eldiario.es

9
Menú

Gran Canaria clausura la feria Animundo con un nuevo hogar para 45 perros

En total fueron seis pasarelas en las que los visitantes pudieron observar a los canes y, a medida que se sentían conquistados por los ejemplares, se los llevaron ya revisados por un veterinario, con el chip instalado y la tarjeta de vacunas al día

- PUBLICIDAD -
Feria Animundo.

Feria Animundo.

El Cabildo de Gran Canaria ha clausurado la primera edición de la Feria de los Animales de Compañía Animundo con éxito de público y el logro de haber conseguido un nuevo hogar para los 45 perros del Albergue Insular que desfilaron por su pasarela de adopciones.

En un comunicado, la institución subraya que esta ha sido la primera feria de animales de compañía que se celebra en la isla y que las pasarelas fueron ideadas como un medio para animar a las adopción de los perros de su Albergue, que en su opinión solo debe ser un centro de paso para el animal y nunca un hogar.

En total fueron seis pasarelas en las que los visitantes pudieron observar a los canes y, a medida que se sentían conquistados por los ejemplares, se los llevaron ya revisados por un veterinario, con el chip instalado y la tarjeta de vacunas al día.

Esta iniciativa del Cabildo tenía el objetivo no solo promover las adopciones, sino también incentivar la tenencia responsable de animales.

Otro de los propósitos de Animundo era dinamizar la economía, ya que todas las empresas relacionadas con el sector, desde piensos, a accesorios, centros veterinarios y hasta crematorios para una despedida acorde a un miembro de la familia, pudieron mostrar sus servicios y productos por primera vez en Gran Canaria.

Con un amplio programa de actividades con charlas, talleres y exhibiciones caninas, la feria contó con el patrocinio de las empresas Cajasiete, Hundesport y Belcando y la colaboración del Colegio de Veterinarios de Las Palmas, entre otras empresas y entidades.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha