eldiario.es

9

Campobase Campobase

Debemos permanecer en casa

Covid-19.

Vienen días duros y complicados en los que esto de estar en casa y salir lo menos posible nos va a costar a todos. Y, probablemente, a nosotros, los amantes de la montaña, mucho más que al resto.

En mi caso particular, debo admitir que llevo ya varios días sin salir de casa en los que he acabado un par de series y he leído unos cuantos libros, desde Los duelistas, de Joseph Conrad, a Historias de escalada, de Jim Bridwell. Éste último para fustigarme un poco, lo confieso.

También he leído Vida, la biografía de Keith Richards. Qué puedo decir, con éste también me he fustigado un rato, ya que el tipo se lo ha pasado en grande sin subirse a una sola pared. Al menos que él recuerde, eso si.

Paso de colgarme en una barra de dominadas y subir y bajar hasta que reviento, a sentarme a leer o trabajar un poco. Vivo como un estudiante de teleco en época de exámenes. Y sí, me matan las ganas de salir a correr, como suelo hacer desde Manzanares El Real hasta la cumbre de El Yelmo, o a disfrutar de una escalada en el Torozo o La Cabrera. Echo de menos hasta salir a dar un simple paseo con la moto y parar a tomarme una 0´0 y un bocata en ‘El Manolo de Patones’ antes de ir a hacer unos largos de escalada deportiva con algún colega que ande por allí.

Sí, llevo solo cuatro días intentando no salir de casa, por decisión propia. Y puedo asegurar que eso para alguien como yo, y seguramente como tú, es similar a estar confinado en una prisión de Texas condenado a 10 años de trabajos forzados limpiando carreteras.

Pero la realidad es que, cuando salgo de mi microcosmos egoísta y pienso en unos cuantos amigos que se están partiendo el pecho por mi, y por ti, en las urgencias de un hospital, lo que menos quiero es aparecer por allí con una fractura por una caída estúpida e innecesaria, ya sea corriendo o escalando. Lo último que quiero es aumentar el problema de los servicios sanitarios que os aseguro es importante. Tampoco quiero ser un portador asintomático del maldito Covid-19 y extenderlo alegremente por ese bar donde paro a tomar una cerveza después de un relajante día de moto.

No hay más, ¡hay que quedarse en casa! Es por sentido común, por todos aquellos que están peleando por nosotros, y por todos aquellos a los que este Coronavirus les puede truncar la vida de alguna manera. El monte puede esperar 15 días. No se va a ir ninguna parte, te lo aseguro.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha