eldiario.es

9

Néstor J. Torrecilla

Soy Geólogo por la Universidad de Zaragoza (UZ), y me especialicé en Hidrogeología en la Universitat Politècnica de Catalunya. Trabajé como investigador en el Área de Geodinámica Externa de la UZ, liderando o colaborando en varios proyectos relacionados con el Río Ebro y sus humedales. En el año 2005 fundé la empresa ebroNAUTAS, dedicada al ecoturismo fluvial y a la consultoría ambiental, como un puente entre los conocimientos científicos sobre la gestión fluvial y el conjunto de la sociedad. Mi labor como barquero del Ebro me ha permitido un contacto directo y continuado con el río y también con sus habitantes ribereños. Desde esta privilegiada posición de aprendizaje intento contribuir a una mejor convivencia entre el Ebro y sus gentes, a través de la divulgación y el disfrute fluvial.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 0

Gestión de las inundaciones del Ebro: Consenso vs. extremismo

El pasado noviembre la Ponencia de Inundaciones de la Comisión del Agua de Aragón presentó su dictamen para la mitigación del riesgo por inundaciones en nuestra Comunidad, con especial énfasis en el que afecta al tramo medio del Ebro. Se trata de un listado de líneas de actuación aprobado por unanimidad por los integrantes de dicha ponencia, en la que estaban representados tanto técnicos de las administraciones competentes como los municipios ribereños, los agricultores y el movimiento ambientalista.

El consenso entre todas las partes interesadas es sin duda un gran logro de la Ponencia de Inundaciones, y ha permitido la ejecución en un breve plazo de tiempo de medidas prioritarias para la protección de los núcleos urbanos, como la gestión forestal (“limpieza”) en sus zonas de influencia y la elaboración de planes municipales de protección civil ante el riesgo por inundación. Aunque no hay duda en que se deben impulsar todavía otras medidas como la creación de cauces de alivio y el retranqueo de las motas para aumentar la sección hidráulica allá donde la seguridad de los pueblos lo requiera, también es cierto que las administraciones competentes están trabajando ya en el diseño y la implementación de las mismas.

Seguir leyendo »

Éxitos y aprendizajes de la crecida del Ebro: una nueva gestión del riesgo es posible

La crecida del Ebro de finales de febrero de 2015, con un caudal máximo estimado de 2.413 m3/s en Tudela, fue especialmente catastrófica para las localidades ribereñas en La Rioja, Navarra y Aragón. Esa avenida “extraordinaria” (es decir, estadísticamente esperable con un periodo superior a 2 años y medio) no solo produjo severos daños en las explotaciones agropecuarias instaladas en las zonas inundables, sino que comprometió gravemente la seguridad de los cascos urbanos provocando la evacuación forzosa de algunos municipios.

Ese fue el caso de Boquiñeni, que tuvieron que abandonar la totalidad de sus vecinos y sufrió daños relevantes en multitud de hogares y edificios públicos, mientras que la colindante Pradilla fue evacuada parcialmente, y las muy cercanas Alcalá de Ebro y Cabañas de Ebro sufrieron la angustia del preaviso por evacuación, aunque finalmente ésta no tuviera que efectuarse. Estas cuatro localidades aragonesas no fueron las únicas en padecer severamente los efectos de la crecida de 2015, pero tienen en común que tras la misma han sido el emplazamiento de varias actuaciones novedosas en la gestión del riesgo por inundación en el Eje del Ebro.

Seguir leyendo »