eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

San Antón, tradición y vanguardia en "la fiesta de los animales de Madrid"

Por primera vez la protección de San Antón a los animales de Madrid va más allá de las mascotas y el programa incluye, entre otras actividades, charlas sobre aves urbanas, animales exóticos, cautivos en zoos y delfinarios, circos, grandes simios, tauromaquia, veganismo y santuarios de animales

La suma del Ayuntamiento de Ahora Madrid, la parroquia de San Antón con el padre Ángel y las asociaciones vecinales, de comerciantes y de defensa de los animales, ha permitido un avance que indica el camino a seguir para que Madrid sea una ciudad acogedora y protectora con todos sus habitantes

- PUBLICIDAD -
La escritora Elvira Lindo, pregonera de las fiestas de San Antón, el padre Ángel, párroco de la iglesias de San Antón; y Jorge García Castaño, concejal del distrito Centro. Foto: Ruth Toledano

La escritora Elvira Lindo, pregonera de las fiestas de San Antón; el padre Ángel, párroco de la iglesias de San Antón; y Jorge García Castaño, concejal del distrito Centro. Foto: Ruth Toledano

No podía ser de otro modo: si es el patrón de los animales, San Antón tiene que ser animalista. En su calidad de santo, se supone que vela por el alma de los animales (aunque los sucesivos Papas no se ponen de acuerdo sobre si la tienen o no), a través de esa pintoresca bendición que una vez al año los consagra a Dios. En su calidad de patrón, ha de protegerlos de todo mal, especialmente de aquel que se les inflige de manera injusta (y tantas veces en nombre de otros santos y vírgenes).

Cada 17 de enero se celebran en Madrid las fiestas de San Antón pero nunca hasta la edición de este año la obligación proteccionista del santo había ido más allá de lo relacionado con mascotas. Y eso que en su origen, medieval, era un cerdo el supuesto protegido: a lo largo del año era alimentado por los vecinos para terminar siendo (como tantos otros animales elegidos para protagonizar festejos populares) víctima propiciatoria de un delirio colectivo que, según las fuentes, devenía en orgiástico e impúdico. Aquel desenfreno masivo debía de ser un cristo y acabar como el rosario de la aurora, al menos para el pobre cerdo. El festejo, llamado ‘Rey de los Cochinos’, dejó de celebrarse en distintos periodos.

Como tantas otras tradiciones (incluso las que debieran haber quedado para la Historia, como las taurinas), las fiestas de San Antón fueron rescatadas en 1983 por el alcalde Enrique Tierno Galván. Desde entonces, se celebran las llamadas ' Vueltas' alrededor de la iglesia de la calle Hortaleza, en la que participan los vecinos con sus animales, así como la Policía Municipal a caballo, las unidades caninas de los distintos cuerpos de Seguridad o los perros guía de la ONCE.

En los últimos años se han sumado entidades de protección animal, como ANAA, y se ha celebrado en la plaza de Chueca el ya tradicional “desfile de mascotas”, organizado por  AEGAL -asociación de empresarios LGTB-, el Mercado de San Antón y, entre otras, la ONG Asociación Las Nieves, con el objetivo de concienciar en la lucha contra el maltrato y el abandono de animales domésticos, y de fomentar la adopción. La reciente Asociación de Comerciantes de Chueca se ha sumado este año, implicando a otros establecimientos, como la galería de arte Mad is Mad, que, entre otras activiades (por ejemplo, los talleres infantiles 'Zooilógico' y 'Animalísimos'), se ha convertido en punto de adopción de perros abandonados.

La edición de las  fiestas de San Antón 2016 presenta, sin embargo, contenidos inéditos en lo que repecta a la defensa de los derechos de los animales. Esta vez no solo están el desfile, los panecillos de la iglesia y las 'vueltas', sino que se incorporan numerosas actividades, como talleres para niños, charlas científicas o puntos de información para la adopción, organizadas por el colectivo animalista. La  Asociación Alba ofrece a los pequeños un guiñol encaminado al desarrollo de la responsabilidad de convivir con un animal.  Ecologistas en Acción ‘Mis amigas las palomas’ dan a las aves urbanas la importancia que merecen.  Rabbit Rescue Spain da a conocer el tantas veces oculto maltrato a los animales exóticos.  A.P.P.A. La Madriguera expone directrices sobre el cuidado de conejos y roedores.  El Proyecto Gran Simio presenta su iniciativa de convertir a estos animales tan cercanos a los humanos en Patrimonio Vivo de la Humanidad.

Esta vez, además, San Antón es el patrón de los animales de lidia, habitualmente torturados y asesinados en nombre de santos, vírgenes y tradiciones varias. El programa incluye una charla de José Enrique Zaldívar, presidente de la Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia y del Maltrato Animal ( AVATMA) sobre las consecuencias físicas de la tauromaquia en los animales, y otra charla organizada por la plataforma La Tortura No Es Cultura. También cobija el santo a los animales más olvidados cuando se habla de protección: los llamados "de granja o de consumo", que normalmente son vistos solo como comida. La  Fundación Alma Animal lleva a las fiestas el veganismo y el papel de los santuarios, y dos de ellos tienen un espacio propio en las actividades:  Wings of Heart y El Hogar ProVegan.

Han sido dos las novedades que han propiciado el giro animalista de la festividad en 2016. Por un lado, la cesión de la gestión de la iglesia de San Antón a la fundación Mensajeros por la Paz. Su nuevo párroco, el padre Ángel, ha querido abrir la parroquia a los ciudadanos y, entre otras medidas inéditas, decidió que los animales puedieran entrar todos los días del año, durante las 24 horas, a la casa de su patrón. Es un hecho conocido por todos los madrileños que hayan tenido ocasión de comprobarlo que la iglesia de San Antón parecía antes eternamente clausurada y ahora es un agente de encuentro y acción social. El Arzobispado de Madrid deberá tomar buena nota del cambio.

Por otra parte, la llegada al Ayuntamiento de Madrid de la corporación municipal de Manuela Carmena ha atendido a las peticiones de diversos colectivos animalistas y ha impulsado la ampliación de los contenidos de protección animal en el programa de festejos de San Antón, que fue presentado por Inés Sabanés, concejala de Medioambiente y Movilidad, y Jorge García Castaño, concejal del distrito Centro, a quienes acompañaron el propio padre Ángel y el activista Sergio García Torres, en representación de FAPAM (Federación de Asociaciones Protectoras y de Defensa Animal de la Comunidad de Madrid).

San Antón 2016

San Antón 2016

Jorge García Castaño, que recordó que las fiestas de San Antón son de las “más queridas de la ciudad y se han reinventado a lo largo del tiempo”, anunció la intención del Ayuntamiento de convertirlas en “la gran fiesta de los animales de Madrid” y de ampliar sus contenidos en los próximos años, en colaboración con la propia parroquia, la Asociación de Comerciantes de Chueca y las asociaciones de defensa de los animales. Insistió en la intención de “construir cultura participativa y una ciudad lo más plural y transversal posible”. “Quermos", dijo, "una fiesta alegre y popular con los animales de la ciudad".

El padre Ángel se sintió “feliz y gozoso” de que el santo de su parroquia sea el de los animales y resaltó “la importancia de sensibilizar a la gente sobre lo que es la atención y el no maltrato a los animales”. Con la simpatía y cercanía que le caracteriza se preguntó por qué se dice que “los animales de dos patas tienen piernas y los de cuatro no” y comentó que el Papa Francisco “es un amante de los animales y ha llegado a decir que hay un sitio para ellos después de la muerte”. “Hay muchas personas para las que su única compañía son los animales", añadió, "y agradecerán que los tengamos más en cuenta, por lo que estamos entusiasmados con esta fiesta”.

Sergio García Torres resaltó la oportunidad que ha ofrecido el Ayuntamiento, al abrir el programa de festejos a la participación de los colectivos de defensa animal y a la representación de todas las entidades de protección que lo quisieran, en la línea, dijo, “de las nuevas políticas municipales". Resaltó la presencia en las fiestas de numerosas ONG que trabajan día a día para mejorar las condiciones de vida de “los vecinos madrileños de cuatro patas” y que, abiertas al debate, acercarán sus problemáticas al resto de la ciudadanía.

Inés Sabanés se refirió al trabajo que se está realizando desde Madrid Salud en la gestión del Centro de Protección Animal y en la promoción de la tenencia responsable y la adopción, pilares que consideró esenciales como punto de partida de las políticas municipales para alcanzar objetivos más amplios. Se refirió a la puesta en marcha de un protocolo de gestión por voluntarios de colonias felinas urbanas a través del método CES, así como la creación de un centro para el fomento de la adopción. Tal y como confirmó después José Jover, subdelegado de Madrid Salud, dicho centro estará ubicado en la Casa del Pescador del parque del Retiro.

Inés Sabanés anunció también que el Ayuntamiento está trabajando en la puesta en marcha de un proceso de evaluación y creación de una nueva Ordenanza municipal “acorde con los tiempos que vivimos; la anterior es muy antigua, del 2001, muy alejada de lo que son los criterios de las ciudades más modernas en cuanto a la relación de la ciudad y la ciudadanía con los animales”. “Queremos que sea una Ordenanza que vele por su bienestar y que sea participativa y abierta, tal y como Ahora Madrid se comprometió a través de un acuerdo preelectoral alcanzado con asociaciones y entidades proteccionistas”.

Con la mesa redonda " Políticas del Ayuntamiento de Madrid en relación con los animales", en la que el sábado participan Sabanés y Jover junto a repersentates de FAPAM, el Ayuntamiento muestra a los vecinos su compromiso explícito con la causa animalista.

Sin duda, la suma de la corporación municipal, junto al padre Ángel y las asociaciones, tanto vecinales como de comerciantes y de defensa de los animales, ha permitido experimentar un avance notable en la consideración de los animales como seres merecedores de respeto. Queda mucho por hacer, y el resultado de esa disposición por parte de todos los actores implicados indica el camino a seguir para que la ciudad de Madrid pueda ser considerada amigable para todos sus habitantes, tengan las patas (o piernas) que tengan.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha