eldiario.es

9

El rol del lenguaje en un mundo especista

34 Comentarios

Manifestación antiespecista celebrada en Madrid el 4 de noviembre de 2018

Hace bastante tiempo, quienes se dedican a la filosofía han llegado a la conclusión de que el mundo tal como lo conocemos es un producto, un resultado de procesos subjetivos más o menos explícitos. Tal vez sea David Hume, el célebre despertador del sueño dogmático de Kant, quien más genialmente expuso esta posición en su análisis sobre la noción de causalidad.

Más recientemente, se ha enfatizado el rol del lenguaje en la mencionada construcción del mundo. Existiría una conexión entre el modo en que concebimos ciertos hechos y los términos que usamos para conceptualizarlos.

Desde la filosofía feminista se ha señalado que el lenguaje ordinario está repleto de generalizaciones excluyentes y analogías sexistas que contribuyen a cimentar una fenomenología patriarcal. La punta visible del iceberg del machismo, que se expresa brutalmente en los crímenes de odio contra mujeres y miembros del colectivo LGTBIQ, se sostiene sobre una base imperceptible de compromisos lingüísticos.

Seguir leyendo »

Por qué seguimos enganchados a la carne tras 2,5 millones de años de evolución

98 Comentarios

Presentación a medios del libro 'Enganchados a la carne'

Después de revisar más de 500 informes y hablar con más de 70 expertos y científicos, la periodista polaco-canadiense Marta Zaraska decidió ponerse a escribir Enganchados a la carne. Se trata de un libro que reflexiona sobre por qué nos cuesta tanto a los humanos dejar de comer carne, pese a las múltiples razones de trato ético con los animales, en favor del medio ambiente e incluso por nuestra propia salud. Empezando por su madre: después de saber que el consumo de carnes rojas aumentaba un 50% las posibilidades de tener enfermedades cardíacas y un 20% la de padecer cáncer, dejó de comerlas. Pero solo durante quince días. "Me gusta la carne y la como. Fin de la historia", le aseguró. Lo mismo ocurre con la conciencia cada vez mayor de que la producción ganadera es una de las responsables del cambio climático, como indicó la FAO hace más de un década.

"¿Por qué ponemos tanto esfuerzo en crear un avión eléctrico en lugar de centrarnos en el consumo de carne como responsable del cambio climático?", se pregunta la autora. "Si a la gente le propusieras dejar de comer patatas para acabar con el cambio climático, seguro que sería más fácil", aseguró Zaraska en la presentación a los medios del libro en Madrid, donde además aseguró que "si todos nos hiciéramos veganos de un día para otro, tendría el mismo efecto para el planeta que si dejáramos de usar todos los transportes de golpe".

Sobre los motivos sociales y biológicos de esta adicción a la carne que ya data de hace 2,5 millones de años reflexionó la periodista y profundiza en su libro. Zaraska explica que los motivos biológicos están mucho menos desarrollados por estudios, aunque descarta el mito de que el cuerpo humano está pensado para comer carne, ya que otros primates superiores, como los gorilas, "tienen también colmillos y son vegetarianos".

Seguir leyendo »

Los gatos de la calle también son nuestros gatos

39 Comentarios

Sito fue rescatado en Madrid después de sufrir un brutal golpe en la cabeza. Ahora vive feliz junto a sus hermanos de acogida a la espera de adopción.

El sábado pasado fue un día especial. Me pidieron que participara en la entrega de los premios Gatópolis en las fiestas de Moratalaz, uno de los barrios que más me gustan de Madrid por su tejido vecinal asociativo. Son unos premios con los que se pretende reconocer a quienes se han destacado en la defensa de los gatos de la calle en ese barrio, pionero en la gestión de las colonias felinas. Lo hice encantada por quién me lo pedía y por quiénes eran los premiados. Era una oportunidad de premiar un gran trabajo de personas concretas pero también de reivindicar lo que entre todas vamos logrando, de hacerlo visible y de ponerlo en valor.

Llevo toda mi vida viviendo en Madrid, aunque no tengo claro si cumplo los requisitos para ser "gata". Mi vida siempre ha transcurrido por los barrios más céntricos de la ciudad, pero hace un tiempo nos mudamos a la periferia, al extremo sur, a un barrio obrero, humilde, con mucha población inmigrante y una intensa mezcla cultural. En el cambio salimos ganando, tanto mi pareja y yo como las perras a las que adoptamos hace años, que ahora tienen zonas verdes en las que disfrutar varias veces al día, césped y mucha más tranquilidad. En este barrio, a diferencia de donde vivíamos antes, hay muchos gatos ferales.

Los empezamos a ver nada más mudarnos. Nos cruzábamos con alguno por la noche, los veíamos recorriendo la calle por debajo de los coches, rastreando algunos pequeños comederos que algún vecino había colocado en algún rincón accesible solo para ellos. Mi conocimiento sobre gestión de colonias felinas en aquel momento era indirecto, muy limitado, pero suficiente como para ponerme inmediatamente a indagar si esos gatos estaban controlados, si alguien en la zona estaba haciendo CER (método de gestión de colonias felinas basado en la captura, esterilización y retorno de los gatos ferales) y si podía ayudar de alguna forma. Los que teníamos más cerca estaban bien alimentados por una vecina, pero hacía tiempo que nadie esterilizaba, desde que la persona que lo hacía se había mudado. Así que pedí asesoramiento a Arancha Sanz, la abogada de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Madrid (SPAP) sobre qué hacer. Registré la colonia en el Ayuntamiento de Madrid y me puse a gestionarla. No tenía ni idea de cómo capturarlos, de dónde llevarlos a esterilizar, de dónde tenerlos mientras se recuperaban de la intervención… Y en todo ese aprendizaje, de nuevo, Arancha. Explicándome todo y poniéndome en contacto con quienes podían ayudarme a hacer las primeras capturas y enseñarme a capturar. Vinieron, me explicaron lo esencial para salir de mi ignorancia, y los primeros gatos a los que capturé se llamaron como ellos: Tomi y Javier.

Seguir leyendo »

Los no humanos en la Feria del Libro

Stand de la editorial Plaza y Valdés en la Feria del Libro de Madrid 2019

Este fin de semana es el último en el que tenemos la oportunidad de visitar la Feria del Libro de Madrid 2019. Como reflejo del incesante avance de la conciencia social sobre la necesidad de atender a los derechos de los animales, cada vez se publican más libros sobre este asunto. Tanto en editoriales independientes como en sellos de grandes grupos editoriales, los catálogos se van nutriendo de manera notable de títulos que incorporan un tema ya ineludible en la enunciación de nuestro tiempo. Los derechos animales son tratados por autores y editores desde diversas perspectivas y desde todos los géneros literarios. Hay reflexión filosófica y ensayo divulgativo, novelas, poemarios y libros testimoniales, en los que los otros animales son protagonistas de la mirada y sujetos del discurso de numerosos autores y autoras. 

Desde El caballo de Nietzsche queremos hacer un especial reconocimiento a aquellos editores y editoras independientes comprometidos desde la literatura con una ética más amplia, una ética que sin los otros animales no está completa. Son editores y editoras que no solo sobreviven en un escenario saturado y regido por las leyes implacables del gran mercado, sino que lo hacen apostando por la honestidad, el rigor y la belleza que dignifican el pensamiento y la palabra a través de los libros. Y prestando atención a los no humanos. 

Esta es una selección de títulos que, sin duda y por fortuna, podría ampliarse. Solo aspira a ser una pequeña ventana virtual a las novedades (aunque no solo) vinculadas con la perspectiva animalista que pueden encontrarse hasta el próximo domingo en las casetas de la Feria del Libro de Madrid.

Seguir leyendo »

La defensa de los animales: una causa común

Refugiado en el santuario León Vegano.

¿Tenemos obligaciones éticas hacia los animales? ¿Deben sus intereses estar protegidos por derechos? Nosotros creemos que sí. Lo creemos pese a discrepar profundamente acerca de otras cuestiones políticas. No estamos de acuerdo sobre el papel que debe tener el Estado en la economía ni sobre qué noción de igualdad es la políticamente relevante. Esto es, en general, discrepamos sobre uno de los ejes tradicionales del debate entre derecha e izquierda. Pero ambos creemos en la igual consideración moral y política de todos los individuos, independientemente de cuestiones como el sexo, la raza, la orientación sexual y, sí, también la especie. Coincidimos en ello precisamente porque nos unen convicciones más profundas: compartimos la defensa de una sociedad democrática formada por individuos libres regida por unas instituciones fuertes e inclusivas que sirvan para garantizar sus derechos.

Hay quien piensa que el mero hecho de plantear estas preguntas es una estupidez. A nosotros, sin embargo, nos parece una cuestión de gran importancia. En primer lugar, porque no se trata de una ocurrencia contemporánea. Es un problema recurrente en nuestro canon intelectual. Parte de ese canon -desde la antigüedad hasta la Ilustración, desde Plutarco a Jeremy Bentham- ha concluido que los animales importan moralmente. En segundo lugar, porque hay más de un billón de animales que sufren y mueren bajo explotación. Más de un trillón viven en la naturaleza. Los humanos, en comparación, sólo somos siete mil millones y medio. No es trivial preguntarse si tenemos obligaciones respecto a ellos, pues constituyen la abrumadora mayoría de individuos que existen. En tercer lugar, porque es cierto que toda sociedad humana, en toda época, ha considerado que los animales no importan, o importan poco. Pero nuestras creencias tradicionales hacia los animales son incoherentes y responden a convenciones culturales más que a construcciones argumentativas sólidas. Por ejemplo, en Europa la gente se horroriza ante la posibilidad de comer perros por placer, pues los consideran animales de compañía por los que desarrollan sentimientos de aprecio y empatía. Sin embargo, disfrutan comiendo cerdo o ternera con mucha frecuencia. Es necesario, pues, reflexionar sobre nuestras prácticas y actitudes, incluso si el resultado de nuestra reflexión es confirmarlas. Al menos, entonces, las sostendremos basándonos en razones y no simplemente empujados por el peso de la tradición recibida.

La actitud tradicional hacia la consideración de los intereses de los animales puede resumirse así: hay unos individuos que importan plenamente, mientras que otros apenas importan o no importan en absoluto. Además, esta diferencia entre quienes importan y quienes no importan coincide exactamente con la distinción de especie entre animales humanos y animales no humanos. La pregunta que debemos hacernos es si está justificado tratar peor a un individuo por no pertenecer a la especie humana o, si no es así, si la discriminación basada en la especie (el especismo) es tan rechazable como otras formas de discriminación contra las que todos luchamos, como el sexismo, el racismo o la homofobia.

Seguir leyendo »

Campamento en Huesca contra la apertura del matadero más grande de Europa

Fotografía de la investigación en mataderos del Estado español

Próximamente, si nada lo impide, comenzará a funcionar en Binéfar (Huesca) el matadero más grande de Europa, con capacidad para matar a 32.000 cerdos al día. Uno tras otro, entrando vivos, asustados, tratando de protegerse unos a otros, oliendo la sangre, intuyendo la muerte, sin poder escapar, chillando desesperados. Uno tras otro hasta 32.000 al día. Casi ocho millones al año. Una factoría de muerte. La más grande de Europa. Habrá quien diga que será un orgullo para Binéfar, para Huesca, para España.

En Huesca la explotación animal está en auge. La ganadería se ha convertido en un medio para llenar la España vaciada, aunque se llene de sufrimiento, de dolor, de pestilencia, de contaminación. Porque ese vertedero no solo será sede de un auténtico holocausto animal sino que será un foco de degradación medioambiental como pocos.  Según se desprende del informe técnico registrado en el Ayuntamiento de Binéfar, este macromatadero emitirá 126 toneladas de CO2 cada día, el equivalente al que absorben 6.500 árboles al año, y 1,3 millones de metros cúbicos de basura contaminante cada año. A la espalda del macromatadero hay un gran embalse que hoy se puede rodear caminando. Cuando empiece a funcionar, el macromatadero captará el equivalente a dos piscinas olímpicas, 5.000 metros cúbicos de agua cada día, 60 litros por segundo.

Mientras la ONU alerta sobre el impacto de la ganadería en el calentamiento global y los purines de las granjas se revelan como un poderoso veneno contra la vida a su alrederor, Binéfar se prepara para albergar el horror.

Seguir leyendo »

"La situación de los perros sin hogar en Rumanía es escalofriante"

Claudiu Dumitriu en el Parlamento Europeo. Octubre, 2013.

Hace unos años saltó a los medios internacionales la noticia de que en Rumanía se están produciendo matanzas masivas de perros callejeros. En ello tuvo que ver, entre otros, la difusión del vídeo realizado por periodistas de investigación del RISE Project tras visitar 43 perreras públicas del país. Cadáveres de perros entre perros vivos, comida y basura mezcladas, cheniles llenos de excrementos... Imágenes impactantes y vergonzosas en cualquier país, pero en uno que forma parte de la Unión Europea (UE) resultan aún más dolorosas e inexcusables.

Esta macabra situación fue denunciada en el Parlamento Europeo en septiembre de 2015 por Claudiu Dumitriu, reconocido activista animalista en Rumanía, cofundador junto con Codrut Feher de la Alianza Contra Abusos de Rumanía, además de vicepresidente de la Federación Nacional de Protección Animal de aquel país y presidente del partido USR en la provincia de Brasov.

Dumitriu presentó en el Parlamento Europeo el informe El problema de los perros callejeros en Rumanía: entre realidad y ficción, crueldad y estupidez, corrupción y negocios. Su objetivo era denunciar la crueldad y la falta de racionalidad con que se maneja el problema de la gran cantidad de perros abandonados en pueblos y ciudades de Rumanía. Un problema de gran calado a nivel social debido al enorme impacto psicológico, emocional, ético, mediático, financiero, legal e incluso de salud pública que conlleva el hecho de que miles de perros vaguen por las calles y sean capturados y exterminados con violencia.

Seguir leyendo »

¿Maltrato animal en el Zoo Aquarium de Madrid?

Guarina, delfina cautiva en el Zoo Aquarium de Madrid, padece graves lesiones en su boca que afectan a sus dos mandíbulas. A pesar de ello, es obligada a participar en los espectáculos circenses que organiza el delfinario del zoo.

Proyecto Gran Simio ha tenido conocimiento de la Operación 404, una investigación enfocada en la cautividad de animales a través de la que la organización internacional Sea Shepherd Conservation Society ha investigado delfinarios en muchos lugares del mundo. Entre ellos el Zoo Aquarium de Madrid, donde descubrieron que dos delfinas, Lala y Guarina, presentan lesiones cutáneas y el resto sufre graves problemas oculares. Sea Shepherd ha aportado pruebas fotográficas y de vídeo de todo ello. Lala tiene úlceras dermatológicas en forma de cráter y Guarina, una gran úlcera en la boca, con pérdida de piel en el extremo superior de ambas mandíbulas. Los otros siete delfines del Zoo Aquarium de Madrid permanecen con los ojos medio cerrados, posiblemente por reacción al cloro e incluso por conjuntivitis.

Todo ello ha sido explicado por el veterinario malagueño Agustín González tras estudiar las pruebas presentadas por Sea Shepherd. Su informe se ha incorporado a la denuncia que Proyecto Gran Simio ha interpuesto frente al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA), al considerar que se está cometiendo un presunto delito de maltrato animal, recogido en el artículo 337 del Código Penal, y se está incumpliendo la Ley 31/2003 sobre conservación silvestre en los parques zoológicos. En el informe veterinario se señala también que, a pesar de sufrir las patologías mencionadas, se obliga a los delfines a seguir trabajando en cada espectáculo, sin tener la opción de ser ubicados en una zona tranquila y limpia hasta su recuperación.

Según González, especialista en cetáceos, estos delfines están sometidos a un gran sufrimiento a causa de sus patologías, ya que los mamíferos tienen muchas terminaciones nerviosas en la dermis, en la epidermis y en los ojos. Sus patologías, por tanto, son muy dolorosas, máxime si las úlceras ocupan una zona extensa, como es el caso de Lala. Por su parte, la mandíbula es una zona de sensibilidad especial, ya que los delfines la utilizan constantemente para tener sensaciones táctiles, por lo que las lesiones de ese tamaño e importancia son especialmente dolorosas. Toda lesión ocular es también sin duda molesta y dolorosa.

Seguir leyendo »

Los cerdos que sufrieron el accidente del camión en el que la industria cárnica los transportaba de las granjas al matadero

Venían del infierno que son sus vidas en las granjas e iban al infierno de un matadero. El trayecto también era infernal: amontonados en un camión, sin espacio ni aire, acaso doloridos por las fracturas de patas o costillas que les hubiera producido el trato violento de quienes manejan sus cuerpos para sacarlos de los corrales de engorde o las jaulas de gestación, conducirlos por un pasillo, hacerlos subir a esos camiones. Digan lo que lo digan los explotadores de la industria porcina y diga lo que diga un bienestarismo colaborador, solo hay una manera de manejar los pesados cuerpos de unos cerdos que se resisten al abuso y la muerte: por la fuerza. Como mínimo, empujones. Las investigaciones activistas siempre desvelan que hay, además, golpes, patadas, puñetazos, descargas eléctricas. Explotación y violencia.

Los cerdos que el lunes sufrieron un accidente muy cerca de Zaragoza eran individuos tan desgraciados que entre un infierno y otro infierno se encontraron con el infierno añadido de un accidente de tráfico. Un accidente que puede formar parte, como sucedió en la autopista aragonesa AP-68, de esa cadena de explotación y violencia: no es la primera vez, ni por desgracia será la última, que vuelca un camión cargado de animales que, ya exhaustos y contra su voluntad, llevan al matadero. Los cerdos del accidente del lunes no tuvieron siquiera la oportunidad de no sufrir más de lo previsto, la triste suerte de no padecer ese accidente que sumó dolor a su dolor, pánico a su pánico.

En El caballo de Nietzsche hemos recibido fotos y vídeos de la catástrofe realizados por el fotoperiodista Aitor Garmendia / Tras Los Muros, así como declaraciones de una activista que acudió al lugar de los hechos para recabar una información que tenga en cuenta a las principales víctimas del accidente: los cerdos. Las noticias oficiales, difundidas por una conocida agencia y reproducidas por varios medios, solo confirman que el conductor del camión resultó ileso y que los bomberos "rescataron" a los animales que quedaron atrapados entre los hierros o bajo la caja del vehículo en el que estaban siendo transportados a su muerte segura. Los rescataron para cargarlos a otro camión de la muerte.

Seguir leyendo »

La decadencia de la tauromaquia sigue su curso

Banderillero

Un año más, AVATMA ha desmenuzado las estadísticas taurinas del Ministerio de Cultura, en este caso las correspondientes al año 2018. Una vez más, y siguiendo la tendencia que se inició en el año 2007, los festejos en plaza siguieron descendiendo de forma vertiginosa. Además, el año pasado se produjo algo muy interesante, que fue el descenso en el número total de festejos populares, que año tras año iban en aumento.

Otra novedad, y esta es muy importante: el Ministerio de Cultura ha decidido actualizar las estadísticas del número de profesionales taurinos que, curiosamente, tal como hemos venido denunciando desde nuestra asociación, iban aumentando año tras año, algo inexplicable dado que los festejos en plaza disminuían. ¡Nos han escuchado! La realidad es que, por lo menos desde el año 2012, los profesionales taurinos han ido disminuyendo en vez de aumentar.

Durante 2018, y según las estadísticas del Ministerio de Cultura, que nunca coinciden con las de los medios taurinos (que las recogen como 'resumen de festejos'), se celebraron en España 1.521 festejos en plaza, lejos de los 3.651 que se programaron en 2007.

Seguir leyendo »