eldiario.es

9
Menú

David Lama, Peter Ortner y Hansjörg Auer aúnan fuerzas frente a un objetivo común: el Masherbrum

El trío de ases austriaco se encuentra en el Karakorum, Pakistán, donde intentarán ascender por la aún virgen cara Nordeste del Masherbrum (7821 metros)

- PUBLICIDAD -
David Lama y Peter Ornter frente al Masherbrum (7.821metros) en 2013.

David Lama y Peter Ornter frente al Masherbrum (7.821metros) en 2013.

Son sin duda alguna tres de los más importantes alpinistas austriacos, y posiblemente también del mundo, y es por ello que David Lama, Peter Ortner y Hansjörg Auer, han decidido aunar fuerzas para enfrentarse a la que es considerada por mucho una de las paredes vírgenes más peligrosas y difíciles del planeta: la monstruosa vertiente Nordeste del uno de los gigante pakistaní, el Masherbrum (7821 metros).

El Masherbrum se encuentra al Nordeste de Skardu en el Karakorum. Su impresionante vertiente Nordeste arranca a 5.000 metros de altura hasta casi los ¡8000 metros! Casi 3.000 metros verticales vírgenes de hielo y roca que Lama describe como “algo así como la cara norte del Eiger con el Cerro Torre encima”. Para entender la embargadora de esta empresa, basta decir que hasta la fecha el Masherbrum cuenta con tan solo cuatro ascensiones desde que los norteamericanos William Unsoeld, George Bell, Nicholas Clinch y el pakistaní Jawed Akhter lo lograran en 1960 por la vertiente Sureste. La cuarta y última en 1985, es decir, hace casi 30 años. Lama, Ortner y Auer intentarán ahora abrir una nueva vía por la vertiente Nordeste siguiendo la línea que en 2006 intentará sin éxito la expedición rusa liderada por Alexander Odintsov. Ortner y compañía saben que no va a ser una tarea muy difícil: “ este proyecto va a requerir todo nuestra experiencia y conocimiento como alpinistas, además de una precisión y técnica de escalada perfecta” aseguraba Ortner antes de partir. Pese a ello, aseguraban también que se mantendrían fieles a su estilo alpino, ya que haría que la actividad fuese incluso más extraordinaria.

Sin duda, Un objetivo y una pared que cautivaron desde el primer momentos a estos austriacos tal y como el propio Lama comentaba: “ desde la primera vez que me planté frente al Masherbrum sabía que había encontrado lo que estaba buscando. Una pared tan gigantesca y difícil que te siente tentado a pensar que es inaccesible”.   

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha