eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Una cuestión de justicia

  • Este año, la conmemoración del Día Mundial de la Justicia Social se centra en los trabajadores migrantes
  • Alrededor de unos 150 millones de trabajadores en el mundo son migrantes, es decir, un 4,4 por ciento de la mano de obra mundial
  • En Ayuda en Acción apoyamos a personas en situación de exclusión social mitigando los factores que intervienen en la transmisión intergeneracional de la pobreza
- PUBLICIDAD -
El proyecto de inserción laboral Re-INICIA ha conseguido una tasa de inserción del 80% de un total de 110 personas en situación de desempleo o exclusión social. AeA

El proyecto de inserción laboral Re-INICIA ha conseguido una tasa de inserción del 80% de un total de 110 personas en situación de desempleo o exclusión social. AeA

El Día Mundial de la Justicia Social apoya la labor de la comunidad internacional para erradicar la pobreza y promover el empleo pleno y el trabajo decente, la igualdad entre los sexos y el acceso al bienestar social y la justicia social para todos. Este año la celebración de este día centra su atención en los trabajadores migrantes y en su búsqueda de la justicia social.

Ayuda en Acción contribuye desde sus proyectos a alcanzar esta justicia social. En el caso de España, por ejemplo, lo hacemos desde nuestro programa Aquí también, mediante el trabajo en red con los centros educativos y entidades locales para mejorar las condiciones de vida de las familias que se encuentran en situación de vulnerabilidad, muchas de las cuales son migrantes.

La Organización Internacional del Trabajo calcula que unos 150 millones de trabajadores en el mundo son migrantes —es decir, un 4,4 por ciento de la mano de obra mundial—. El desempleo y la creciente pobreza han determinado que muchos trabajadores y sus familias de países en desarrollo se vean obligados a desplazarse a otros países, como España,  para encontrar trabajo.

Las normas de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)  sobre las migraciones confieren mecanismos, tanto a los países de origen de los trabajadores migrantes como a los países receptores, para la garantía de una adecuada protección. Es fundamental generar oportunidades de igualdad de acceso a la empleabilidad a esta categoría vulnerable de trabajadores.

El programa Aquí también pretende afrontar las situaciones de exclusión social que tienen lugar en nuestro país, y que afectan principalmente a las familias migrantes, tratando de mitigar los factores que intervienen en la transmisión intergeneracional de la pobreza. Queremos evitar que las situaciones de pobreza y desigualdad se hereden, y que la vivencia en la infancia de un hogar pobre no determine un futuro adulto igualmente vulnerable. 

Una de las líneas de trabajo del programa Aquí también para alcanzar la justicia social es la realización de proyectos de formación y empleabilidad dirigidos a las familias, con intención de reducir el desempleo o empleo precario de estos hogares. El 29,6% de la infancia en España vive en hogares cuyos ingresos están por debajo del umbral de pobreza - pobreza relativa, según datos del INE 2015. Cuando la participación de los progenitores en el mercado laboral no es suficiente (con baja intensidad o con esa precariedad laboral) los hijos e hijas de estos tienen un 54% más de probabilidades de sufrir riesgo de pobreza.

En este contexto destacamos nuestro proyecto de inserción laboral  Re-INICIA, que ha conseguido una tasa de inserción del 80% del total de 110 personas en situación de desempleo y/o riesgo de exclusión social.  El proyecto se ha desarrollado en Cornellá, dentro del programa Aquí también, y ha ofrecido acompañamiento personalizado para la plena integración social y laboral.

Re-INICIA, historias reales 

Souad el Fakir, de Marruecos: “Yo estudié Filología Hispánica en Marruecos, pero aquí mi título no está homologado. Hacía muchos trabajos como voluntaria, pero necesitaba que me dieran una oportunidad para poder conseguir un empleo. Tras mi paso por Re-INICIA he conseguido hacer entrevistas y que me contraten como monitora, algo que siempre quise hacer… ¡Por fin lo he conseguido!”

A lo largo seis meses cada candidatura ha recibido un acompañamiento individualizado por parte de profesionales, con el fin de potenciar sus fortalezas, ayudándoles a incorporarse al mercado laboral. También han tenido ocasión de realizar actividades grupales como talleres y seminarios con los que han podido desarrollar competencias transversales, tales como habilidades de comunicación, elaboración de currículum, cartas de presentación, entre otras. Todas ellas necesarias para acceder al mercado laboral.

Yiccia Toro, de Venezuela: “Vinimos a España por la situación de Venezuela, ante la necesidad de proporcionarle seguridad a mi familia. Yo allí trabajaba como abogada, pero al llegar aquí no encontraba empleo, y me sentía muy frustrada. Tras mi paso por Re-INICIA actualmente estoy trabajando en el Ayuntamiento de Cornellá como auxiliar de biblioteca. Me siento muy agradecida.”

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha