eldiario.es

Menú

Arnés Ace de Edelrid. Sencillez y ligereza para un arnés polivalente

El Ace de Edelrid es, sin duda, un arnés que enamora a primera vista. No es por el hecho de que sea llamativo, que lo es. Es por la sencillez de su construcción, a la par que ofrece diversos usos en diferentes escenarios. Desde el primer momento en que observas el arnés, algo te llama la atención y te impulsa a tocarlo, a cogerlo y probártelo. Y entonces… ¡ya has picado!

- PUBLICIDAD -
Arnés Ace de Edelrid

He de decir que, cuando me llegó, abrí el paquete, lo cogí, lo miré por encima, y me dije, bueno, otro arnés para deportiva, habrá que ir a zonas de escuela. Pero, nada más alejado de la realidad. El estreno fue, ni más ni menos, que en unas prácticas de autorrescate en el que el primer supuesto fue estar más de media hora colgado, cual chorizo, secando en la alacena. Al ser “rescatado”, ya en el suelo, me preguntaron que qué tal había estado ahí arriba, y fue justo en ese momento cuando fui consciente de que ni me había enterado de haber estado a merced de la gravedad colgando de un arnés de menos de 300 gramos durante 40 minutos.

Arnés Ace de Edelrid


Con esa prueba, al menos para mí, en lo que respecta a la comodidad del Ace, quedaba demostrada de una forma fehaciente que Edelrid había conseguido algo muy difícil en arneses ligeros en tan solo en un uso. Evidentemente hemos seguido probándolo, simplemente para confirmar lo ya “sufrido” en nuestras carnes: el placer de estar suspendido de un trozo de tela sin notarlo…
Tras probarlo durante varias semanas, y haberlo puesto a prueba en situaciones y escenarios variados (vías de pared, de deportiva, ferratas, etc.), el uso preferente al que creemos que le podemos sacar más partido es en vías de varios largos de autoprotección y escalada deportiva. Todo ello en roca.

Arnés Ace de Edelrid


Si bien es cierto que tiene soporte para mosquetones porta-tornillos y sería un arnés fantástico para alpinismo de poder usar todo ese potencial al 100%, le rebajamos un poco la idoneidad ya que la única “contra” que le hemos encontrado es que solo se pueden usar mosquetones de la marca o similares, y además ocupa una parte de los portamateriales donde están cosidas las cintas.

Arnés Ace de Edelrid


Cómodo y ligero
Otra de las primeras cosas que notamos al caer en nuestras manos es que es un arnés muy ligero. Tenemos claro que no es el más liviano del mercado, pero poco le falta, y sin duda está en el pódium de los más cómodos, incluyendo los más pesados.
Con un peso desde 277 gramos en talla S, y 315 gramos en la L, no podemos dejar de insistir en lo muy bien aprovechados que están esos casi 300 gramos para conseguir lo que pedimos los escaladores que pasamos horas colgados por las paredes a un arnés: comodidad.
No exageramos si decimos que una vez puesto el arnés te olvidas que lo llevas abrazando tu cintura y piernas. Y no es por la anchura sobredimensionada que suelen llevar los arneses cómodos de estilo clásico, sino por la estructura “abrazante” y los materiales de construcción "3D-Vent Lite”.

Arnés Ace de Edelrid


Práctico y estético
El cinturón lumbar, sin ser especialmente ancho, es lo suficiente para que nos abrace la cintura sin que lo notemos. Ni por exceso, ni por defecto.
El Edelrid Ace utiliza la nueva tecnología "3D-Vent Lite" de la propia marca, consistente en unas bandas finas de cinta cosidas de forma tridimensional, consiguiendo distribuir la presión, minimizar el peso y permitir la transpiración. Evidentemente evacua muy bien la humedad. Casi podemos decir que una vez puesto, la humedad no se evacua puesto que no llega a condensarse en el interior del arnés.

Arnés Ace de Edelrid


Las perneras son anchas. Muy anchas. No son regulables, pero están fabricadas con el mismo tipo de material y tecnología, asegurando la comodidad y adaptabilidad a todo tipo de movimientos. Pese a no ser regulables las perneras, como ya hemos comentado, podemos ponernos ropa de abrigo sin problemas, ya que el tejido elástico que une las costuras lo permite sin problemas.

Arnés Ace de Edelrid


Independientemente de eso, hay varias opciones de tallaje, 6 en concreto, que juega con diferentes medidas de cintura respecto a perímetro de la pierna, haciendo que sea muy difícil que no encontremos nuestro modelo ajustado.

Detalles y acabados
Disponemos de cuatro portamateriales, simétricos, y de un material rígido, orientado hacia el exterior del cuerpo. Podría parecer una tontería, pero cargando los portas con material de autoprotección y cintas para ir a la guerra, siempre están en posición de ser usado el material, evitando esa mala sensación de que los portas se esconden debajo del arnés.

Arnés Ace de Edelrid


Dispone de dos cintas para mosquetones porta-tornillos que han de ser usados con el modelo de Edelrid SM-CLIP, o similares, ya que las cintas que han usado son muy estrechas para poner otros del estilo de los Caritool clásicos. Por otra parte, al instalarlos, coincide con una parte del portamaterial, restándoles algo de espacio que, sin ser excesivo, podría haberse evitado.
Un portamaterial trasero pequeño, perfecto para magnesera, navaja o las zapatillas, complementa los portas.

Arnés Ace de Edelrid


La hebilla de cierre, una única para la cintura, es de metal, recia y fácil de usar. Aloja cinta de 15mm que corre muy bien por la hebilla a la hora de apretarlo o aflojarlo.
Las perneras se pueden soltar en su parte trasera gracias a un minúsculo tridente, facilitando esas tareas poco dignas que nos sorprenden en las reuniones menos indicadas para ello.

Arnés Ace de Edelrid

Si algo queda por definir, es la durabilidad a largo plazo del arnés Ace, ya que el tiempo que lo hemos estado probando no ha sido muy extenso, pero a buen seguro, en la marca Edelrid ya lo habrán hecho para garantizarnos esa durabilidad.
En definitiva, un arnés excepcional, muy ligero y extremadamente cómodo, con todo los requisitos que le podemos exigir para todo tipo de estilos de escalada y en todo tipo de terreno.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha