eldiario.es

Menú

Cuerda Rappel 7.5mm de Simond

Simond nos presenta una cuerda que destaca por su ligereza y su escaso diámetro, un producto muy puntero ideal para vías de hielo puro, alpinismo y un tipo de escalada de pared muy determinada

- PUBLICIDAD -
Cuerda Rappel 7.5mm de Simond

Lo cierto es que, cuando tuvimos en nuestro poder las nuevas cuerdas Rappel 7.5 mm de Simond, lo primero que nos llamó la atención fue, sin duda alguna, su grosor. Aunque ya hemos tenido la oportunidad de probar con anterioridad otros modelos de otras marcas de diámetro muy similar, a los escaladores ya entrados en años no deja de sorprendernos el avance tecnológico que han sufrido las cuerdas. Y es que ahora son mucho más finas, más ligeras y, aunque parezca algo antagónico o extraño, también mucho más seguras que hace 20 años.

Cuerda Rappel 7.5mm de Simond

 

Como hemos podido comprobar durante esta prueba, Simond no se ha quedado atrás en esta carrera tecnológica en las que se han visto inmersas las cuerdas. Lo cierto es que, después de probar varios de sus modelos este año, como la Edge de 8.9 mm. de triple homologación, o la Cliff de 9.5 mm., ahora le tocaba el turno al modelo Rappel de 7.5mm., que una vez más ha cumplido con las expectativas.

Cuerda Rappel 7.5mm de Simond

 

En primer lugar, apuntar que nos encontramos con unas cuerdas con certificación para su uso en doble y gemela en 7.5 mm., que, aunque la marca las recomienda para utilización en alpinismo y hielo, nosotros también las hemos querido probar en escalada en pared, principalmente en el granito de Gredos, La Pedriza y La Cabrera. Para nosotros, quizás, el mejor campo de pruebas debido a la agresividad y dureza de este tipo de roca. Nuestra impresión… que después de más de 1.000 metros de escalada podemos asegurar que las cuerdas se han comportado todo lo bien que esperábamos y eso que no las hemos tratado con delicadeza, ya que han sido arrastradas por placas, fisuras y desplomes, además de unos cuantos rápeles a cuerda completa.

Cuerda Rappel 7.5mm de Simond

 

Principales características
Pero vayamos por partes… El peso del conjunto es fantástico ya que, a 38 gramos por metro, podemos llevar dos cuerdas de 60 metros por 4 kilos y 500 gramos, mientras que una pareja de un grosor de 8.6 nos daría un total de 5 kilos y 700 gramos. Para los que tenemos que cargarlas sabemos que más de un kilo puede ser mucho en determinadas actividades.

Cuerda Rappel 7.5mm de Simond

 

Además, durante su uso, esta ligereza se nota mucho, especialmente cuando arrastramos muchos metros con seguros intermedios que generen mucho roce. Con este modelo parece, literalmente, que no llevemos nada atado al arnés y mucho menos dos cuerdas.
Las pruebas de laboratorio arrojan unos datos fantásticos sobre todo a nivel de fuerza de choque donde en uso en doble da 5,5 KN, y en uso en gemelo anda en los 8,5 KN, cifras muy bajas que, unido a la elongación de la cuerda en dinámico de ¡casi un 36% y un 32%! hace que tenga una “patada” muy suave y que la fuerza transmitida a los seguros sea muy baja.

Cuerda Rappel 7.5mm de Simond

 

Esto, a su vez, hace que sea una cuerda ideal para escalada en hielo y vías de compromiso en roca o mixto en las que los seguros no sean lo mejor que encontremos durante el recorrido. Por otra parte, eso sí, nos penaliza a la hora de tener que “jumarear” por ella en algún momento (su elongación en estático también es elevada, 11,6% / 9,6%), recuperar rápeles largos, a lo cual tampoco ayuda su exiguo grosor, o tener que hacer un polipasto para un rescate o izar un petate.
En el apartado del aseguramiento hemos utilizado dos aparatos distintos, el Pivot de DMM, y el Reverso 4 de Petzl. Comentar que se desarrolla perfectamente con ambos aseguradores, pero recomendamos utilizar mosquetones de buen diámetro para asegurar tanto a un primero como a un segundo, además de estar muy atentos claro…
Destacar también que no hemos tenido ningún susto y, aunque la tendencia con este grosor y los aparatos es a que se “clave” más si cabe la cuerda en el canal por donde discurre, con diámetros como éstos nuestra precaución debe ser el doble.

Cuerda Rappel 7.5mm de Simond

 

La resistencia al roce y el manejo han sido muy buenas para unas cuerdas tan finas de estas características. Evidentemente sufren más que unas cuerdas de más diámetro y con mayor porcentaje de camisa, pero nos ha sorprendido su aguante muy gratamente.
En cuanto a su parte más dinámica a la hora de hacer y deshacer nudos, la manipulación de la mismas, etc., dejar claro que es una cuerda muy maleable y agradable al tacto. Se maneja bien a la hora de mosquetonarla y, después de una caída, o meterle peso al quedarnos colgados, no cuesta en exceso deshacer los nudos a pesar de que se ajustan muy bien gracias al diámetro tan pequeño.

Cuerda Rappel 7.5mm de Simond

 

Así que, como resumen, podríamos decir que las Rappel de 7.5mm son unas cuerdas muy ligeras y manejables, pero “ojo”, son como un Ferrari, es decir no son para todas las actividades, ni para todo el mundo. Son ideales para vías de hielo puro y alpinismo o una escalada de pared muy determinada.
Tened claro que son un producto muy, muy puntero y técnico que hay que saber manejar y contextualizar su uso ya que, dependiendo del tipo de vía, condiciones, etc., igual es mejor para dos escaladores y no tres. Además, los nudos autoblocantes (Machard, Prusik, etc.) necesitarán mayor longitud y un largo etcétera que solo los escaladores con un nivel avanzado sabrán valorar.

Cuerda Rappel 7.5mm de Simond

Dicho todo lo anterior, nos ha parecido una cuerda, dentro de su tipo y grosor, de lo mejor del mercado sin lugar a dudas y a un precio muy, muy competitivo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha