eldiario.es

Menú

Escalada artificial

Cuando queremos ascender por una pared donde las presas naturales no son suficientes para poder llegar a la cumbre, utilizaremos medios artificiales. Éstos nos ayudarán a progresar por la pared por donde nos parecía imposible hacerlo antes, aunque siempre gracias a una técnica concreta de progresión

- PUBLICIDAD -
Escalada artificial

Para poder avanzar por lugares en los cuales las presas naturales no son suficientes es necesario hacer uso de medios artificiales siguiendo una técnica de progresión adecuada. Si queremos hacer un correcto uso de este sistema de progresión necesitaremos, además del material habitual para una escalada de varios largos, los siguientes elementos:

Estribos: escalerilla de peldaños para la progresión. Éstos suelen ser de cinta gruesa con unos 5/6 peldaños por estribo, aunque antiguamente, y en algunos momentos en invierno todavía se emplean de cordino y peldaño metálico. Si tenemos los estribos de distinto color nos será más fácil diferenciar uno de otro a la hora de progresar.
Daisy chain o cinta probadora: es una cinta cosida que se emplea para probar los distintos seguros flotantes que podamos ir colocando a lo largo de una vía y como cabo de anclaje. Ésta nos permite engancharnos a diferentes distancias de la pared. También podemos combinar con un cabo de anclaje regulable, compuesto por cordino y placa slyde. De este modo conseguimos acércanos a la pared de manera fácil, sobre todo en desplomes o techos. La combinación de los dos puede ser muy acertada (un cabo diferente en cada estribo) dependiendo de lo que necesitemos en cada caso dentro de la pared. Eso sí, si vamos a probar la colocación del material utilizaremos siempre la daisy.
Fifí: pequeño gancho metálico que unido al arnés nos ayudará para acercarnos a la pared para así colocar la siguiente pieza y poder progresar. También se emplea colocado en el estribo, y junto con un cordino atado hasta el escalador para las salidas de artificial a libre, recuperando el estribo de manera fácil y cómoda.
Gancho: muy útil para progresar en algún paso al colocarlo sobre una laja de roca entre emplazamientos donde se puede equipar o colocar algún seguro.

Este es el material mínimo para poder progresar en vías sencillas de artificial, a partir de aquí es un mundo muy complejo lleno de trucos y de multitud de piezas de progresión y seguridad donde cada escalador tiene sus propios trucos y maneras de progresar.

En primer lugar debemos estudiar la vía que queremos hacer para saber qué material necesitamos. Lo normal es empezar por una vía sencilla que nos recomiende algún amigo escalador y ya de paso saber qué material vamos a necesitar, entre otras cosas porque una vía de escalada compleja requiere mucho material. Y aunque siempre hay trucos para recuperarlo, si nos falta, o nuestro compañero nos lo puede pasar por una cuerda auxiliar, sinceramente no es recomendable meterse en una gran pared hasta haber aprendido bien la técnica, ni cuánto material se suele emplear en una vía de artificial. Técnica básica de progresión con estribos Lo normal cuando empezamos a escalar vías de artificial es que estén equipadas o semiequipadas con fácil protección para así poder progresar de manera cómoda y con el mínimo riesgo hasta dominar perfectamente la técnica.

Pasos 1, 2, 3 y 4
Lo primero que haremos será colocar el primer seguro si no está colocado y probarlo. En esta cinta colocaremos el estribo con su mosquetón correspondiente y seguidamente nuestra cinta probadora (daisy), que irá desde nuestro arnés hasta el estribo. Seguidamente nos colgaremos para probar que el seguro está bien colocado y no salta con nuestro peso. Tras comprobar su resistencia comenzaremos a subir por los peldaños del estribo hasta poder ganchear con la fifi en el punto más alto de nuestro estribo. De esta manera conseguimos estar pegados a la pared, de manera cómoda para así poder colocar el siguiente seguro.

Escalada artificial

Ilustración Alex Romero


Pasos 5, 6 y 7
Una vez emplazado el siguiente seguro le colocaremos la cinta exprés, y a ésta le colocaremos el segundo estribo que llevamos en el mosquetón superior de la cinta exprés para dejar libre el mosquetón inferior para cuando tengamos que chapar la cuerda de escalada. Al estribo le colocaremos la daisy (cinta probadora) y con cuidado nos colgaremos sobre ella como si fuese un cabo de anclaje. Tras cargar nuestro peso y dar unos golpes a la tensa cinta probadora veremos como actúa en seguro puesto. Si éste se ve perfectamente colocado, y no ha saltado de su sitio ni se ha movido, pasaremos la cuerda por la cinta exprés del estribo anterior y con cuidado nos pasaremos al nuevo estribo colocado. Una vez en el estribo recién colocado subiremos por él hasta la parte más alta que podamos y no engancharemos con la fifí para así poder colocar el siguiente seguro. Este sistema se repetirá a lo largo de la vía de manera continua hasta llegar a la reunión. El compañero subirá detrás, bien con estribos por los mismos seguros o con un puño bloqueador o jumar por la cuerda, recuperando todo el material.

Escalada artificial

Ilustración Alex Romero


Técnica posición estable para paredes verticales
Esta posición consiste en colocar el pie que se encuentra posicionado sobre el estribo sobre el otro pie que está en el aire, de manera nuestro cuerpo se estabilizará para así poder colocar el siguiente seguro cómodamente.

Escalada artificial

Ilustración Alex Romero


Técnica de la cigüeña. Posición muy cómoda para zonas desplomadas
La posición de la cigüeña es la más cómoda para poder trabajar y superar zonas desplomadas cuando mantener una posición adecuada y próxima a la pared es algo difícil. Consiste en colocar el pie en el que tengamos el estribo debajo del culo, permitiéndonos sentarnos sobre él. Éste tiene que estar entre las piernas lo más pegado posible a la ingle de la pierna flexionada para ganar sujeción y comodidad. Mientras, la otra pierna permanecerá estirada y apoyada sobre la pared del techo.

Escalada artificial

Ilustración Alex Romero


¿Cuándo chapamos la cuerda?
En escalada artificial, bien llevemos una o dos cuerdas, lo más recomendable es chapar la cuerda a la cinta exprés una vez que nuestra cintura haya pasado la cinta, de manera que si salta el seguro no nos pille con demasiada comba de cuerda y caigamos bruscamente sobre el anterior seguro, arrancándolo y creando una posible cremallera de seguros. Esto no suele ocurrir si los seguros son muy resistentes o la vía está equipada, pero ante seguros precarios es muy importante realizar la técnica tal y como es. Pensar que lo más dinámico que tenemos dentro de la cadena de seguridad es la cuerda y ésta se tiene que colocar de manera que absorba nuestra caída y no las cintas o cabo de anclaje.

Recomendaciones
• Según sea el seguro tenemos que evitar balancearnos sobre los estribos, sobre todo en los pasos de uñas.
• Si tienes previsto subir por varios pasos complicados puedes proteger mejor el último seguro bueno e incluso colocar una cinta disipadora en este punto para garantizar su resistencia.
• Trabajar el equilibrio sobre los últimos peldaños del estribo nos permitirá llegar más alto para colocar futuros seguros que en ocasiones es indispensable.
• Las rodilleras y las zapatillas son indispensables para vías puras de artificial, llevando lo pies de gato para posibles recorridos en libre.
• Desarrollar pequeños trucos, como alargues para chapar, ganchos especiales para agujeros de pitones o cordinos para esos clavos machacados donde es imposible chapar, nos hará la vida más fácil y cómoda durante la progresión. En el artículo de escalada artificial ligera ya explicamos cómo colocar y llevar los estribos para salir de un paso de artificial a libre.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha