento y la creación de empleo. Por tanto es muy posible que España pase el bache de la eurozona sin caer en recesión ni destruir empleo, al contrario que Italia que encadena ya dos trimestres de crecimiento negativo al final de 2018. Sin embargo, no cabe caer en la complacencia. Lo que importa en la campaña electoral que se avecina es cómo propone cada partido sostener el crecimiento y la inversión en España, y en su caso hacer frente a una recesión. Apretarse el cinturón ahora porque puede que el año que viene venga una recesión no haría más que  precipitar su llegada. En el contexto exterior y europeo actual, tiene tan poco sentido echar la culpa de la ralentización de la economía Española al gobierno de Pedro Sánchez como felicitarlo en caso de que no haber aprobado los presupuestos de 2019 resulte ser un estímulo relativo en el momento en que se necesita. Como hemos dicho, la ralentización del crecimiento de la economía de la eurozona se debe a una ralentización de las exportaciones, a su vez debida a factores externos. Entre estos destacan la deceleración de la economía china y el resurgir del proteccionismo, personificado en Donald Trump. 

Seguir leyendo »

Diez años de la caída de Lehman Brothers: toca prepararse para una guerra distinta

Hace diez años, Lehman Brothers era uno de los cuatro principales bancos de inversión de EEUU. Una semana después, protagonizaba la bancarrota más sonada de la crisis de las hipotecas basura. Luego vinieron la gran recesión y la crisis del euro.

Lo extraordinario del caso Lehman Brothers es que, a pesar de su importancia, se le dejó caer. Seis meses antes la Reserva Federal americana había engrasado con 30 millones de dólares la compra por JP Morgan de Bear Stearns, el quinto gran banco de inversión americano, por el precio simbólico de 2 dólares. Pero la Fed se negó a hacer lo mismo por Lehman Brothers. Sus potenciales compradores, que eran Barclays y Bank of America, se retiraron. El resto es historia.

Seguir leyendo »

La agenda de Macron liquida el proyecto de 'coalición Jamaica' en Alemania

Después de las elecciones generales alemanas, la previsible participación del partido liberal alemán FDP en un Gobierno de coalición parecía hacer muy difícil a Angela Merkel aceptar la propuestas de Emmanuel Macron sobre la reforma de la gobernación de la zona euro.

Pero la intransigencia del FDP ha acabado con dar al traste con las negociaciones de una coalición Jamaica (negra, por la CDU/CSU, amarilla, por el FDP, y verde, como los colores de la bandera jamaicana). Merkel quiere tener margen de maniobra para negociar con el presidente francés Macron, y las líneas rojas de la FDP no le dejaban ninguna. Si hace dos meses el éxito del FDP liquidaba la agenda de Macron para el euro, hoy se puede decir que la agenda de Macron para el euro ha liquidado la coalición Jamaica. 

Seguir leyendo »

Alarma en Italia por la crítica situación del banco genovés Carige

Hace dos años, el Gobierno italiano se vio obligado a intervenir cuatro pequeños bancos regionales (Etruria, Marche, Carife y CariChieti), dando inicio a una crisis bancaria que pareció calmarse justo antes del verano, con la liquidación de los venecianos Popolare di Vicenza y Veneto Banca y el saneamiento de la Banca Monte dei Paschi di Siena a costa del erario público. El respiro ha durado menos de seis meses. Este jueves saltaban las alarmas por Carige, antigua caja de ahorros genovesa. Podría ser el próximo banco italiano en caer y sería una noticia preocupante, porque se suponía que sus problemas estaban en vías de solución.

El caso de Carige es quizás el más morboso del pasado italiano reciente. Esta semana, la periodista Carlotta Scòzzari presentaba un libro sobre el fraude llevado a cabo durante quince años por el equipo del anterior presidente de esta entidad, Giovanni Berneschi, que en febrero fue condenado a ocho años de prisión por fraude y asociación de malhechores. Los hechos probados son que un comité de negocios secreto actuó como un grupo criminal con el solo objetivo de enriquecerse personalmente, y para eso tejió un diseño fraudulento minucioso y constante que condujo al progresivo empobrecimiento del banco, al que dejó con un agujero de 1.000 millones de euros.

Seguir leyendo »

La relación entre la UE y una Catalunya independiente sería análoga a la de la República Turca del Norte de Chipre

El ser humano razona metafóricamente y para entender las opciones del Brexit se han propuesto varios modelos por analogía con otros países: Noruega, Suiza, Turquía, o Canadá, según lo estrecho de la relación legal última entre el Reino Unido y la Unión Europea. De manera similar, se puede intentar entender las implicaciones de la independencia catalana por analogía con diversas situaciones realmente existentes en Europa hoy día.

El modelo ideal para los independentistas catalanes es el llamado divorcio de terciopelo entre República Checa y Eslovaquia. En 1992 los gobiernos de las repúblicas federadas checa y eslovaca estaban liderados por Václav Klaus –que abogaba por una federación más estrecha o una partición– y Vladimír Mečiar –que abogaba por la independencia de Eslovaquia–. En julio de ese año el Parlamento eslovaco aprobó una declaración de independencia, y a continuación Klaus y Mečiar acordaron negociar la partición. El presidente de Checoslovaquia, Václav Havel, dimitió antes que presidir sobre una partición con la que no estaba de acuerdo. En noviembre el Parlamento checoslovaco acordó la división de las propiedades del estado, y la partición entró en vigor al comenzar 1993. Claro está que las probabilidades de ver algo así en España son ínfimas por no decir nulas. Por cierto, poco más de un tercio de la población tanto en Chequia como en Eslovaquia estaba favor de la partición mientras sus líderes la negociaban. No hubo referéndums.

Seguir leyendo »

¿Qué pasaría con los bancos en una Catalunya independiente?

Después de las declaraciones del presidente de la Generalitat Carles Puigdemont y su vicepresidente Oriol Junqueras la noche del 1 de octubre, no es descabellado pensar que se pueda producir una declaración unilateral de independencia de Cataluña. ¿Qué consecuencias puede tener esto para los clientes de los bancos, tanto particulares como empresas, residentes en Cataluña o que tengan negocio con bancos radicados en Cataluña? Sorprendentemente, las dificultades resultan ser más imaginarias que reales. 

El factor más importante en este asunto es el legal, ya que todos los activos financieros, desde un humilde depósito hasta un derivado exótico, son en el fondo contratos. La cuestión esencial es cómo se cumplen y hacen cumplir los contratos. Esto da lugar a ciertas paradojas, porque en un escenario de independencia unilateral España seguiría afirmando su soberanía sobre Cataluña y la vigencia de su ordenamiento legal.

Seguir leyendo »

Las elecciones alemanas liquidan la agenda reformista de Macron para el euro

Cuando Emmanuel Macron ganó las elecciones presidenciales francesas en mayo pasado, los europeístas exhalaron un suspiro de alivio. Francia había elegido al único candidato que hizo campaña sin complejos a favor de más Europa. En el área económica Macron proponía varias reformas políticas de calado: dotar a la unión monetaria de un ministro de Hacienda, un presupuesto y un parlamento propios. También transformar el Mecanismo Europeo de Estabilidad en un Fondo Monetario Europeo.

La postura de Macron dio alas a los intentos de reformar la zona del euro para corregir los defectos revelados por la crisis de la presente década. Hace dos semanas, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, profundizó en las propuestas de Macron. 

Seguir leyendo »

Lo que hay que saber sobre la oferta de compensación de Santander a los accionistas de Popular antes de aceptar

Al final de la semana pasada Banco Santander anunció el lanzamiento de una acción de “fidelización” de clientes minoristas (particulares y empresas) que pudiesen haberse visto perjudicados por la intervención de Banco Popular en junio. Las reacciones negativas de las asociaciones de consumidores no se han hecho esperar. Van desde criticar la iniciativa por limitada, por tratarse de un acuerdo extrajudicial, o por tomar la forma de un producto financiero complejo. ADICAE llega a calificarla de intento de engaño que no debería ser autorizada por la CNMV. De momento la oferta, que Santander pretende ejecutar en septiembre, está contenida en un hecho relevante comunicado a la CNMV y no en un folleto. Pero, a la espera de la letra pequeña, ya podemos intentar explicar la oferta del Santander y la oposición de las asociaciones de consumidores.

Las características superficiales de la oferta son las siguientes: se compensarán las inversiones en acciones, o en bonos menos los intereses percibidos desde 2011, por otros bonos de 100 euros de valor nominal cada uno. El valor nominal será el 100% para los primeros 100.000 euros de inversión y la proporción decrece paulatinamente hasta llegar al 650.000 euros para inversiones de 1 millón de euros o más. Santander estima que el valor de mercado de estos bonos se quede en el 70% del nominal. Esta diferencia de valor se debe a la letra pequeña que no conocemos.

Seguir leyendo »

Así fueron los últimos días de Banco Popular, según el organismo que lo liquidó

En las cinco semanas transcurridas desde la resolución del Banco Popular y su venta al Banco Santander por un euro ha habido opiniones para todos los gustos, pero bastante poca información fehaciente por parte de los protagonistas. De hecho, desde la decisión del FROB (el fondo español de rescate bancario) publicada el mismo día 7 de junio, las intervenciones públicas de las autoridades han dado lugar a más preguntas que respuestas.

Este miércoles, la Junta Única de Resolución (JUR), el mecanismo europeo de rescate bancario, publicó su propia decisión del 7 de junio, previa a la del FROB y que sirvió de instrucción para el mismo. Aunque el documento de la JUR está editado para eliminar cualquier información confidencial, contiene muchos datos relevantes que arrojan luz sobre algunas –no todas– de las sombras en torno al colapso del Popular.

Seguir leyendo »

Todo lo que Italia ha hecho con el rescate de dos bancos que en España no ha pasado con el Popular

El fin de semana pasado el gobierno italiano intervino dos bancos de la región del Véneto con un coste potencial de 17.000 millones de euros, y vendió la parte sana de los mismos a Intesa Sanpaolo por un euro con el beneplácito de la Comisión Europea. El agravio comparativo respecto a la venta del Popular al Santander ha dado lugar a no poco cabreo en España. Aunque es normal el enfado por que Italia se haga trampas al solitario, no está muy claro en qué se traduce esto respecto al Popular.

Los accionistas y preferentistas de los bancos Vénetos lo han perdido todo, y ni siquiera medió un informe de valor económico negativo, por dudoso que éste sea en el caso del Popular. Y seguramente no se está pidiendo que el gobierno español destine 20.000 millones más en un rescate bancario.

Seguir leyendo »