eldiario.es

9

Campeonatos de muerte: el negocio de tirotear zorros

Caza del zorro en Galicia.

Caza del zorro en Galicia. RUTH MONTIEL ARIAS

Que los campeonatos de caza de zorros (con perros) son un negocio para unos pocos está muy claro en Galicia. Solo hay que comprobar las cuotas de inscripción de estas supuestas competiciones para ver que la supuesta gestión del medio natural y de la fauna, que tanto dice defender el lobby procaza, pasan a un segundo plano por una comida y, si ganas, un saco de pienso.

Si a ello le sumamos el apoyo, tanto administrativo como económico, de la Xunta tenemos un buen pelotazo monetario, directamente dirigido a la cuenta corriente de la respectiva Federación, que es agraciada cada año con convenios nominativos que le sirven en bandeja la Secretaría Xeral para o Deporte y la Consellería de Medio Ambiente. Porque pocas actividades son tan versátiles: impedir incendios, practicar deporte, controlar la fauna, vigilar enfermedades, que los perros hagan ejercicio…

Eso sí, de la ciencia podemos olvidarnos. Estas pseudocompeticiones tienen su principal base en un documento elaborado por la Universidade de Santiago de Compostela en el que intervino un directivo de la propia Federación Galega de Caza, ahora “vicepresidente de área cinegética”, y en donde la metodología para censar a los raposos era, literalmente, el número de mamíferos que vieran los cazadores en sus batidas. Y resulta cuestionable no solo por lo cutre del método, sino porque disparan no pocas veces a todo lo que se mueve. Si su base científica tiene tan poca credibilidad, en un país civilizado no se permitiría hacer una macrobatida en una zona determinada, y mucho menos llamarla “campeonato”.

Atendiendo a datos oficiales, solo en Galicia fueron tiroteados 75.779 zorros en el periodo 2011-2017 y se organizó una media de 12 campeonatos por temporada, no todos considerados como competición oficial porque no aparecen en el propio calendario del lobby escopetero, lo que demuestra que el negocio se está repartiendo entre sociedades de caza.

Perros utilizados para cazar zorros en Galicia.

Perros utilizados para cazar zorros en Galicia. Aitor Garmendia / Tras los Muros

Es cierto que las competiciones para masacrar zorros suponen un porcentaje muy bajo en relación al número total de animales muertos, pero si despiertan oposición social es por el simbolismo y los intentos de hacer un lavado de imagen de la caza como si fuera una práctica deportiva saludable. Solo así se entiende la inclusión de entidades colaboradoras como la Fundación Deporte Galego, dependiente de la propia Secretaría Xeral para o Deporte, o que en cada cartel los escopeteros coloquen la campaña 'Galicia Saludable', una forma obscena de vincular deporte y muerte.

En la última década han muerto, al menos, diecisiete personas como parte de prácticas de caza, entre ellas un menor de edad, pero esto no supuso ninguna autocrítica de la Xunta a la hora de elaborar en 2013 una Ley de Caza que reduce zonas de seguridad (de 200 a 100 metros), permite disparar en caminos no asfaltados o intenta obstaculizar las protestas contra estos campeonatos de crueldad. Es decir, el legislador intenta aplicar una norma para cazadores al 98% de la población gallega, cuando ni posee licencia ni permiso para disparar a animales silvestres.

Desde diferentes organizaciones se han planteado retoques de la Ley de Caza. Primero, para prohibir el uso de perros, un elemento que los cazadores utilizan para provocar peleas que son grabadas y difundidas en grupos de aplicaciones de mensajería instantánea o espacios privados en redes sociales. Son vídeos que se contestan con risas, sufrimiento animal que se convierte en un dantesco espectáculo donde se evidencia que ni conservan ni respetan nada que no sean ellos mismos.

El uso de perros, además, ha sido objeto de estudios verdaderamente científicos en donde se advierte la posible transmisión de enfermedades de los canes a otros animales domésticos, pero también a los silvestres, además de causar heridas y muertes de otros seres vivos “no cinegéticos”. De estos casos sabemos bien en Galicia, donde se han documentado jaurías de perros destrozando a un pobre gato en el municipio de Carballo, mientras los cazadores no hacían nada, ni siquiera sacar la póliza del Seguro de Responsabilidad Civil, obligatorio para sus matanzas.

Y en segundo lugar, para acabar con acciones como el uso de plomo, un metal altamente contaminante que todavía se emplea en la munición y que supone miles de muertes, aunque el perdigón esté en el campo. Las aves los ingieren de manera accidental y fallecen de una forma terrible por envenenamiento. Así que los campeonatos de caza de zorros y sus cientos de batidas cada año son responsables, además, de la muerte de otros animales, igualmente indefensos.

La batalla comenzó hace una década con las primeras convocatorias de protesta. Ahora estamos un poco más cerca de erradicar estos campeonatos de muerte gracias a una mayor conciencia social pero también un creciente apoyo político.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha