eldiario.es

9

Antoine Guillon y Pere Garau repiten triunfo ex aequo en Menorca

Lucía Pasamar se luce en la versión femenina de la OTSO Trail Menorca Camí de Cavalls

OTSO Trail Menorca Camí de Cavalls.

La octava edición de la OTSO Trail Menorca Camí de Cavalls ya tiene vencedores, en plural. Como ya ocurrió el año pasado con los mismos protagonistas, Antoine Guillon y Pere Garau han sido los primeros en llegar a la meta en la modalidad de 185 km, la más dura de las seis que forman en evento. Bajo el arco de llegada han repetido un abrazo que puso el broche de oro a un esfuerzo inmundo y que simboliza los mejores valores del deporte.

La carrera partió el día anterior desde Ciutadella, con Garau marchándose en solitario. Tras la experiencia de 2018 en la que fue más conservador, el mallorquín no quería perder ni un segundo y se lanzó directo a su objetivo de terminar por debajo de las 19 horas. Con el mismo propósito de tiempo partió Guillon, aunque con una estrategia muy diferente. Aquejado por una tendinitis en la rodilla derecha, el francés no quiso forzar en el primer tercio del recorrido, pero a partir de Arenal d’Es Castell (km 66) apretó el acelerador y se acabó despegando de Eugeni Roselló y Lluís Ruiz. En ese mismo punto sufría una caída el que hasta entonces era el segundo clasificado, Javi Pons, que tuvo que retirarse.

Durante la noche, Antoine Guillon, que ha había vencido en las tres últimas ediciones y conoce el recorrido al milímetro, continuó con su ritmo progresivo y fue limando los 15 minutos que llegaron a separarles. En Calan Porter (km 130) le alcanzó y desde ese punto cabalgaron juntos hasta la Plaça des Born, punto y final de este año de la OTSO Menorca Camí de Cavalls. Terminaron mejorando en 39 minutos su tiempo del año anterior y batiendo el récord que el propio Guillon había establecido en 2017 (19h18’53”). El catalán Lluís Ruiz completó el podio con un tiempo de 20h16’.

“Estoy destrozado”, sentenció exhausto Pere Garau. Cuando recuperó el habla, explicó que “ha sido increíble. Cuando Antoine [Guillon] me ha alcanzado pensé que sería imposible seguir con él. Sin embargo, la causa por la que corría valía la pena y me ha dado fuerzas para sufrir”, explicó este mallorquín, que está intentando completar la vuelta a Formentera, Menorca (ya completadas), Ibiza y Mallorca, para conseguir fondos para la Asociación de Andrade, una dolencia de la que él también es portador.

Por su parte, Antoine Guillon reconoció que dentro del compañerismo sí que hubo ciertos tanteos por la victoria, pero que finalmente la mejor estrategia fue seguir juntos. “Él se adelantaba en las subidas y yo iba mejor en los llanos, pero al final hemos preferido compartir los últimos kilómetros y un momento tan bonito como el de entrada en la meta. Me gusta mucho esta prueba porque tiene un recorrido coherente y es un reto muy duro porque se puede correr casi en su totalidad”. El próximo desafío del galo, cuatro veces vencedor de la TMCdC, será batir la marca en la vuelta a la Isla Reunión, para lo que tendrá que superar 212 km sobre asfalto en menos de 21h20’.

Antoine Guillon.

Lucía Pasamar se luce en la versión femenina

En chicas, la más rápida en completar los 185 km de este mayúsculo reto alrededor de la isla ha sido Lucía Pasamar, que ha dado todo un recital de cómo encarar una prueba de ultrarresistencia para terminar con 22 horas, 7 minutos y 39 segundos. 16 minutos más tarde, Laia Díez aparecía en la meta en segunda posición. Ambas protagonizaron un magnífico duelo deportivo y acabaron destrozando la mejor marca femenina histórica, en manos de Gemma Avellí desde 2017 (24h46’).

La prueba arrancó con Díez llevando la voz cantante. La de Manresa pasó en cabeza por los primeros puntos de control en el norte de la isla, pero algunos problemas estomacales le hicieron reducir el ritmo a su paso por Cala Tirant (km 53). Mientras, Pasamar, que había salido a hacer su propia carrera, aprovechaba la situación y en Arenal d’en Castell (km 66), tras conversar unos instantes con la catalana, cogía el liderato.

La noche no frenó a las corredoras que ya pasaban por el parque natural de S’Albufera d’es Grau y Mahón con un tiempo por debajo del récord. Díez se había recuperado de sus molestias y apretaba los dientes, pero no conseguía que la diferencia con la ceutí bajase de los 10 minutos.

El último tramo, que atraviesa lugares tan emblemáticos como la playas de Macarella o el Far d’Artrutx, iba a resultar decisivo y era Pasamar quien llegaba con más energía en sus piernas. La atleta, cardióloga de profesión y residente en Mallorca, apareció en la meta como vencedora y octava en la clasificación general. El tercer puesto del cajón sería para Eva Orives.

“Entreno muy duro durante todo el año en busca de momentos como éste, aunque no te voy a negar que aguantar la sección final ha sido durísima. Estoy muy contenta porque mi intención era no sobrepasar las 24 horas de carrera y la pelea con Laia [Díez] ha hecho que haya mejorado las previsiones”, explicó la corredora, que ya en 2016 venció en la modalidad TMCN, de 100 km.

Con 22h33’57” completó la vuelta a Menorca Laia Díez. La que fuera vencedora en 2013 y 2017 reconoció a su entrada que, a pesar de hacer “un carrerón, se me ha escapado la victoria. Sinceramente, nunca llegué a pensar que la podría alcanzar, pero me quedo muy contenta con el tiempo que he hecho. El nivel está subiendo y es un gusto ver como cada vez hay más chicas que estamos apretando fuerte”.

Lucía Pasamar.

Marco de Gasperi, Pau Capell, Jordi Gamito y Gerard Morales, protagonistas en el resto de distancias

Además de los participantes de la TMCdC, centenares de corredores han llegado en la jornada de hoy a la Plaça des Born, donde en esta octava edición se ubica el arco de meta. Entre ellos, algunas figuras relevantes del trail running internacional, que han hecho los deberes en sus respectivas distancias.

Así, Marco de Gasperi se ha proclamado vencedor en la modalidad STCN, de 27 km. El italiano, que no podía medirse a distancias superiores al estar convocado por su selección para el próximo Mundial de Trail Running, paró el crono en 1h47’30”, lo que implica un extraordinario ritmo medio de 4min/km. “Me gusta probar nuevas carreras y a esta seguro que volveré. Muchos amigos me habían hablado de ella porque la isla es increíble”, comentó el legendario atleta.

En los 45 km de la TCS, el triunfo ha sido para Pau Capell, vigente campeón del Ultra-Trail World Tour. “He pasado por lugares impresionantes en los que he estado tentado de parar, pero tenía a los rivales pisándome los talones”, reía el catalán que ha superado a Damián Ramis e Isaac Riera.

Jordi Gamito se ha impuesto en la TCN, de 58 km, reencontrándose con las buenas sensaciones que no obtuvo el fin de semana pasado en Transvulcania. “La semana que viene viajo a EE.UU. para preparar Western States, una carrera muy larga en la que suele hacer mucho calor, así que espero que estas experiencias me valgan para afinar el cuerpo”.

Por su parte, el mallorquín Guillem Caldés sorprendió en los 85 km de la TMCS guardando el triunfo en las islas. “Ha sido un sueño ganar aquí con el nivel que hay aquí. No lo imaginaba, pero cuando me he visto he cabeza en el último control en Cap d’Artrutx me he dicho a mí mismo que tenía que dar todo lo que tenía. Y me ha salido bien”.

Por último, Gerard Morales completó los 100 km de la TCMN en tan solo 9h05’, demostrando la importancia que para él tenía esta carrera. “En el deporte cuanto más sufro, más disfruto, y creo que por eso estoy aquí. Esta es una prueba en la que se sufre muchísimo porque no te da descanso, pero con unos paisajes que te lo curan todo”.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha