eldiario.es

9

Escalada en Morella

Hacía mucho tiempo que queríamos ir a Morella, así que, aprovechando que Mercedes nos había prestado la Marco Polo, decidimos que la localización del lugar, así como las carreteras que llevan a la ciudad amurallada castellonense, eran perfectas para ponerla a prueba. 

Escalada en Morella

En total, unos 400 kilómetros, con un primer tramo de autopista por la A2 saliendo desde Madrid para, posteriormente, desviarnos hacia carreteras nacionales en las que abundan las curvas y donde nos encontramos algún que otro puerto de montaña. Así que un terreno ideal para probar la nueva Marco Polo.

Escalada en Morella


Gracias a mi buen amigo Fermín, habíamos oído hablar del desarrollo de una zona de escalada muy prolífica cercana al pueblo, a unos 7 kilómetros, y que reunía, no solo muros con orientación para el verano, sino también otros perfectos para escalar en invierno como bien pudimos comprobar. Con la ayuda de Diego Miralles, uno de los equipadores más activos de la zona, nos hicimos rápidamente con los croquis y sin perder un instante nos dirigimos a las paredes.

Diego Miralles “Mija” en ‘Desafío rastafari’ (7b+).

Diego Miralles “Mija” en ‘Desafío rastafari’ (7b+). © Fermín Peñarroya


El acceso es fácil y comodísimo, y cuenta con un pequeño aparcamiento natural donde caben varios vehículos y en el cual nos pudimos quedar a pernoctar con la Marco Polo. Desde aquí tenemos las paredes de los sectores más cercanos a no más de 10 minutos, y entre 20 y 30 los más alejados, con un camino muy cómodo y muy bien señalizado por hitos que nos llevará a hasta los pies de vía. Por regla
general, éstos son amplios, lo que nos permitirá ir en familia y disfrutar de una agradable jornada. Claro está, siempre con el debido cuidado como en toda zona de escalada.

Jesús en ‘multiorgasmica’ (7a+).

Jesús en ‘multiorgasmica’ (7a+). © Fermín Peñarroya


El tipo de escalada que nos encontraremos aquí es muy variado, desde zonas de techo, a vías verticales o placas tumbadas, y todo ello en rutas que pueden ir desde uno a varios largos. Éstas últimas son las que más están creciendo y desarrollando últimamente y, según los propios aperturistas de la zona, ya existen unas 15. No obstante, de esto hablaremos más en profundidad en otro artículo ya que la zona da para mucho. De hecho, en este reportaje solo os presentaremos los muros principales, o más populares, pero hay que tener en cuenta que el número de vías en la escuela está ya entorno a las 300… y sigue creciendo.
En cuanto a la roca que nos encontraremos, apuntar que es una caliza de buena calidad y que en los largos de placa crece algo de musgo, lo que le da un punto picante a la escalada. En los largos verticales se sujeta bien. Los seguros están muy bien emplazados en general, sin alejes que nos hagan sufrir en exceso, y sin tener que llevar 20 cintas exprés para una vía de 15 metros.

Jaume Segura en ‘Araboges de placer’ (7c).

Jaume Segura en ‘Araboges de placer’ (7c). © Fermín Peñarroya


Así que, en general, es una zona que nos ha gustado mucho y que bien se merece no solo una, sino muchas visitas, ya que la cantidad de buenas vías con sus diferentes orientaciones hacen de Morella un lugar en el que se puede escalar todo el año.

GUÍA DE LA ZONA

Cómo llegar
Desde Morella cogemos la carretera CV-14 en dirección Forcall. Empezaremos a ver los primeros muros a los pocos kilómetros (5/6 km), y después del kilómetro 9, en una recta larga, encontraremos a la derecha una salida hacia una pequeña pista con un poste con señalización de tráfico. Nos meteremos en la pista y en unos 70 metros llegaremos a un parking desde el cual se ve todo el muro principal.

Escalada en Morella


Otra opción es dejar el coche en un apartadero un poco más adelante, en la parte izquierda de la carretera (ojo con las maniobras ya que es una zona con mucho tráfico de camiones). Después, la llegada a los sectores es fácil ya que la señalización mediante hitos es muy clara.

Cuándo ir
El muro principal presenta orientación suroeste, por lo que se puede ir todo el año salvo en verano. No obstante, se están abriendo muchas vías con orientación noroeste, lo que permite ir a escalar incluso en los meses de más calor.

Equipamiento
El equipamiento general es muy bueno, con parabolts a distancias lógicas. Las vías de largos están equipadas y son rapelables por las mismas.

Santi Sabater en ‘Animal flex’ (7a+).

Santi Sabater en ‘Animal flex’ (7a+). © Fermín Peñarroya


Tipo de escalada
Como hemos indicado con anterioridad, en Morella los muros son de caliza de buena calidad en general, con diversidad de estilos, desde la placa de adherencia de la zona de La Rampa, donde encontramos vías de grado asequible, a la zona de El Muro, donde están las rutas más verticales y de mayor dificultad.

Albert Pastrana en ‘Un mundo difichile’ (7a).

Albert Pastrana en ‘Un mundo difichile’ (7a). © Fermín Peñarroya


En La Devesa, la zona en la que hemos estado nosotros, nos encontramos con 70 vías aproximadamente de entre 20 y 30 metros de longitud.

Dónde dormir
En principio se puede dormir en cualquier sitio. El parking de la zona es un buen lugar, ya que es amplio y cómodo, pero sino en Morella hay una zona específica para autocaravanas. Incluso se podría hacer noche fuera de las murallas, en los parkings normales habilitados para coches.
Por último, destacar que hay fuentes y todo tipo de servicios necesarios, tales como restaurantes, gasolineras, supermercados, farmacias etc., en los distintos pueblos cercanos… hablamos de Forcall o el propio Morella.

LA ZONA DE ESCALADA. SESCTOR LA DEVESA

Zona El Techo

Escalada en Morella

Zona El Techo


Zona La Fuga

Escalada en Morella

Zona La Fuga


IMPRESIONES CON MARCOPOLO DE MERCEDES-BENZ

Cuatro días saben a poco, la verdad. Por nuestra parte hubiéramos estado probando la Marco Polo de Mercedes-Benz un mes más, pero hubiera sido por vicio. No obstante, en estos cuatro días hemos podido sacar varias conclusiones definitivas con respecto a este gran vehículo.

Marco Polo de Mercedes-Benz


A nuestro entender, la más clara, y principal, es que, al final, el modelo Marco Polo es realmente una casa metida dentro de un Mercedes de gama alta, con todo lo que eso implica. Pero vayamos por partes…

La conducción
Fundamental en cualquier vehículo, como es obvio, aunque a veces nos olvidamos de ello centrándonos en otros detalles. En este caso, solo puedo decir que es perfecta. La unidad de prueba que hemos disfrutado estos días era la 250d y contaba con el conocido sistema de tracción a las cuatro ruedas de la marca, el 4Matic. Los 190 caballos, unido al cambio 7Gtronic automático de siete velocidades y su tracción total, hace que en autopista nos sintamos como dentro una nave espacial. En puertos de montaña -pasamos unos cuantos en nuestro viaje- y carreteras reviradas, la tónica general en la vida de un deportista de montaña, lejos de perder fuerza, la sensación de potencia y de ir dentro de una nave se mantuvo en todo momento.

Escalada en Morella


No hubo un solo momento en el que la Marco Polo nos dejase tirado por falta de potencia… o de frenada. Su comportamiento al entrar y salir de las curvas es mucho más parecido al de un todo terreno de gama alta grande que al de una furgoneta. Está claro que se puede viajar ligero con ella sin sustos ni imprevistos, y realizar adelantamientos con absoluta seguridad en carreteras secundarias sabiendo que no nos vamos a quedar a medias.
El consumo ha sido además muy contenido para este tipo de vehículo, en torno a los 7L a los 100 km. En definitiva, estamos ante un vehículo que corre, frena y se agarra al asfalto de forma excepcional.

El habitáculo
Este es otro aspecto muy a tener en cuenta ya que la comodidad y el espacio son dos factores por los que se busca este tipo de vehículos. En este caso, la Marco Polo probada venía con una disposición para cuatro personas, eso sí, tanto las plazas de delante como las de detrás más que amplias y cómodas, perfectas para viajes largos.

Escalada en Morella


El maletero ofrece, en principio, unos 670 litros de capacidad, con lo que tenemos espacio de sobra para llevar material y equipaje para escapadas de larga duración. Digo en principio ya que la configuración es muy variable. Se puede, si queremos, adelantar las plazas traseras mediante railes y ganar un espacio excepcional para meter más equipaje.

Escalada en Morella


Durante la prueba, de cuatro días de duración, salimos dos personas con material para hacer escalada deportiva y en pared con varios petates con cuerdas simples, dobles, friends, cintas, mochilas, sacos de dormir, ropa para ir desde la montaña a la playa, comida, bebida y un largo etc., y de espacio fuimos más que sobrados.
El apartado de su capacidad está, por lo tanto, más que comprobado. Sobre todo porque a nuestra vuelta decidimos cargarla aún más, y con material para actividad invernal, esquís incluidos, y seguimos sin tener problemas de espacio.

El equipamiento
Como ya comentamos en el primer apartado, la Marco Polo de Mercedes-Benz es, sin duda, un modelo de gama alta en todos los aspectos. No le falta de nada, pero aparte de la equipación típica de un vehículo camper, es decir, cocina, fregadero, nevera (de 40 Litros), calefacción independiente, dos camas para cuatro personas (una en el techo y otra combinando los asientos traseros, mesa plegable, etc., nos encontramos con infinitas posibilidades de equipamiento equiparable a cualquier otro modelo de la marca, desde el paquete deportivo, pasando por asientos de cuero, detector de ángulo muerto, calefacción en los asientos, equipo multimedia, asistente de distancia, etc.

Escalada en Morella


Nos gustaría destacar en este aspecto especialmente el sistema de aparcamiento con cámaras de 360 grados, muy útil en la vida de un montañero que tiene, no solo que aparcar en sitios extraños, sino que en muchas ocasiones se ve obligado a circular por zonas angostas, sin asfaltar bien e incluso con obstáculos. Este problema queda totalmente resuelto en este caso ya que el vehículo controla nuestra marcha y nos ofrece una visión tridimensional de por dónde vamos en la pantalla multimedia. Además, nos avisa mediante pitidos y luces cuando nos encontramos cerca de algún obstáculo.

Escalada en Morella


Lo cierto es que podríamos hacer un artículo más que extenso destacando las virtudes de la Marco Polo de Mercedes-Benz, pero la realidad es que no somos una revista del motor… No obstante, os aseguro que lo único que me separa de una felicidad máxima son 68.000 euros.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha